AtrilOPINION

4 razones para usar mascarillas (incluso si no te gusta)

No me gusta usar mascarillas. Son un recordatorio constante de que el mundo que conocimos en febrero de 2020 se ha ido por el COVID-19. ¿Qué pasaría si nuestro punto de vista sobre las mascarillas fuera moldeado más por nuestra identidad cristiana que por nuestras opiniones?

Cuando miro las Escrituras, veo una invitación a hacer al menos cuatro cosas.

1. Ama a tu prójimo (Mateo 22:39)

Para los cristianos llamados a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, usar una mascarilla en público, parece una forma relativamente fácil de practicar el amor al prójimo.

Aún si es molesto usarla, e incluso si no estás convencido por la ciencia detrás, ¿por qué no usar una? Dada la persistente incertidumbre sobre la forma en que se propaga el COVID-19, ¿no deberíamos equivocarnos teniendo más medidas de protección en lugar de menos, por el bien del vecino que podríamos (aún si la posibilidad es ínfima) infectar sin saberlo?

2. Respeta a las autoridades (Romanos 13:1-7)

En vez de criticarlos, ¿qué pasaría si les diéramos el beneficio de la duda: honrando y respetando su autoridad y creyendo que están trabajando duro y haciendo lo mejor posible? Si tu ciudad o estado está exigiendo mascarillas en ciertas circunstancias, ¿no deberías obedecer esas directrices? Del mismo modo, si tu iglesia instituyó una política de “uso obligatorio de mascarillas” para las reuniones físicas, ve y usa esa mascarilla felizmente, abrazando la oportunidad de practicar Hebreos 13:17.

3. Honrar a los débiles en medio nuestro (Romanos 14)

El uso de mascarillas puede ser divisivo en las iglesias donde las mascarillas no son obligatorias. Algunas personas que asisten a la iglesia las usarán; otras no lo harán. Como es de esperar, los grupos comenzarán a asumir lo peor unos de otros: que los que las evitan son imprudentes y se ven a sí mismos como más fuertes y valientes; y que los que usan son cobardes y miedosos.

En Romanos 14 y 1 Corintios 8-10, Pablo argumenta los cristianos “más fuertes” no hagan alarde de su libertad de manera que se conviertan en obstáculos para los débiles. Cuando un hermano “más débil” que usa mascarilla entra a una reunión de la iglesia llena de hermanos “más fuertes” sin mascarilla, el usuario de la mascarilla naturalmente siente presión para quitársela, pero esa es exactamente el tipo de herida de la conciencia débil con la cual Pablo dice que “pecan contra Cristo” (1 Corintios 8:12).

4. Usa tu libertad por el bien del evangelio (1 Corintios 9:19-23)

Los cristianos a veces somos propensos a entender la “libertad” de una manera más moldeada por nuestra cultura que por la Biblia. Mientras Pablo, por ejemplo, parecía feliz de renunciar a su libertad por amor a los demás. Aunque soy libre respecto a todos, de todos me he hecho esclavo para ganar a tantos como sea posible. 1 Corintios 9:19.

Hay mucho en juego para el testimonio cristiano durante el COVID-19. ¿Queremos que el mundo no creyente vea a los cristianos como imprudentes y propagadores de virus que ponen su propia libertad por encima de la salud de su comunidad en general? ¿O queremos que vean a los cristianos como “esclavos” de todos, dispuestos a renunciar a sus libertades por amor al prójimo?

Si la pequeña molestia de usar mascarillas puede ayudar no solo a salvar vidas sino también almas, ganando más para el evangelio, ¿no valdría la pena?

Por Brett McCracken. Editor principal de The Gospel Coalition y autor del libro “Incómodo”. Él, junto con su esposa Kira, pertenecen a Southlands Church, donde Brett sirve como anciano.

Foto: Evgeni Tcherkasski – Unsplash (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

Share:

Leave a reply