Ester

Prohibido para mujeres

Aunque no lo crea, miles de mujeres en el mundo no tienen independencia para hacer cosas sencillas como coger taxi, ir a un estadio de fútbol o simplemente viajar. La palabra “libertad” no es conocida por muchas. El machismo sigue vigente, muchos hombres creen con la restricción protegen. Uno de los países donde casi todo es prohibido para la población femenina es Afganistán y eso que estamos que pleno siglo XXI. Las afganas ,con más restricciones.

Una lista que asombra

Me duele en lo más profundo del alma ver sufrir a las mujeres de mi ciudad. Lamentaciones 3:51

De acuerdo a un listado realizado por la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA), estas son solo algunas de las miles de prohibiciones que tienen las afganas. Mientras lee a continuación, tome conciencia sobre el maltrato y violencia permanente que muchas sufren a diario.

  • Prohibido trabajar: Por ningún motivo pueden dedicarse a laborar afuera de sus hogares; esto se aplica igualmente a profesoras, ingenieras y demás profesionales.
  • No pueden salir solas de casa: A no ser que estén acompañadas de su mahram (parentesco cercano masculino como padre, hermano o marido).
  • Prohibiciones médicas: Las mujeres no pueden ser tratadas por doctores masculinos.
  • Prohibiciones para hacer negocios: No pueden cerrar tratos con comerciantes masculinos.
  • Nada de deportes: No pueden hacer ejercicio ni entrar a centros o clubes deportivos.
  • No pueden estudiar: Prohibición a las mujeres de estudiar en escuelas, universidades o cualquier otra institución educativa (los talibán han convertido las escuelas para las jóvenes en seminarios religiosos).
  • Cubiertas de pies a cabeza: Todas son obligadas a llevar una burka que les debe cubrir de la cabeza a los pies. Aquellas que no resguarden sus tobillos serán azotadas en público; además quienes no vistan acorde a las reglas recibirán palizas, flagelos y abusos verbales.
  • No a los tacones: Se prohíbe completamente que las mujeres utilicen zapatos con tacón, o aquellos que puedan producir sonido al caminar. Los varones nunca deben oír los pasos de una mujer.
  • No a las vestimentas coloridas: Para los talibanes son denominados “colores sexualmente atractivos”.
  • Ni siquiera asomarse a la ventana: Las mujeres tienen totalmente prohibido asomarse a los balcones de sus casas. Todas las ventanas deben tener una opacidad obligatoria para que ellas no puedan ser vistas desde fuera de sus hogares.
  • Si viajan en bus…: Deben ir separadas de los hombres. Los buses se encuentran divididos “solo para hombres” y “solo para mujeres”.
  • Tampoco pueden maquillarse: No pueden usar ningún tipo de cosméticos. Si se pintan las uñas pueden someterse a la amputación de sus dedos.
  • Ni hablar, ni estrechar las manos con hombres: Saludar con las manos es prohibido a no ser que sean Tampoco pueden reír en voz alta, pues ningún extraño debe oír la voz de una mujer.
  • Nada de medios de comunicación: Se les prohíbe salir en la radio, la televisión, revistas o reuniones públicas de cualquier tipo.
  • Nada de lavar ropa…: en ríos o plazas públicas.
  • La palabra “mujer” está prohibida en las calles: Las nomenclaturas en las vías y plazas con la palabra “mujer” son eliminadas. Por ejemplo, el Jardín de las Mujeres ahora se llama Jardín de la Primavera.
  • No se pueden mandar a hacer ropa: Los sastres tienen prohibido tomar medidas a las mujeres y coser ropa femenina.
  • Ojo con la moda: Las mujeres no pueden usar pantalones acampanados, aunque se lleven bajo el
  • Si tienen ganas de ir al baño…: Literalmente les toca “aguantarse” porque las mujeres tienen prohibido el acceso a baños públicos.

De víctimas a criminales

En 2009 la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) estableció en Afganistán una ley para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. El problema es que no se ha hecho cumplir en su totalidad.

“Mujeres y niñas que huyen de matrimonios forzados o de violencia doméstica son con frecuencia tratadas como criminales y no como víctimas. En la primavera de 2012, 400 mujeres y niñas estaban en prisión y en centros de detención juvenil por ‘crímenes morales’”, indicó HRW.

Restricciones en otros lugares del mundo

Así como en Afganistán, existen otros países que presentan complejas situaciones que atraviesan miles de mujeres.

En Arabia Saudita… se prohíbe a las mujeres viajar o someterse a ciertos procedimientos médicos si no cuentan con el permiso de sus tutores masculinos.

En este país también se les tiene vedado conducir, aunque no hay ninguna ley formal que lo condene. En caso de que las descubren manejando serán multadas y deberán firmar un documento en el que se comprometan a no volver a conducir. Un pariente masculino debe prometer que jamás les volverá a dar las llaves.

En Irán… “sin el permiso escrito de un guardián masculino, a una mujer se le podría negar la obtención de un pasaporte o la posibilidad de viajar fuera del país”, señaló HRW en el Reporte Mundial de 2013.

Por otra parte, si una iraní se quiere casar debe tener la aprobación de su tutor y no puede transferir su nacionalidad a su esposo, en caso que éste sea extranjero.

También se les prohíbe asistir a partidos de fútbol porque los hombres llevan pantalones cortos.

En China… Teniendo en cuenta que es un país oficialmente ateo pero un número con una creciente población cristiana, se promueve el uso de control de natalidad. Las que tienen más de un hijo son penalizadas. La HRW denuncia que el gobierno chino continúa imponiendo sanciones administrativas, multas y medidas coercitivas, incluyendo abortos forzados.

En China también hay restricciones para que las mujeres estudien ciertas carreras y desempeñen algunos trabajos.

Informe del Banco Mundial

Luego de analizar 100 países de todas las regiones del mundo desde 1960 hasta 2010, se han eliminado más de la mitad de las restricciones a los derechos de la mujer, aunque se suprimieron algunas limitaciones en Asia meridional y en Oriente Medio y Norte de África.

El reciente informe del Banco Mundial, “Mujer, Empresa y el Derecho 2014: Eliminando Restricciones para Aumentar la Igualdad de Género”, asegura que “el mayor número de reformas se registró en Costa de Marfil y Mali, donde los maridos ya no pueden impedir unilateralmente que sus esposas trabajen. Filipinas también eliminó restricciones al trabajo nocturno de la mujer, y la República Eslovaca elevó el porcentaje del salario recibido durante la licencia por maternidad.

Los países de Europa oriental y Asia central son los que tienen las listas más extensas de actividades que las mujeres no pueden realizar. Por ejemplo, no pueden conducir camiones para el sector agrícola en la Federación de Rusia, y tampoco pueden trabajar como carpinteras en Bielorrusia ni como soldadoras en Kazajstán.

La prohibición del acoso sexual en el lugar de trabajo está muy difundida: 78 economías tienen legislación al respecto y, de ellas, más de la mitad han tipificado como delito ese comportamiento. Lo mismo sucede con las leyes relativas a la violencia doméstica: 76 países cuentan con legislación que la prohíben. Oriente Medio y Norte de África es la región con el menor número de leyes sobre violencia doméstica”, asegura la entidad.

Brecha de género en América Latina

El Banco Mundial  también menciona que durante los últimos 50 años en América Latina cayeron muchas de las barreras, tanto legales como sociales y económicas, que impedían la incorporación plena de la mujer a la vida pública.

Algunos ejemplos

  • La incorporación de la mujer al mercado laboral, logró reducir una brecha de ingresos desiguales.
  • En Chile, Brasil, México y Perú, por ejemplo, los hombres profesionales pueden llegar a ganar hasta un 25% más que las mujeres.
  • En Brasil, casi una de cada tres mujeres sufre maltrato. Un hito en este sentido es la Ley Maria da Penha, considerada una de las normas más avanzadas contra la violencia doméstica, que endurece las penas a los maltratadores y pone énfasis en la seguridad de las mujeres amenazadas.

Para recordar: 101 años sin votar

En 1853 se crea en Colombia la cédula para los electores y se realizan las primeras elecciones. Fue hasta 1862 cuando se empezó a otorgar una identificación permanente que detallaba: nombre edad, estado civil, residencia y si sabía leer y escribir. La mujer tenía totalmente prohibido participar de este ejercicio hasta el año 1954 cuando el general Gustavo Rojas Pinilla, impuso una reforma constitucional que le concedió el derecho a elegir y a ser elegida.

101 años tuvo que esperar la población femenina para votar libremente. Las mujeres sufragaron por primera vez el 1 de diciembre de 1957, además les concedieron el derecho a una cédula de ciudadanía. Se estableció que el número de identificación de las mujeres fuera superior al 20 millones. De acuerdo con la Registraduría Nacional del Estado Civil, en ese certamen sufragaron 1.835.255 mujeres. Esto fue posible gracias a la reforma de la Constitución Política de Colombia el 27 de agosto 1954. En 2015 ya se cumplen 58 años.

Sabía usted que…

  • El primer documento con número 20.000.001 fue asignado a doña Carola Correa, esposa de Rojas Pinilla, y el número siguiente se le entregó a su hija, María Eugenia Rojas.

El libro Historia electoral colombiana, narra que “las primeras elecciones que recuerdan los colombianos en las que haya participado toda la población inscrita para poder sufragar, tuvieron lugar en el año de 1958. Es en ese año donde, tanto los hombres como las mujeres mayores de 18 años, pudieron ejercer el derecho de elegir a sus gobernantes. Las elecciones fueron ganadas por Alberto Lleras, con 2.482.948 votos sobre un total de 3.108.567, sufragando el 57,94% de los 5.365.191 ciudadanos que estaban en capacidad de votar”.

Reflexión H&C

La misma Biblia es un libro que se ha encargado de dignificar a la mujer. En numerosos pasajes se aclara que ante Dios el hombre y la mujer son iguales. Génesis 2:22-23 dice: De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre, el cual exclamó: «Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Se llamará “mujer” porque del hombre fue sacada».

Entonces ¿qué saca el hombre prohibiendo, impidiendo, reprimiendo y forzando a la mujer a que no lleve una vida normal?  La violencia de género conlleva al maltrato emocional y como leyó anteriormente en muchos casos termina en violencia física.

Hombres: sean hombres, no maltratadores. Las mujeres merecen respeto, amor y cuidado. De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada… 1a Pedro 3:7a.

Dios no discrimina, Dios exalta a la mujer y la trata como una joya preciosa. No hay duda que es una hermosa y perfecta creación.

Por: Jennifer Barreto / jennifer.barreto@revistahyc.com

Foto: Mhrezaa – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Share:

Leave a reply