Arca

El manejo de la voz

Tengo para ustedes tres tips bien importantes: Respiración, ejercicios y el cuidado de la voz.

Respiración

Manejar bien la respiración es muy importante para un buen conversador, conferencista maestro o comunicador.

La respiración es fundamental, todos respiramos pero pocos controlan su respiración; la fisiología de la respiración consta de dos tiempos: inspiración y expiración que condicionan un movimiento doble en toda la caja torácica que repercute el movimiento de músculos, huesos y órganos.

En las conversaciones normales, no nos preocupamos del ritmo respiratorio porque estamos relajados y poseemos una respiración tranquila; pero en situaciones especiales, al hablar en público, en un examen o cuando nos dirigimos a una persona que nos impone respeto, nos produce miedo y nos atenaza. Nuestra respiración se agita y produce una tensión que altera el bombeo de la sangre desde el corazón, produciendo palpitaciones que son incómodas y que cortan la respiración y el flujo de conversación que llevemos.

Este es un ejemplo: Tenía que hablar en público, un público formado en su mayoría por personas conocidas, llevaba unas cuartillas como apoyo a su breve intervención, se sentía muy nervioso y al comenzar a hablar, no reconoció su voz, por lo que tuvo que carraspear… y claro, se produjeron unos gallos que lo motivaron a ofrecer disculpas. Hasta que no transcurrieron algunos minutos, no recobró el timbre y calidad normal de su voz.

Es importante que entendamos esto: a la hora de comenzar a hablar en público, es muy corriente carraspear con el convencimiento de que así se aclara la garganta, se trata de algo tan inútil como frecuente, salvo en lo que significa que psicológicamente puede tranquilizar, pero su abuso, puede derivar en lo contrario de lo que se pretende: en vez de aclarar la garganta, la irrita.

Todo eso hace variar los tonos de la voz, y hace que titubeemos o nos equivoquemos respecto de lo que estemos comentando, hablando o enseñando.

Nada más inigualable que una conferencia leída con una voz que no varía de tono. No debe abusarse de los sonidos altos elevando el registro personal de la voz, para destacar alguna idea importante; hay personas que suben el tono simplemente por destacar algo, pero a veces produce un choque que la convierte en una voz ronca o desagradable.

Ejercicios

Voy a dejarles unos ejercicios importantes para mejorar la respiración cuando tengamos necesidad de utilizar nuestra voz.

La respiración nos ayuda a controlar las emociones y de esta forma podemos relajarnos, aunque respirar y relajarse estén íntimamente relacionados; la verdadera relajación depende fundamentalmente de los músculos, entonces les propongo: pongámonos de pie, los talones juntos aunque sin tocarse y las puntas de los pies abiertas, aproximadamente los pies deben formar un ángulo de 45 grados. En esta postura, las piernas y la columna vertebral mantienen cierta tensión y el peso del cuerpo debe recaer sobre la parte delantera de los pies, no sobre los talones, el resto del cuerpo: cabeza, cuello, hombros, brazos y manos deben quedar relajados.

Al hacer ejercicios de respiración y levantar los talones para mantenernos en la punta de los pies, abrir los brazos cuando suban los talones, tomar aire por la nariz lo más fuerte que se pueda, y al bajar brazos y talones soltar el aire por la boca, lentamente.

Presten mucha atención a lo siguiente: lograremos la distensión de los músculos del cuello inclinando la cabeza hacia un hombro y haciéndola girar lentamente del pecho al otro hombro, espalda y luego cambiando el sentido del giro. Para relajar los hombros y brazos, pondremos estos en cruz y realizaremos giros lentos elevando los hombros verticalmente como si estuviéramos nadando hacia adelante y de espaldas sin forzamientos ni prisa; haremos un corte de tensión en la muñeca sin mover el antebrazo, doblando la muñeca y relajaremos los dedos.

Les aconsejo hacer estos ejercicios todos los días al menos por 15 minutos, pero como no es una clase de gimnasia sino ejercicios de respiración, les aconsejo tener un manual de ejercicios para consultarlo. Los ejercicios nos permitirán mantener muy buena respiración especialmente cuando vayamos a tener una intervención con nuestra voz en un lugar público lo cual evitará que nos equivoquemos o asustemos.

Uno con la voz impacta. Una persona que habla claro y que expresa bien todo, llama la atención e impacta, y quien lo escucha, va a sentir confianza y tranquilidad por una conferencia muy bien dictada.

En la otra entrega vamos a informar cómo se consiguen los tonos de voz y cómo lograremos mejorar aquellas que son delgadas o atipladas.

Cómo cuidar la voz

El primer enemigo de la voz es el resfriado, en temperaturas bajas debemos proteger el cuello y nunca inspirar por la boca; en altas temperaturas si se está sudando, o la voz está fatigada, no debe ingerirse bebidas frías. Otro enemigo suele ser uno mismo. Si tiende a forzar la voz, a gritar, a cantar violentando el aparto fonador, toda proliferación microbiana irritarán las mucosas. Y si llegan a inflamarse, la voz se deforma. Una infección en las amígdalas, hace disminuir el volumen de la voz y le da un matiz cavernoso; si la infección afecta a la laringe, se tapona la nariz con lo que la voz se nasaliza y algunas consonantes son impronunciables. Si la infección es fuerte, los pliegues o cuerdas vocales quedan afectados y se produce lo que se llama afonía.

Siguiendo con el cuidado de la voz, hay que tener en cuenta tres puntos más:

  1. No fumar

Y esto está acabándose entre la gente, especialmente entre quienes usamos nuestra voz, pero vale la pena recomendar que no se haga.

  1. No beber alcohol

Esto congestiona las vías respiratorias y traba la lengua produciendo una voz estropajosa.

  1. No comer mucho

El estómago lleno estorba una respiración tranquila. Yo siempre les he dicho a mis alumnos que antes de hacer una conferencia, de dictar un curso, de dar una charla, de aparecer ante el público, es mejor no comer (por lo menos dos horas antes) para que el estómago no esté completamente lleno y el diafragma no sufra la presión que le hace un estómago lleno, sino que pueda fácilmente, producir el aire que necesitamos en nuestros pliegues vocales.

Espero que sigan todas las instrucciones, y si tienen alguna pregunta, háganla a través de la revista Hechos&Crónicas.

Por: Alberto Cepeda Zubieta, ACL.

Foto: Soundtrap – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Share:

Leave a reply