Jueces

Razones para no abortar

Kristi Burton Brown es abogada pro-vida y voluntaria para la Fundación de Defensa Legal Vida y abogada aliada para Alliance Defender Freedom. En su blog thelostgenerati ons, explica por qué una mujer no debería dar fin a la vida de su bebé.

1-  No empodera ni libera a las mujeres

La mayoría de mujeres que se consideran feministas, clasifican el aborto como parte de los “derechos de las mujeres”. Ellas son las que deciden dar el poder de ordenar la ejecución de sus hijos de la mano de un médico especialista en abortos.

Dejar que un hijo sufra una muerte en la que su columna vertebral es succionada por un tubo o sus extremidades se rompan o su corazón se detenga a través del veneno no le da poder a la mujer, ni tampoco la libera. Estas elecciones son crueles tragedias para todos los involucrados, las mujeres no reciben libertad a través de la sangre de sus hijos.

2-  Daña la familia y las relaciones

Cada vez que un miembro de la familia muere, los integrantes de esta se ven afectados. Y esto mismo pasa con el aborto. Muchas mujeres que abortan solo para convencer a su pareja de que se quede con ellas, quedan solas al final. El aborto nunca es la respuesta a una relación exitosa y amorosa.

3) Se necesitan vidas inocentes

La ciencia no podría ser más clara. Los seres humanos no nacidos son vivos, separados y únicos. Desde el momento de la fertilización, mejor conocida como concepción, existe una nueva vida humana. Poner fin a esta, es asesinar.

Una declaración del doctor Bruce Carlson, MD, Ph.D y presidente de la Asociación Americana de Obstetras Pro-Vida y profesor de embriología humana expone lo siguiente: “El primer día después de la fertilización, el embrión humano es identificable como un ser humano individual a nivel molecular. Al final de la sexta semana, el feto está claramente reconocible como ser humano incluso por observación morfológica”.

4) Castiga a personas inocentes

Un niño no merece morir por los crímenes de su padre. Un bebé de cinco meses no puede ser asesinado porque su padre es un violador. Un niño no merece morir porque su madre y/o su padre fueron irresponsables. Un niño es completamente inocente. Un niño no decidió que sus padres tendrían relaciones sexuales o que usarían métodos anticonceptivos ineficaces. Un niño no nacido es siempre inocente y nunca debe ser castigado con la muerte. Así también, el Padre de ustedes que está en el cielo no quiere que se pierda ninguno de estos pequeños. Mateo 18:14.

5) La tragedia empeora

La mayoría de circunstancias que rodean un embarazo son trágicas. Quizás la mujer fue violada, tal vez el bebé fue diagnosticado con un defecto; o la salud de la mujer podría estar en riesgo. Sin embargo, una tragedia no se responde con otra. Una violación no se borra matando a un niño; un bebé no se cura quitándole la vida y además, no evitamos todos los problemas de salud pasando por alto la realidad de otro ser humano.

Las mujeres que han sido violadas deben ser atendidas con misericordia. Pero la atención compasiva no incluye la de ejecutar a su hijo. Los padres que enfrentan un diagnóstico prenatal difícil deben recibir datos reales y dirigirse a otros con experiencias útiles. No es sabio obligarlos a tomar una decisión rápida para abortar, ni se debe aconsejar dar fin a la vida de su hijo en lugar de brindar la oportunidad de desafiar las probabilidades.

Las mujeres con embarazos de alto riesgo deben ser tratadas por verdaderos profesionales médicos. Pero el tratamiento no incluye matar intencionalmente a un niño. (Aclaremos que si un niño muere durante el tratamiento de la mujer, es decir, durante la quimioterapia para el cáncer, la eliminación de un embarazo ectópico, etc., esto no sería un aborto).

6) Puede destruir a las mujeres

Historias de la vida real demuestran una y otra vez que el aborto perjudica a las mujeres. El daño se presenta en una variedad de formas: mental, emocional, relacional y físico, y en algunos casos, sus vidas se pierden por el aborto. También pueden experimentar la pérdida de su fertilidad o un aumento de abortos espontáneos después de realizarse uno.

7) Viola los derechos civiles

Los derechos civiles se violan cuando las personas se ven privadas de sus derechos básicos de manera discriminatoria. En este caso, los niños no nacidos se ven privados de la vida, el derecho más básico de todos, simplemente en función de su ubicación (matriz de su madre) y su estado de desarrollo. Esto es discriminatorio, inhumano y cruel.

8) Recuerdo para siempre

Así lo intente, nunca podrá borrar de su memoria lo que hace el aborto. El tiempo no borra el asesinato ni alivia la realidad de lo que es. El aborto es una tragedia cruel, pero también es una elección que nunca debería hacerse; sin embargo somos libres de escoger: abortar, o dar vida a ese bebé.

…Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto. Eclesiastés 11:9b.

9) Se crean nuevos problemas

Algunas personas creen que tener un aborto y terminar con la vida de un niño resolverá sus problemas. En el presente inmediato podría parecer que estos se han borrado. Tal vez la universidad se convierta en una opción más fácil, tal vez los padres nunca descubran que su hija estaba embarazada, o posiblemente una aventura permanezca sin descubrir. Pero en realidad, el aborto solo esconde problemas, no los resuelve. Muchas mujeres terminan la universidad mientras siguen dando vida a sus bebés. Muchos padres aceptan y aman mucho más de lo que sus hijos creían posible. Y la verdad es mejor que la mentira. Nuestros problemas no se resuelven matando a una persona inocente. El hecho de que sea legal no lo hace correcto, y el hecho de que a menudo sea una opción oculta no significa que no se quedará con usted para siempre.

10) Evita la responsabilidad

El aborto a veces se usa como un encubrimiento fácil para “borrar” lo que dejó una aventura nocturna, o simplemente es una “solución” para una relación que salió mal. Sin embargo, cuando dos adultos deciden participar en la procreación, deben aceptar la responsabilidad. La anticoncepción puede fallar, la mejor planificación puede desmoronarse, pero la responsabilidad no debe evitarse a costa de la vida de un niño inocente.

Las personas responsables a veces tienen que tomar decisiones difíciles. El tiempo puede parecer malo, y las circunstancias pueden ser difíciles, pero esto no justifica matar a una persona inocente. Elegir criar a un niño es una responsabilidad. Elegir adoptarlo es una responsabilidad. Pero elegir el aborto y negar la vida a un niño que ya existe es irresponsable e irreparablemente incorrecto.

Foto: Christin Noelle – Unsplash

Share:

Leave a reply