Casa2

Que las clases virtuales no sean un dolor de cabeza

Aprender en línea tiene muchas ventajas, por ejemplo: brinda la posibilidad de estudiar en los mejores lugares sin salir de casa, se puede acceder a cursos gratuitos o pagos, es más cómodo, se ahorra dinero porque los cursos son más baratos, no hay necesidad de gastar en transporte, es un método eficaz, rápido y son millones de personas en el mundo las que aprovechan esta herramienta para aumentar sus conocimientos.

Sin embargo, es clave tener en cuenta varios detalles para que las clases virtuales no se conviertan en una tarea tediosa, y más en este momento en la que la pandemia del coronavirus ha obligado a millones de personas a conectarse para aprender. Conozca 12 consejos claves para tener en cuenta.

  1. Comprenda la forma en que funciona la metodología de aprendizaje en línea

Nadie nace aprendido, así que antes de tomar clases virtuales será importante indagar en qué plataforma o aplicación va a trabajar. También es fundamental saber cómo funciona para no estar fuera de base y evitar que suceda lo inesperado. Como dicen por ahí, todo es cuestión de “cogerle el tiro”.

  1. Con ganas, es mejor

Sin motivación nada funciona. Es necesario llenarse de ganas y autodisciplina para garantizar un aprendizaje exitoso desde el primer día de clases. Ánimo, es momento de intentarlo. Su motivación siempre debe estar activa. No desfallezca ante las dificultades y verá como a medida que alcanza objetivos y metas, se sentirá satisfecho. Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Josué 1:9a.

  1. Use los equipos adecuados

No pretenda tener una buena clase en línea si por ejemplo su computador está lento, o su dispositivo tiene malo el sonido o el video. Cerciórese de tener equipos aptos para que los cursos online fluyan sin problema.

  1. El internet es clave

Suele pasar que cuando estamos listos y conectados para la clase, la imagen se congela, el audio se corta y muchas veces, hasta salimos del enlace porque hay problemas con la señal de internet. Disponer de un acceso fiable y una buena conexión evitará perder la concentración y el rendimiento en la clase. Confirme los requisitos técnicos antes de empezar, si es necesario, llame a su operador para mejorar la velocidad del internet.

  1. Un sitio adecuado para aprender

Un sitio oscuro, ruidoso e incómodo, lo cansarán rápido. Es importante estar en un lugar adecuado a la hora de acceder a una clase virtual. Busque un ambiente agradable, donde se sienta tranquilo y libre de distracciones que permita una rutina sana de estudio.

Pida a sus amigos y familiares, que respeten su tiempo de clase. Evite estar conectado a otros sitios web o redes sociales y ¡por favor mantenga en silencio su teléfono celular!

  1. Organice su tiempo y conéctese a tiempo

No hay nada más incómodo para el profesor o el instructor que tener que esperar un tiempo largo a que todo el mundo se conecte.

No olvide la hora en que tiene la clase, tenga junto a usted lo que necesita para evitar interrupciones y aproveche al máximo cada minuto.

  1. Preséntese adecuadamente

Por más que esté en su casa, arréglese para la clase, péinese y vístase. Deje la pijama a un lado, recuerde que es su imagen y eso dice mucho de usted.

  1. No le dé pena hablar o participar

En todo aprendizaje surgen preguntas y dudas. Si en algún momento no entiende los conceptos o necesita que el profesor repita algo, no dude en hacerlo, deje la pena a un lado y haga sus preguntas.

Use el foro, el chat o escriba sus mensajes en la plataforma cuantas veces sea necesario.

  1. Que su clase no se cruce con otras actividades

Asegúrese de organizar su tiempo de manera eficaz y equilibre la carga de estudio. Si trabaja y estudia al mismo tiempo, no descuide su horario. Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo. Eclesiastés 3:1.

  1. Sea buen estudiante

Revise los apuntes, haga los test o evaluaciones a conciencia, sea juicioso en la entrega de trabajos y saque buenas notas.

No sea un estudiante del montón. Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo. Colosenses 3:23.

  1. Si no rinde… ¡fresco!

Acepte que hay días menos productivos que otros. Hay momentos en que todo fluye, las cosas se dan, los trabajos rinden y es lo máximo; pero hay veces que el bloqueo mental y el cansancio se unen y no se puede hacer mucho. No se preocupe, eso pasa y es normal.

  1. Descanse

Tampoco llegue al extremo de obsesionarse o trabajar sin hacer pausas. No es conveniente dedicar al estudio muchas horas seguidas ya que el rendimiento disminuirá, su cerebro se saturará de información y su cuerpo colapsará. Cuando acabe sus clases, párese, prepare algo de comer, estírese y despeje la mente. Eso es clave.

Algunos datos importantes…

– 52% de los hogares en Colombia, tienen conexión a internet.

– 1.370 millones de estudiantes aproximadamente, de 138 países se han visto afectados por el cierre de colegios y universidades debido al Covid-19, según Unesco.

– Más de 160 universidades e instituciones de educación superior, están funcionando de manera virtual y remota en todo Colombia, según Ministerio de Educación.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com  

Foto: Kelly Sikkema – Unsplash

Share:

Leave a reply