Hechos

“Antisemitismo de hoy es más agresivo”: rabino Goldschmidt

El más reciente informe sobre el antisemitismo dado a conocer ante la Asamblea General de las Naciones Unidas lanza una alerta muy preocupante sobre el aumento de ataques violentos y expresiones de odio muy agresivas en contra de los judíos en todo el mundo.

En continuidad con el análisis de este fenómeno de odio publicado por la Revista Hechos&Crónicas en el artículo “Antisemitismo, el odio más antiguo que crece en el mundo” (Publicado en la edición impresa #109 de Noviembre del 2019 y que lo puede consultar AQUI), Hechos&Crónicas entrevistó al rabino Alfredo Goldschmidt para profundizar más sobre este tema.

¿Cuál es su análisis del resurgimiento del antisemitismo en la actualidad, cuando después de la segunda guerra mundial poco se hablaba del tema?

Rabino Goldschmidt: En la pre Segunda Guerra Mundial el ambiente antisemita en Europa era muy fuerte, por un lado estaban los nazis pero también habían muchas fuerzas antisemitas en países como Polonia, Rusia y Austria. Antes de la teoría racista de Hitler ya existían demasiados brotes antisemitas, lo que nosotros llamamos Pogroms, que eran movimientos populares que incitados por las autoridades atacaban aldeas judías, violaban y mataban a los judíos a inicios del siglo XX.

La II Guerra Mundial y la terrible tragedia de la Shoah (aniquilación judía por la Alemania nazi) hicieron que no quedará bien ser antisemita después de la guerra. Durante muchos años hubo una reducción muy marcada del antisemitismo sin embargo, esa etapa finaliza con el surgimiento de dos fuerzas: la primera que proviene de la izquierda y que veía el manejo que el Estado de Israel tenía con los palestinos, los controles y las precauciones que se tomaban para evitar actos terroristas, según ellos inadecuado. Detrás de esta defensa de los palestinos surge un antisemitismo velado al principio pero que hoy, ya es más abierto y agresivo.

La frase más llena de odio, mentirosa y difamatoria es decir que Israel está haciendo a los palestinos, lo que los nazis le hicieron a los judíos. Ese es el súmum del antisemitismo proveniente de la izquierda porque es totalmente mentiroso. Las precauciones y controles que se toman son métodos para evitar el terrorismo palestino pero no para acabar con un pueblo.

Ese antisemitismo de izquierda se esconde detrás de un movimiento llamado BDS – Boicott, Divestment, Sanctions (Movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones) que los palestinos promueven de boicotear todas las empresas que funcionan desde los territorios en disputa, que luego lo fueron proyectando a cualquier producto israelí. Ese movimiento BDS empezó como una cuestión parcializada con respecto a lo que se produce o lo que se vive en los territorios pero luego se proyectó a todo Israel.

En segundo lugar y por parte de la extrema derecha, están los que se denominan “White supremacy” (Supremacía blanca) que no es oficialmente antisemita pero que definitivamente tiene sus vicios antisemitas. Ellos abiertamente no dicen pero son gente que se descontrola, como en el ataque a las sinagogas, y se adhieren a la teoría nazi de una raza superior.

¿Por qué en Estados Unidos, aliado de Israel, crece la tendencia de grupos supremacistas y abiertamente antisemitas que quieren exportar sus ideales a otras naciones?

Los entes e instituciones oficiales bajo el gobierno de Trump son abiertamente pro Israel pero el grupo que llevó a Donald Trump al Gobierno es un grupo de derecha, dentro de los cuáles hay gente extremista que el mismo presidente dice que hay que enfrentarlos y frenarlos.

Pienso que la gran mayoría no acepta de ninguna manera la violencia de los supremacistas blancos y buena parte de los pro Trump no aceptan esos brotes, que son básicamente de personas y no de grupos con violencia antijudía.

Por otro lado, tenemos que tomar en consideración de que la población judía de EE.UU. la mayoría es demócrata y hay, lamentablemente, bastantes judíos de cierta prestancia que están deacuerdo con el movimiento BDS y que luchan más por los derechos de los palestinos que por la supervivencia de Israel.

¿Puede Colombia llegar a ser una nación antisemita?

Personalmente pienso que no. Es verdad que hay brotes de la izquierda antisemita pero, quizás soy muy ingenuo, yo creo que este país no cae en esa izquierda, esto no es Venezuela. Definitivamente en Colombia el factor evangélico es de suma importancia por el crecimiento tan marcado que tienen en cantidad de feligreses y su intervención en la política colombiana. El aliado más fiel de Israel en la región es el grupo evangélico, eso asegura que si llega a existir un brote se le enfrentará con toda la energía con la influencia que tiene este grupo. Por lo tanto, estoy optimista de que acá no hay un riesgo de una cosa seria ¿Qué van a haber brotes? Inevitablemente los va a haber pero no van a poder trascender ni van a generalizarse.

Específicamente ¿Cuál ha sido el papel de las iglesias y la comunidad cristiana para atacar el antisemitismo?

El apoyo cristiano se expresa en diversos pasos que se han ido dando. El primero de ellos fue que la iglesia cristiana empezó a orar por Israel y por el bienestar de la comunidad judía. Primero, empezó con oraciones luego con manifestaciones como la Marcha por la Vida donde se condenan los terribles hechos del holocausto y se pide perdón en esos actos a nombre de Colombia por haber apoyado con su silencio a los nazis. Hay otra corriente, dentro del mundo evangélico, que pide disculpas porque en el año 1947 en las Naciones Unidas, Colombia se abstuvo a la proposición de declarar un Estado judío. Ahora al cumplirse un poco más de 70 años de esa votación.

La sola presencia de los líderes cristianos sea en los partidos políticos y como asesores del presidente tenemos asegurado de que los lazos de amistad con Israel seguirán siendo fuertes.

El pastor Darío Silva-Silva y el rabino Alfredo Goldschmidt durante la exposición “Más allá del deber” organizada por la Embajada de Israel en el Congreso de Colombia.

El pastor Darío Silva –Silva y su congregación siempre se han mostrado en abierto apoyo a Israel y en algunos escenarios académicos, religiosos y políticos han jugado un papel muy importante en la consolidación de las relaciones evangélico – israelíes en Colombia ¿Qué nos puede decir sobre esto?

Ante todo, el pastor Darío Silva-Silva es un líder de muy alta talla, independientemente de las ideas, tiene una gran capacidad de comunicación. Sus raíces como periodista hacen que su labor como pastor y comunicador sean de primera. Cuando él habla realmente transmite, motiva y mueve corazones así como masas. No es el único pero probablemente de los líderes evangélicos es el más estructurado desde el punto de vista intelectual, en comunicación y en entender la realidad nacional y saber vivir con ella y en cómo se enfoca. Esto le permite entender el país y las corrientes que pueden existir en el mismo.

Por lo tanto, considero que de los líderes evangélicos es el de mayor impacto en el tema judío. No niego que otros pastores tengan la actitud muy afirmativa y en pro de Israel pero no tienen esa capacidad de comunicación y de entender la realidad nacional y las diversas corrientes subterráneas que se cocinan en este país. Nuestra admiración, reconocimiento y agradecimiento al pastor Darío Silva- Silva y su congregación es muy marcada por lo que él piensa, representa y lo que comunica.

La ONU hace algún tiempo definió el antisemitismo como un virus tóxico para la democracia y el respeto mutuo ¿Está de acuerdo y por qué?

El antisemitismo es un virus porque es contagioso y no está asociado a una ideología lógica sino a una ideología enfermiza. El concepto virus lo pone en un contexto enfermo y que se transmite rápidamente y no por convencimiento sino porque es neurótico, casi diría que esquizofrénico.

Las relaciones del Gobierno de Venezuela con grupos antisemitas de origen árabe son motivo de preocupación ¿Es posible que a través de la larga frontera que Colombia tiene con Venezuela, el antisemitismo llegue y se establezcan en el país?

El riego puede existir claro pero para eso estamos todos montando guardia. Recientemente el gobernador del Casanare, Alirio Barrera, y el grupo evangélico congregaron a 20 mil personas en un estadio para bendecir a Israel. Las iglesias cristianas de la región estarán al acecho y con las antenas en alerta para detectar cualquier brote antisemita.

Además de los evangélicos, la comunidad judía tiene personas muy preparadas que trabajan lo que llamamos La Confederación Judía de Colombia para enfrentar, si llega a surgir, algún síntoma detectable de esa corriente que podría llegar a entrar vía Venezuela.

Desde su perspectiva ¿Cómo puede ayudar un lector de la Revista Hechos&Crónicas a frenar y evitar que este virus del antisemitismo se siga esparciendo?

Definitivamente el que lee Hechos&Crónicas ya lo tenemos dentro de alguna iglesia y entonces lo que hay que hacer vendrá por directiva de su iglesia o comunidad cristiana local. Por lo tanto, allí tenemos un ejército de personas dispuestas a luchar contra ello y que está organizado, convencido y activo.

Me preocupa más como motivamos a la gente que no está en una iglesia evangélica para esta lucha. Las otras iglesias no se meten en el tema y no tomaron una actitud proactiva hacia ello. El virus del antisemitismo puede llegar desde cualquier lado: una universidad, algún profesor, ideas soterradas en algún movimiento o partido político, como consecuencia de alguna disputa o mal entendido con un judío en cualquier campo.

¿Los medios de comunicación juegan algún rol en este proceso de esparcir o no esta semilla de odio?

El tema del impacto de las redes sociales y los medios en forjar opinión está en discusión porque nosotros veníamos con el concepto de que es muy fuerte y dañino pero hay estudios que reducen el impacto de las redes y medios con respecto al tema. Este impacto es discutido aunque no se puede negar que las personas con estos ideales son muy activos en redes sociales y blogs.

Texto y fotos: David Bernal – david.bernal@revistahyc.com

 

Share:

Leave a reply