Casa2

Así te ven tus hijos en este momento

El papel de los padres en la vida de un niño es fundamental. Dios creó a papá y a mamá con roles únicos que se complementan, para marcar huellas imborrables en sus hijos. Pero ¿cómo perciben los hijos la figura materna y paterna durante esta época de confinamiento? Aquí te lo contamos:

Recién nacidos

A mamá: suave y calientita. Quiero comer y dormir todo el tiempo. Me gusta sentir a mi familia.

A papá: ¡Ay! Pica mucho. Me encanta cuando me alza y me arrulla. Amo cuando me pone en su pecho y me canta canciones.

1-3 años

A mamá: cuando tengo hambre, necesito cambio de pañal o lloro, ella está cerca.

A papá: es mi caballo favorito, así esté ocupado trabajando o atendiendo una videoconferencia.

3-6 años

A mamá: Si desordeno el cuarto, debo recoger los juguetes. Me encanta cuando saca tiempo para jugar. Amo sus postres.

A papá: Me deja jugar en toda la casa, hacer desorden y comer dulces. Me pone pelis divertidas.

7-12 años

A mamá: me restringe el tiempo de juego en el PS4 o Xbox para hacer tareas, me deja usar muy poco el celular de papá. Aprecio su ayuda cuando me deja todo listo para conectarme a la clase online del cole, cuando necesito hacer tareas y amo arruncharme con ella para descansar.

  • “Me dice que le ayude a hacer la mesa y a veces a lavar la loza”: Martín (9 años).

A papá: me da su tablet o su celular después de atender las clases online; me deja asaltar la nevera y comer algunos dulcecitos. Me fascina que ahora en cuarentena, antes de dormir, me lee un cuento.

  • “Cuando necesito una ayuda o quiero que me consienta, le digo -Ven Rappipapá”: Juanita (7 años).

13-17 años

A papá y mamá: ¡No me entienden! No comprenden que me da duro el encierro y que quiero ver a mis amigos. Debo ser colaborativo en casa, debo evitar mis rabietas para estar en paz con mi familia. A pesar de todo, sé que mis papás están ahí y oran por mí.

18-22 años

A papá y mamá: piensan que mi futuro depende de mis calificaciones. Debo estar pilas conectado en mi trabajo para ser exitoso. Importante dejar la pereza y ayudar con los quehaceres de la casa.

23-30 años

A mamá: Extraño dejar el fin de semana a mis hijos. Necesito un pequeño respiro.

A papá: Extraño escuchar sus historias simpáticas. También quisiera dejarles a mis hijos un fin de semana pero es imposible durante este tiempo de coronavirus.

30-40 años

A papá y mamá: ¡Qué sabios son! Me encantaría poder estar con ellos y disfrutar su compañía. Quisiera abrazarlos fuerte, pero debemos respetar la distancia debido a la pandemia.

Mayores de 40 años

A papá y mamá: ¡Gracias por existir! Que Dios los guarde durante este tiempo. Oro a Dios para que cuide de ustedes y no se sientan tan solos.

Ser padres, todo un reto

Esta infografía es tan solo un pequeño resumen de lo que implica ser mamá y papá ¡y más en este tiempo! Cuando los hijos son pequeños, son bastante apegados; en la adolescencia, el panorama cambia y podría decirse que “no son tan importantes”. Sin embargo, después de los 20, los padres son reconocidos como el mejor regalo. Los hijos ruegan a Dios para que sus papás estén vitales y sean los mejores abuelos y suegros.

Papás, no se preocupen. Dios tiene control de todo. Criar hijos no es cosa fácil, es un desafío donde cada día se aprende algo. Para ello, es necesario estar cogidos de la mano de Dios, y más ahora donde un virus cambió al mundo.

Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. Proverbios 22:6 Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor. Efesios 6:4.

 

Share:

Leave a reply