Tecnología

Recorriendo el universo a través de una lente

Por la fe entendemos que el universo fue preparado por la Palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles. Hebreos 11:3.

La mente humana y su imaginación, no alcanza a englobar todo el vasto conjunto del universo y su belleza. Desde niña me ha fascinado observar con detenimiento el cielo en las noches. Solía caminar en el campo bajo el cielo lleno de estrellas. ¡Cuán bella es la creación de Dios! Sigo exclamo cada vez que lo contemplo. Admiro todavía más, saber cómo la tierra gira en su eje y se traslada firme sin desajustarse: “Que pequeña es, en medio de este gran cosmos”.

Acción constante de Dios

Pero más allá de la hermosura, es la infinita grandeza lo que asombra, es su interminable extensión, en un espacio sin fronteras, que contiene toda la materia y toda la energía que existe y cómo su crecimiento continúa. Edwin Powell Hubble fue uno de los más importantes astrónomos estadounidenses del siglo XX, famoso principalmente por la creencia general de que en 1929 había demostrado la expansión del universo midiendo el corrimiento al rojo de galaxias distantes. En sus observaciones, se dio cuenta de que cuanto más lejos se encontraba una galaxia de otra, más rápido se alejaban mutuamente”.

Del mismo modo, con referencia a este tema, la National Geographic española, escribió: “El universo parece estar expandiéndose más rápido de lo previsto. Pruebas recientes alimentan el misterio en torno a la constante de Hubble, uno de los valores más importantes de la cosmología, una diferencia que ha puesto en marcha una búsqueda para comprender qué fuerzas cósmicas podrían estar en juego”.

Explorando el universo

Son ya mucha las investigaciones, experimentaciones y viajes espaciales que se han hecho para explorar y conocer más profundamente el universo. En síntesis el Centro de Investigaciones Ames de la Nasa publica lo siguiente: “Eventualmente mientras desarrollamos tecnologías más sofisticadas para mirar en la inmensidad del espacio. El Pioneer 10, desarrollado en NASA Ames, fue el primer cohete en salir de nuestro sistema solar y alcanzará Aldebarán en la constelación de Tauro en 2 millones de años.

Afortunadamente no tenemos que esperar tanto para aumentar nuestro entendimiento del universo. Instrumentos como del telescopio espacial Hubble, nos ha permitido presenciar maravillas como ser el nacimiento de estrellas en la nebular Eagle y la impresionante destrucción de los agujeros negros. Pronto una nueva generación de instrumentos con base en el suelo y el espacio serán reunidos.

Dentro de los próximos años, trabajando cooperativamente con otros centros de NASA, desplegará nuevos instrumentos para mirar el universo para detectar planetas orbitando estrellas dentro de la ‘Zona Habitable’, y utilizar el espectro infrarrojo para detectar las maravillas del universo no vistas usando luz visible”.

A través de telescopios

Con la intención de dar a conocer y mostrar su inmensidad, junto con sus componentes, el hombre ha inventado diversos dispositivos, aparatos, instrumentos y técnicas de observación que han permitido obtener información de zonas muy lejanas del universo o detalles de los astros más cercanos, destacándose entre ellos:

– Los telescopios y radiotelescopios, las sondas espaciales y las naves tripuladas.

– Los telescopios ópticos recogen la luz visible, al igual que nuestros ojos, pero ampliamente magnificada, pueden fotografiar planetas, estrellas y galaxias. Funcionan en la Tierra y aun mejor en el espacio obteniendo fotografías mucho más claras.

– Los telescopios terrestres de radio o radiotelescopios son antenas grandes de disco diseñadas para recoger ondas de radio largas.

– Los telescopios infrarrojos y ultravioletas deben ser telescopios espaciales porque muy poca energía ultravioleta atraviesa la atmósfera de la Tierra.

– Los telescopios Spitzer y el GALEX (Explorador de Evolución de las Galaxias), está analizando casi todo el cielo bajo luz Infrarroja y ultravioleta respectivamente. Nos han permitido observar la formación de nuevas estrellas.

– Los telescopios de rayos X (El Chandra) y los de rayos Gamma pueden operar únicamente en el espacio, pues los rayos Gamma de gran energía y longitud de onda muy corta, no pueden atravesar la atmósfera de la Tierra, nos han permitido observarla formación de agujeros negros.

Visto desde una lente

Ingeniando una forma de mostrar lo más hermoso del universo a través de una lente, El Real Observatorio de Greenwich, localizado en el distrito londinense de Greenwich, Inglaterra, realiza cada año el concurso de fotografía astronómica, destacando así, las mejores imágenes del espacio profundo. El concurso en principio estaba dividido en ocho categorías: auroras, galaxias, nuestra Luna, nuestro Sol, gente y espacio, planetas, cometas y asteroides, paisajes del cielo y estrellas y nebulosas.

Gracias a sus cámaras, los concursantes logran con su ingenio y destreza captar a través de estas, las más extraordinarias imágenes del universo, mostrando así, su grandeza y belleza. Observando, ‘La galaxia Andrómeda a la distancia’, foto ganadora de la categoría galaxias y ganadora general, del fotógrafo Nicolás Lefaudeux, veo la grandeza y poderío de Dios y viene a mi mente este bello himno:

Señor, mi Dios, al contemplar los cielos,

El firmamento y las estrellas mil.

Al oír tu voz en los potentes truenos

Y ver brillar al sol en su cenit.

Mi corazón entona la canción.

¡Cuán grande es Él! ¡Cuán grande es Él!

Mi corazón entona la canción.

¡Cuán grande es Él! ¡Cuán grande es Él!

Al recorrer los montes y los valles

Y ver las bellas flores al pasar.

Al escuchar el canto de las aves

Y el murmurar del claro manantial.

Por: Hilda Cristina López Carvajal – Twitter: @forjatalentos

Foto: David Billings / Unsplash

Share:

Leave a reply