Arca

Enamorado, convencido y afilado: Bryce Manderfield

Desde muy temprana edad, Bryce ha dedicado su vida a Dios. Con más de nueve libros escritos, ha viajado por más de 23 naciones, ha ministrado a más de 150.000 jóvenes, y ha entrenado a más de 15.000 líderes pastorales alrededor del mundo.

Actualmente es el director Ejecutivo de Soluciones Juveniles, un movimiento que está redefiniendo el ministerio juvenil en Latinoamérica y el mundo. Hechos&Crónicas habló con él.

Nació en Estados Unidos y se crió en Medellín…

Sí, nací en Des Moines, Iowa, Estados Unidos. Es un pueblito de campo, campo, donde hay más vacas que humanos (risas). Mis papás sintieron el llamado de ir a Colombia y desde los tres años vivo aquí. Soy un gringo-colombiano y me creo más paisa que la arepa. Amo este país con todo mi corazón. Quiero que mi hija de tres años hable 100% paisa.

Precisamente en Medellín conoció a Marcela, ¿cuéntenos cómo fue?

La primera vez que la vi fue en Dallas, Texas, en la conferencia de Marco Barrientos, “Avívanos”. Le pedí su número, no me lo dio. En un concierto en Medellín que fue la primera vez que compartimos juntos. Fue algo muy de Dios. Yo fui su primer novio, ella fue mi primera novia.

¿Ustedes hablan de la importancia de la pureza durante el noviazgo?

En este punto quiero decir que esta nueva generación especialmente debe tener clara la convicción, la creencia de qué es verdad. Uno de los ídolos de hoy es la tolerancia. Hay una tolerancia bíblica que es que todos los humanos son iguales, pero hay una tolerancia del mundo que dice que todas las ideas son iguales.

Entonces, hay verdades bíblicas como lo es la pureza, la santidad, el guardarse. Creo firmemente en el matrimonio, es una convicción. Debemos obedecer. Debemos hacer que la pureza vuelva a estar de moda.

¿Cómo mantener la pureza?

Lo primero, es entender que el sexo es para el matrimonio. Si tienes esta mentalidad bíblica de guardarse, lo estás haciendo bien. Segundo, es que el amor de hoy es muy diferente a lo que dice 1 Corintios 13; que el amor paciente, no se apresura, no se jacta… hay un falso concepto de amor hoy en día y debemos regresar al verdadero amor. Tercero, debemos ser guiados por Dios. Los cristianos tenemos una ventaja competitiva de ser guiados por Dios. Un consejo para los solteros y ennoviados: ¡Ánimo! Sí se puede.

¿Qué se siente ser el esposo de Marcela Gándara?

Marcela es un amor. Ella es introvertida, es muy amiga, ama al Señor con todo su corazón. Estoy felizmente casado y enamorado.

Háblenos de Amy Joy…

(Suspira) Es nuestra hermosa hija de 3 años. Y ojo ¡soltera de por vida! (Risas). Bryce, usted predicó en Casa Sobre la Roca sobre la importancia de afilar el hacha, ¿qué significa? Eclesiastés 10:10 dice que si el hacha pierde su filo, y no se vuelve a afilar, hay que golpear con más fuerza. El éxito radica en la acción sabia y bien ejecutada. La enseñanza del mensaje es que es tan fácil quejarnos del mundo, de todo lo que está pasando. Tengamos claro que el mundo no ha creído en Jesús, no porque el mundo sea tan oscuro, sino porque como iglesia hemos perdido el filo. Esto lo tomo personal, yo siento que Dios está afilando mi vida, mi fe. Creo que con una iglesia afilada podríamos hacer muchas cosas en el mundo.

Recordemos que Dios nos ha dado herramientas. Nuestras hachan como creyentes son por ejemplo la adoración, la fe. Nuestras armas no son de este mundo sino espirituales. La idea es que las usemos a diario para destruir las obras de maldad, para combatir la oscuridad y creemos eso. Cuando una iglesia esté bien armada vamos a ser luz, vamos a cumplir todo lo que Dios quiere hacer en nuestra vida, ciudades y países.

¿Cómo fue su experiencia en Casa Sobre la Roca?

¡Wow! Amé la gente, hay un espíritu de abrazos. Recibí como 200 al entrar, me sentí muy amado. Además el pastor Darío es un referente para mí. Es una iglesia con Palabra viva, con fundamentos. Me sentí en casa.

Además quedé impactado con la obra social, con los colegios… Casa Roca está en todos lados y siento una  gran admiración porque es una iglesia de influencia en la sociedad y en las diferentes esferas. Es un gran ejemplo para la iglesia global.

Mensaje a nuestros lectores

2 Timoteo 2:2 dice, lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros. La vida cristiana no se trata de las élites, no de los que llevan ciertos años sirviendo. Es un regalo para todos donde cada uno es lleno de la gracia de Dios para cambiar el mundo. Finalmente, lean la revista, es una gran publicación cristiana.

Por: Jennifer Barreto – @BarretoJenn

Foto: Archivo particular

Share:

Leave a reply