Casa2

Matrimonios felices antes de ir a la cama

En la cotidianidad de los matrimonios tanto él como ella se levantan temprano para ir a trabajar ya sea en la oficina o en la casa, así que se alistan, desayunan y se van. Cada uno por su lado. Al terminar la jornada lo que más desean es comer en familia, compartir con los hijos (si los tienen), descansar un rato e ir a dormir.

Cuando llega el momento de ir a la cama ¿qué hacen? ¿Se llevan el trabajo al lugar de descanso? ¿Se duermen con sus hijos o con la mascota? ¿Pelean? O ¿realmente respetan ese lugar sagrado para desconectarse de todo y disfrutar un tiempo de intimidad en pareja y descansar plácidamente?

Hechos&Crónicas tiene 14 consejos matrimoniales antes de ir a la cama, que si se aplican, traerán beneficios para el bienestar y felicidad de la pareja.

1- Adiós celulares. Póngalos en silencio o apánguenlos 

No hay nada más incómodo que sentarse en la cama juntos y cada uno con su celular en la mano, es como si estuvieran en habitaciones diferentes. Recuerden que la dependencia de las redes sociales suprime la producción de oxitocina, la cual es responsable de la intimidad emocional y el afecto. Los psicólogos recomiendan esta regla simple: a las 9:00 p.m., los celulares deberían estar desconectados o guardados lejos de la cama.

2- Si tienen hijos, enséñenles que deben respetar la cama de papá y mamá 

No sabemos qué es lo que tiene la cama de los papás, pero a los hijos les encanta. En mi caso, mi esposo y yo, siempre les ponemos un horario para orar juntos, arrucharnos y ver algo. Al poco tiempo, los niños saben que deben irse a sus cuartos porque papá y mamá deben descansar.

3- No piensen en el trabajo

Todos en algún momento hemos tenido problemas laborales o sencillamente pensamos en las tareas que debemos hacer y no estamos tranquilos. Es normal. Sin embargo, es aconsejable parar y descansar. No dañes tu relación de pareja por culpa del trabajo. Recuerden que hay un tiempo para todo como lo menciona el capítulo 3 del libro de Eclesiastés.

4- No se acuesten sin asearse

La cama es un lugar de descanso y de placer en el matrimonio. No se acuesten sin lavarse los dientes, las manos, y mucho menos con la pijama sucia. Aunque suene obvio, ¡sucede en muchos casos! No hay nada mejor que respetar ese lugar estando limpios y cómodos. Además es una pequeña muestra de amor del uno por el otro.

5- Acuéstense a la misma hora

Suele pasar que las parejas tengan diferentes horarios en sus agendas durante el día, y en la noche se acuestan en momentos diferentes. Esta dinámica impide que los esposos pasen tiempo juntos. Si pueden, traten de acostarse a la misma hora para mantener la intimidad y calidez de su relación.

6- Hablen un rato

Muchas veces el exceso de trabajo y los quehaceres diarios afectan la comunicación en la pareja. Esposa: no te acuestes sin antes preguntarle a tu esposo cómo está, cómo le fue en su día. Y esposo, haz lo mismo. No se olviden dedicar tiempo a los sentimientos mutuos antes de ir a dormir. El reconocido escritor Gary Chapman, en su libro “El matrimonio que siempre ha deseado” aconseja agradecer a su pareja antes de ir a la cama. Es una forma efectiva que acrecientan el amor y la felicidad en el matrimonio. Además, tiene un efecto positivo sobre el estado de ánimo y la actitud en general.

7- Olvídense de todo lo que les ha pasado durante el día 

Dejen todos los problemas y preocupaciones afuera de la habitación y dígase lo mucho que se aman. Si están estresados, agobiados o cansados, entreguen esas cargas a Dios y no se quejen. Solo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi salvación. Salmo 62:1.

8- No peleen antes de acostarse

¿Alguna vez se han acostado disgustados? La respuesta debe ser un gran SÍ, ¿verdad? No debatan problemas, controversias o escándalos antes ir a la cama, esto no ayuda a resolver absolutamente nada. Cuando un matrimonio se acuesta disgustado, ni él ni ella pueden conciliar el sueño y al otro día la jornada estará totalmente rota. …que batiendo la leche se obtiene mantequilla, que sonándose fuerte sangra la nariz, y que provocando la ira se acaba peleando». Proverbios 30:33.

9- Si están peleados, ¡reconcíliense!

Este versículo es más que suficiente: «Si se enojan, no pequen». No permitan que el enojo les dure hasta la puesta del sol, ni den cabida al diablo. Efesios 4:26-27.

10- Los niños son una bendición fuera de la cama

Si tienen hijos, eviten que invadan su habitación. Está bien ver una película juntos, pero ¿dormir toda la noche? Es normal que quieran estar en la cama de los papás cuando tienen una pesadilla o están enfermos, pero de resto NO. La habitación de los padres es un espacio privado donde la pareja descansa y permanece a solas.

11- Tampoco duerman con mascotas

Según un estudio de la Universidad de Kansas, 63% de las personas que duermen con mascotas, no concilian bien el sueño o no duermen lo suficiente. Dejen que el dormitorio sea solo para los esposos. Punto final.

12- ¿Qué tal un masaje?

Christopher y Rachel Mc Cluskey en su libro “Cuando dos se vuelven uno”, explican que un ligero masaje relajante antes de dormir mejora la calidad del sueño, reduce la ansiedad y además logra cercanía sexual con la pareja.

13- Sean tiernos y díganse “buenas noches” cariñosamente

Besa a tu esposo(a) antes de dormir, abrásense. No hay nada mejor que dormir en los brazos de la persona que amas.

14- Oren y den gracias a Dios

Una oración corta antes de dormir es un bálsamo para la pareja. Dejen que Jesús sea siempre el centro de su matrimonio. El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad. Salmo 145:18.

Por: Jennifer Barreto / jennifer.barreto@revistahyc.com 

Foto: Toa Heftiba – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Share:

Leave a reply