AtrilOPINION

Una década de hechos, crónicas, opiniones e integralidad

Una década puede parecer mucho o poco tiempo dependiendo desde donde se le mire. Lo que sí es cierto es que después de que transcurran esas 87.600 horas, uno nunca será el mismo y esto es precisamente lo que ha sucedido con la organización que está detrás de la revista Hechos&Crónicas.

Día tras día hemos vivido la construcción de un medio de comunicación, no basados en lo que la tradición muestra, sino dando pasos de fe, es por esto que hoy podemos decir que le entregamos a la sociedad en general un gran producto; pero hoy  también podemos decir que la misma revista ha sido transformada durante estos diez años y no hablo solo de la parte física del producto, que también ha evolucionado, hablo de las personas que la desarrollan. Hemos visto cómo cada persona que está o que ha estado en este maravilloso grupo crece en su profesionalismo, unidad y, por supuesto, en su amor por esta revista. Todo esto no solo lo hemos evidenciado nosotros, también lo han reconocido organizaciones externas otorgándole premios en distintas ocasiones, premios, que lo que han evidenciado no es más que un gran grupo humano detrás del desarrollo de esta publicación.

Obviamente no puedo dejar sin mencionar lo que este medio ha hecho en cada uno de sus lectores a través de los distintos testimonios de personas. Diariamente vemos cómo un impreso escrito con amor, pasión y sobre todo basado en la palabra de Dios transforma áreas en la vida de las personas al llegar a instituciones de reclusión, a las Fuerzas Militares, a los hospitales, a los políticos, por nombrar algo del alcance de la revista. Estar en distintos momentos de la vida de los lectores, nos hace entender el inmenso valor que tienen cada artículo escrito en la revista y nos reta a cada día y en cada artículo a hacer un mejor estudio de cada tema y desarrollar una más profunda integración bíblica del mismo. Cada testimonio hace parte del combustible que se requiere para continuar creciendo en esta hermosa tarea.

En estos 10 años de revista se ha construido una historia, se ha escrito sobre el acontecer diario, se ha mostrado un punto de vista y se ha sido profesional e imparcial.

Los hechos

Hace más de once años en una reunión se decide poner manos a la obra sobre lo que Dios había puesto en el corazón del Pastor Darío Silva-Silva, una revista que hablara de la actualidad con la mirada profunda de personas creyentes en Dios.

Empezamos colocando en manos de Él cada paso, idea y decisión buscando con esto que la revista llegara a ser un medio de evangelización efectivo para la Iglesia. La mayoría de decisiones han sido acertadas, pero para ser honestos no todas, pero como todo en la vida, hemos aprendido de nuestros aciertos como de nuestros desaciertos.

Hoy podemos ver que cada portada, artículo, noticia, crucigrama y poema visto desde la óptica cristiana, han cimentado sobre piso firme el futuro de otras 120 ediciones en la próxima década siempre buscando entregar al lector temas de actualidad con la perspectiva cristiana.

Las crónicas

Día tras día durante 10 años hemos visto y registrado el acontecer mundial, pero también hemos abierto nuestros ojos de sociólogos para registrar la problemática actual de la sociedad y entregar a la luz de la Biblia aportes que nos ayuden a enfrentar la cotidianidad que hoy vivimos.

La narración histórica de los acontecimientos cotidianos hacen que muchos medios tengan una vigencia corta, otros medios agregan algo en sus escritos que prolongan la vigencia de sus temas un poco de tiempo más pero en el caso de nuestra revista, los temas de actualidad son nutridos por conceptos bíblicos que nunca se desactualizan ni pierden vigencia, es  por esta razón es que la revista día tras día ha llegado a ser un medio de consulta coleccionable para muchas personas. Continuaremos trabajando y buscando que todos nuestros lectores tengan un medio que aporte claridad, ayuda y consejo en las distintas situaciones de sus vidas.

La opinión

Los medios de comunicación tienen la función de informar y en la mayoría de los casos se termina emitiendo opiniones personales sobre lo que se está trasmitiendo y esto sumado al poder de alcance que tienen los medios, nos llevan a que lamentablemente hoy vivimos consecuencias de las opiniones personales sin los fundamentos necesarios.

Nuestros puntos de vista y opiniones están filtrados por conceptos bíblicos que siempre llevan a mejorar las condiciones generales de la vida de las personas. Una pregunta que siempre nos hacemos y que en cada situación de la vida toda persona debería hacerse es ¿Que haría Jesús en esta situación? Por qué en ese hacer esta tácitamente expresada la opinión de Dios y esencialmente esa es la opinión que debe importarnos, es esta la opinión que buscamos transmitir en la revista y será la que seguiremos comunicando siempre.

Y por último, la integralidad

Ser íntegros es traer todo lo mejor de los extremos y en Hechos&Crónicas no nos quedamos con un solo punto de los temas. Hemos entendido que tenemos a Jesús extendiendo sus brazos hasta la extrema derecha y hasta la extrema izquierda para traer todo a un centro donde se integra, es en este principio que hemos trabajado para ser incluyentes y no excluyentes en lo que hacemos, continuaremos integrando todo lo que sea necesario para poder cumplir con lo que Dios nos llamó a hacer, utilizaremos todo lo que esté a nuestro alcance para seguir sembrando la semilla de la palabra de Dios a través de medios como la revista Hechos&Crónicas. Dios bendiga esta nueva década.

Por: Carlos Ricardo Bustos. Pastor y Director del ministerio Hombres de Bien.

Foto: Comunicaciones Iglesia Casa Sobre la Roca

Share:

Leave a reply