Hechos

Perseguidos en Colombia

Los cristianos siempre han sido blanco de ataque. En 2020, a nivel mundial se han presentado: 2.983 asesinatos, 9.488 iglesias atacadas y 3.711 cristianos detenidos. Y  Colombia no se escapa de estar dentro de este grupo.

Según Puertas Abiertas, entidad religiosa sin ánimo de lucro cuya finalidad es apoyar a los cristianos perseguidos, el panorama de nuestro país es el siguiente.

¿Qué tipo de persecución sufren los cristianos?

Antagonismo étnico: Cuando los miembros de las comunidades indígenas se convierten al cristianismo y abandonan los ritos indígenas locales, a menudo sufren una persecución violenta.

Corrupción y crimen organizado: La falta de protección del Estado en las regiones más desatendidas del país fomenta la presencia de grupos criminales involucrados en el narcotráfico, la extorsión y el crimen organizado. Los cristianos a menudo sufren las consecuencias por causa de su fe y sus valores.

Intolerancia secular: A pesar de la influencia actual de los cristianos en la política (especialmente los protestantes), las autoridades gubernamentales están intentando erradicar la religión del dominio público e imponer valores que son contrarios a la fe cristiana.

¿Qué y quiénes causan la persecución?

Los líderes de grupos criminales y guerrilleros disidentes son los principales agentes de persecución. A menudo salen impunes dada la corrupción en las autoridades locales. De la misma manera, los narcotraficantes y las redes criminales cooptan a autoridades públicas para actuar contra grupos cristianos que se oponen abiertamente a sus prácticas ilegales. Además, en las comunidades indígenas, donde los líderes perciben que los cristianos quieren imponer su cosmovisión y apoderarse de su territorio, los cristianos sufren una persecución respaldada por las autoridades locales. Por último, los partidos políticos, los movimientos sociales y los grupos de presión rechazan ciertos valores cristianos y tratan de imponer agendas que contradicen la fe cristiana.

¿Cómo afecta a los cristianos?

En determinadas regiones, los líderes de iglesias son amenazados, acosados, extorsionados e incluso asesinados como resultado de la violencia perpetrada por la guerrilla u otros grupos criminales. En algunos casos, esta violencia viene a consecuencia del trabajo de la iglesia entre jóvenes y ex pandilleros. Por otro lado, las medidas contra los indígenas convertidos al cristianismo y sus familias o misioneros pueden llevarles a la cárcel, el abuso físico y la confiscación de bienes. Por último, la intolerancia secular crítica y ridiculiza a los cristianos por sus valores cuando participan en el debate público.

Nivel de persecución en cifras

Violencia: 15,0

Vida eclesial: 8,9

Vida civil: 9,8

Vida social: 11,9

Vida familiar: 7,8

Vida privada: 8,9

Por causa de mi nombre todo el mundo los odiará, pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Mateo 10:22.

Foto: Christian Buehner – Unsplash (Imagen de referencia)

Share:

Leave a reply