Casa2

¿Qué hacer con los niños durante el aislamiento?

En medio de las medidas de aislamiento y luego de la cancelación de clases, los niños son los primeros asustados que han perdido el equilibrio que llevaban en sus vidas. A pesar de que los colegios se esfuerzan por continuar con su programa académico de forma virtual, es normal que en ciertos momentos los niños se aburran.

Está en nuestras manos hacer que estos tiempos sean los mejores o los peores recuerdos para ellos.

– Orar. Una pequeña lectura devocional sobre el amor y la protección de Dios y una oración poderosa (no eterna) pueden ayudar a los niños a depositar en Él su ansiedad y respirar tranquilos.

– Hacer una torta. O una pizza, o una ensalada de frutas. Invéntense una deliciosa receta con lo que tengan en casa. Cocinar es una actividad de aprendizaje y diversión.

– Teatro de sombras. Recorta siluetas de cartulina y pégalas en un palo. Saca la linterna y… ¡que se haga la magia!

– Juegos de mesa. El tradicional parqués, parejas, adivinar los gestos o dibujos, monopoly, rompecabezas, etc. Aprovechen para compartir juntos y reírse un rato.

– Un día de spa. Háganse peinados, píntense las uñas, inventen mascarillas, en fin. Es mucho lo que se puede hacer y ojalá de forma poco convencional.

– Post-it escondidos. Pequeños mensajes escondidos con palabras de afecto e incluso con chistes en los lugares menos esperados podrán alegrar el día de quien los encuentre.

– Redecorar. Es buen momento para darle un nuevo aire a las habitaciones de cada uno, incluso para limpiar y encontrar esas cosas que están en buen estado y se pueden regalar.

– Inventa una canción. Cambia la letra de una canción de moda por algo chistoso. Aprovecha y ponle una coreografía divertida.

– Doblaje. Pongan una película en silencio y graben un video cambiando los diálogos por conversaciones graciosas.

– Dibujar retratos. Uno posa y los demás le dibujan. ¿Cuál quedó más gracioso? ¿Cuál se parece más?

– Picnic en la sala. Desayunen o tomen onces en la sala. Solo necesitan un mantel y un poco de imaginación.

– Camping en la sala. O en la alcoba de los papás… puede ser una noche diferente.

– Comics caseros. Inventen una historieta divertida con los miembros de la familia y conocidos. Les sorprendería saber cuántas películas nacieron así.

– Búsqueda del tesoro. Escondan un premio mayor y pistas por toda la casa. Una pista lleva a la otra… ¿Serán capaces de encontrar el tesoro?

– Escribir un diario. Conversen sobre cómo cada uno está llevando la cuarentena y escríbanlo en familia. Hoy parece poca cosa, pero luego será interesante leerlo. Pueden incluir promesas bíblicas cada día.

 Foto: Michał Parzuchowski – Unsplash

Share:

Leave a reply