Proverbios

El poder de la  creatividad

¿Te consideras creativo? ¿Qué tanto aplicas la crea­tividad en tu vida diaria? ¿Te gustaría sacar el mayor provecho a tus dones y talentos para tener ideas increíbles? A continuación descubre algunas claves que te ayudarán a explotar al 100% esas ideas que ­ enes en tu cerebro.

Etimología: La palabra Creatividad deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer.

¿Qué es creatividad? Es algo original, único. Nada falsificado ni copiado.

Uno de los ejemplos más asombrosos de creatividad se encuentra en los dos primeros capítulos de Génesis. Dios tuvo claro cómo serían el cielo, la ti erra, el agua, la luna, el sol, etc., y hasta los más de 8 millones de especies. Lo más increíble es que a cada uno de nosotros nos hizo a su imagen y semejanza con un toque especial. Somos únicos e irrepetibles. Juan 1:3 dice: Por medio de él todas las cosas fueron  creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir. Recordemos esto: NO somos creadores, somos creativos.

La historia de Bezalel y Aholiab

Moisés les dijo a los israelitas: «Tomen en cuenta que el Señor ha escogido expresamente a Bezalel, hijo de Uri y nieto de Jur, de la tribu de Judá, y lo ha llenado del Espíritu de Dios, de sabiduría, inteligencia y capacidad creativa para hacer trabajos artísticos en oro, plata y bronce, para cortar y engastar piedras preciosas, para hacer tallados en madera y realizar toda clase de diseños artísticos y artesanías. Dios les ha dado a él y a Aholiab hijo de Ajisamac, de la tribu de Dan, la habilidad de enseñar a otros. Éxodo 35:30-34.

Esta historia que ocurrió hace miles de años, muestra claramente cómo Dios dotó a estos hombres de habilidad y capacidad creativa. Piensa en esto: así como Dios llamó a Bezalel y Aholiab para  realizar tareas de diseño, también te ha escogido a ti para desempeñar tareas creativas.

¿En qué eres bueno?, ¿qué te gusta?, ¿qué dones y talentos ti enes? Pídele a Dios que te revele y ¡empieza a cultivarlos!

Haz que tus ideas brillen

Todos podemos ser creativos por medio del uso de las habilidades singulares que Dios nos ha dado, sin embargo, cuídate para qué usas tu creatividad, ¿para algo bueno o malo? McManus dice: “Cada palabra, cada acción, cada acto creativo, debe tener como intención final dar vida a otros” El gran ejecutivo de publicidad Leo Burnett , creó la “Human Kind Scale” donde muestra en una escala del 1 al 10, qué tan buena y/o creativa es una idea.

Si la idea está entre uno y cuatro: No hay idea, es algo destructivo, invisible, no se entiende el propósito de la idea.

Si la idea está entre cinco y siete: Se entiende el propósito de la idea, inspira, es inteligente y está bellamente ejecutada.

Si la idea se ubica entre ocho y 10: es una idea que cambia la forma en que la gente piensa y siente, es una idea que puede cambiar el mundo.

Termómetro de las ideas ( Human Kind Scale)

  1. Destruc­tiva.
  2. No hay idea.
  3. Invisible.
  4. No se entiende el propósito.
  5. Si se entiende el propósito.
  6. Una idea inteligente.
  7. Una idea inspiradora bellamente ejecutada.
  8. Una idea que cambia la forma en que la gente piensa y siente.
  9. Una idea que cambia la forma en que la gente vive.
  10. Una idea que cambia el mundo.

Según el periodista Hernán Restrepo, quien trabajó hace unos años en la agencia Leo Burnett , y fue uno de los talleristas en la Conferencia Global de Casa Sobre la Roca para hablar sobre “El poder de la creatividad”, la escala Human Kind puede ponerse como ejemplo en la vida del rey David: “Este personaje tuvo ideas buenas y malas. El adulterio con Betsabé fue una idea pésima, destructiva y sin propósito (2 Samuel 11).

Una idea que pongo en el cuatro, tiene que ver cuando David tuvo que trasladar el arca del Señor a Jerusalén porque el procedimiento que escogió para hacerlo fue un desastre (2 Samuel 6). Y una idea que califico en el ocho, fue la forma en que David mató a Goliat, usó su lanza y jabalina de forma creativa (1 Samuel 17). No olvidemos que la idea 10 que cambió al mundo fue el sacrificio que Jesús hizo por nosotros: morir en la cruz, dar su vida para perdonar nuestros pecados y darnos vida eterna.

Claves para ser creativos

– Sé sensible a la voz de Dios.

– Aprovecha el tiempo y los recursos que ti enes a la mano.

– Reconoce que tu creatividad no viene de ti sino de Dios.

– Que no se te olvide que la creatividad no requiere de fama. El señor exalta a los humildes… No hagan nada por egoísmo o vanidad… consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Filipenses 2:3.

– Si tienes conceptos claros, evita improvisar. La mayoría de los que improvisan no tienen claro su enfoque.

– Apasiónate por lo que haces.

– No te bases en la imaginación, ten un pensamiento coherente fuera de la ficción.

– Hazte preguntas y sal de tu zona de confort.

– No seas egoísta. La creatividad que tienes no es para ti , es para servir a otros.

4 factores que bloquean nuestra creatividad

Harriet Griffey, escritora, periodista y coach de rendimiento explica cuatro factores que inhiben la creatividad:

  1. Autocensura

Nuestra propia voz crítica es el mayor de nuestros enemigos. Frases como “no soy capaz”, “no me va salir”, “no le va a gustar a nadie”, “no soy lo suficientemente bueno(a)”… bloquean la creatividad.

  1. Fijación funcional

Este concepto se refiere nuestra rigidez o falta de flexibilidad ante una idea. Por ejemplo, pensar que un lápiz solo sirve para escribir. Sin embargo, si abrimos nuestra mente, puede ser una flecha, una batuta, un batidor.

  1. Miedo al fracaso

A hacer el ridículo, a que se rían de nosotros, que piensen que somos un fraude… Al buscar la aprobación de los demás por encima de la nuestra, la creatividad se atasca.

  1. Autoexigencia

La perfección es enemiga de lo bueno, y si buscamos la perfección, seguimos un ideal establecido por otros, o por nuestras propias exigencias desproporcionadas. La creatividad abarca el resultado, pero también el proceso.

Escucha el podcast H&C: “El poder de la creatividad”:

Por: Jennifer Barreto – Jennifer.barreto@revistahyc.com

Fotos: Alice Dietrich y Edu Lauton – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Share:

Leave a reply