Biblos

La Biblia, fuente vital para la sanación

Estudios e investigaciones de las Sociedad Bíblica Americana, Barna Group y el Instituto de Estudios de Religión de la Universidad de Baylor en Estados Unidos han revelado los grandes aportes y beneficios emocionales en la sanación de todo tipo de traumas en los programas de restauración basados en las Sagradas Escrituras.

En marzo del 2021, La Sociedad Bíblica Americana (ABS, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Baylor publicaron un estudio denominado “Bible Brings Hope and Healing” que analizó la eficacia de un programa del Ministerio de Sanación de Trauma basado en la Biblia titulado “Sanando el Corazón Herido”. Este es administrado por los sistemas penitenciarios y penitenciarios de los Estados Unidos, y guiado por la Sociedad Bíblica Estadounidense con el Ministerio de Cárcel y Prisiones de Good News.

“El Ministerio de Sanación de Trauma es un recurso importante para la iglesia, ya que la ayuda a responder a las heridas profundas del trauma en las comunidades. No hay muchos programas como este que reduzcan el estrés postraumático, mejoren las virtudes positivas como el perdón y la compasión, aumenten la confianza en Dios y la Biblia, y reduce los comportamientos negativos a un costo tan bajo. Es altamente eficiente, efectivo y escalable en todo el país”, sostuvo Robert L. Briggs, presidente y director ejecutivo de ABS.

La investigación, en donde participaron 349 reclusos, encontró que este programa de sanación de traumas basado en la Biblia ayuda a reducir significativamente los síntomas del trastorno de estrés postraumático así como una disminución significativa del estrés en general.

“A medida que Estados Unidos experimenta una crisis de salud mental, este estudio muestra los beneficios potenciales del cuidado sensible a la fe para las personas traumatizadas. Se ha demostrado que la Biblia es una fuente vital para la curación emocional, espiritual, física y mental”, explicó Briggs.

Palabra de Dios, fuente de consuelo en pandemia

El pastor Darío Silva-Silva en su libro el “Reto de Dios” señala que “Si algo caracteriza a la Biblia es su inmutable actualismo como Palabra de Dios y única regla esencialista de fe y conducta, válida y eficaz para sostener las estructuras éticas por encima de las modas políticas, económicas, científicas, tecnológicas, sociales y religiosas de la humanidad”.

Es así como, tras la llegada de la pandemia “un grupo de adultos, predominantemente la comprometidos con la lectura de la Escritura, fueron desafiados de muchas maneras el año pasado, pero permanecieron comprometidos en su fe y en la Biblia. Todavía se vuelven hacia oración, lectura de la Biblia y comunidad de la iglesia para obtener fuerza, esperanza, y apoyo. A medida que la nación y el mundo avanzan con cautela hacia una “nueva normalidad”, muchos estadounidenses están buscando a Dios en busca de ayuda”, revela la investigación de tendencias bíblicas “State of the Bible USA 2021”.

Este informe anual de la Sociedad Bíblica Americana encontró que “más de 181 millones de estadounidenses abrieron una Biblia el año pasado, lo que representa un aumento significativo desde 2020, cuando 169 millones de adultos usaron la Biblia al menos ocasionalmente. Uno de cada seis adultos estadounidenses (16%) lee la Biblia la mayoría de los días de la semana, frente al 12% en 2020. Casi dos de cada tres estadounidenses (63%) dicen que su uso de la Biblia es el mismo que el año pasado, mientras que uno de cada diez (9%) dice que ha disminuido. Sin embargo, uno de cada cuatro adultos estadounidenses informa tener un hábito de lectura de la Biblia más frecuente”.

En este orden de ideas, la investigación dio a conocer que entre las opciones más populares entre los encuestados a la hora de buscar consuelo están: buscar a un miembro de la familia (43%), seguido de oración y / o meditación (38%). La comida es la tercera opción más popular para la población estadounidense en general, elegida por uno de cada tres (34%). Leyendo la biblia ocupa el séptimo lugar, en general con un 23%.

“Durante el año pasado, los estadounidenses se han enfrentado a una pandemia única en un siglo, junto con un importante malestar político y social. Nuestra investigación muestra que en medio de una presión increíble, los estadounidenses están encontrando esperanza y resistencia en la Biblia. Este es el cuarto año consecutivo en una tendencia de los estadounidenses que se mueven hacia la Biblia, y COVID-19 nos anima a muchos de nosotros a buscar respuestas en la fe. Existe una oportunidad asombrosa en este momento para que la Iglesia responda al trauma y el dolor generalizados de nuestra nación con la esperanza y la curación de la Palabra de Dios”, sostuvo John Farquhar Plake, PhD y director de inteligencia ministerial de la Sociedad Bíblica Estadounidense.

El consuelo y sanación en la Biblia

Las Sagradas Escrituras hablan directamente acerca del consuelo, restauración y sanación de heridas en diferentes libros y versículos. En varios de ellos, específica que Dios es Dios de toda consolación y nos invita a acudir a Él en este tipo de momentos, veamos:

– Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren. 2 Corintios 1:3-4.

– Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Mateo 11: 28.

– El Señor reconstruye a Jerusalén y reúne a los exiliados de Israel; restaura a los de corazón quebrantado y cubre con vendas sus heridas. Salmos 147:2-3.

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta. Salmos 23: 4

Frente al uso de las Sagradas Escrituras para hallar consuelo y enseñanza detrás de las situaciones y circunstancias, el apóstol Pablo señala:

– De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza. Romanos 15: 4.

Por: David Bernal – david.bernal@revistahyc.com

Foto: Rachel Coyne – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Share:

Leave a reply