Proverbios

Tips para trabajar desde casa

A muchos tomó por sorpresa el Covid-19 y las medidas para mitigar el contagio, en especial la de trabajar desde casa, pues no se trata de una tarea fácil.

Separar la vida familiar y personal de la laboral, si comparten el mismo espacio puede ser caótico si no logramos organizarnos. H&C te trae unos sencillos tips para que sigas siendo productivo desde la comodidad de tu casa.

  1. Inicia tu rutina temprano

No por trabajar desde casa debes dormir hasta medio día. Es claro que te ahorrarás el tiempo de desplazamiento, pero al comenzar tu rutina temprano, de manera disciplinada, el día parecerá rendir más y ser más productivo. 

  1. ¡Báñate!

Parece obvio, pero no lo es. A veces comenzamos nuestra jornada laboral temprano y olvidamos hasta bañarnos. El hecho de comenzar por bañarte implica que trabajes en piyama, que tiendas la cama y que tengas una pequeña rutina antes de comenzar. Te ayudará a llenarte de energía.

  1. Crea una habitación especial

Sabemos que no siempre es posible, pero intenta crear un espacio específico para trabajar, diferente a la habitación donde duermes o al lugar donde comes. Y cuando termines o el fin de semana, no entres ni para limpiar.

  1. Establece un horario y sé estricto en cumplirlo

Así como cuando trabajas en la oficina cumples un horario, al trabajar desde casa debes establecer una hora de inicio, pausa para almorzar y una hora para terminar. De lo contrario terminarás por no ser productivo o trabajar de más y descuidar el resto de tu vida.

  1. Organiza la preparación de los alimentos

Tener que detener la jornada laboral para preparar el almuerzo puede hacerte perder tiempo valioso. Si tú mismo debes cocinar los alimentos, hazlo con tiempo y fuera del horario (por ejemplo, temprano en la mañana o la noche anterior), de manera que solo debas preocuparte por calentarlos. Tampoco está permitido comer frente al computador, pues es poco benéfico para tu digestión y puede elevar tu sensación de estrés. 

  1. Elabora una checklist

Haz una lista de las tareas que debes cumplir cada día. Debe ser una lista real, que comience por las tareas más difíciles y termine por las más sencillas. Tampoco te frustres si algún día no logras cumplirla, solo aprende de lo que te quitó tiempo y organízate mejor para el siguiente día.

  1. Las pausas activas también valen

No solo cuando estás sentado ocho horas en una oficina debes hacer pausas activas, en casa también. Párate por lo menos cada dos horas, da un pequeño paseo por la casa y vuelve a comenzar.

  1. Mantente conectado

Ya sea con el equipo de trabajo o con alguien en tu casa y habla sobre las metas que tienes para cumplir en el día y en la semana. Mantenlos informados de tus avances y escucha los de ellos, serán un apoyo mutuo.

  1. Descansa

Hay tantas distracciones cuando trabajas en casa, que pareciera que no necesitas un descanso. No es verdad. Todos necesitamos una pausa real en la que nos desconectemos del todo del computador y podamos relajarnos un rato antes de regresar a nuestras labores. 

  1. Ejercítate y busca un hobby

Está comprobado que hacer ejercicio regularmente aumenta la energía y, por ende, los niveles de productividad. No importa si es temprano en la mañana, o en la tarde al terminar tu jornada, intenta hacerlo con regularidad. También busca algo que disfrutes hacer para cuando termines el trabajo, te dará una sensación de felicidad.

  1. Mantén un teléfono profesional

Si es posible, intenta tener una línea telefónica solo para las llamadas de trabajo y ponle un horario de atención como el de la oficina, pues si tus clientes saben que es tu teléfono de casa, no dudarán en llamarte a cualquier hora. Si debes realizar llamadas, intenta hacerlo por la tarde, para no cortar la concentración de la mañana.

  1. Evita las distracciones

Enciérrate, apaga el televisor (o enciéndelo de fondo si te funciona), evita las redes sociales, pon música de fondo que favorezca la concentración. Sepárate del celular e identifica cuáles distractores te afectan a ti directamente y haz lo posible por eliminarlos.

  1. Interactúa con otros

Aprovecha para pasar más tiempo con las personas con las que compartes tu hogar. Llama por teléfono, (no vale WhatsApp). Ten conversaciones importantes y trascendentales, pero también

Pero evita las redes sociales mientras estás trabajando.

No dejes que el aislamiento social y la cuarentena se conviertan en un momento de crisis para tu vida. Al contrario, utiliza este tiempo para acercarte a Dios y tener con él una relación cada día más íntima y personal. No dejes de ser productivo, llénate de ánimo y energía recordando que sea desde la oficina o la casa, siempre trabajamos para Dios.

Levántate, pues esta es tu responsabilidad; nosotros te apoyamos. ¡Cobra ánimo y pon manos a la obra!» Esdras 10:4.

Foto: Charles DeluvioUnsplash

Share:

Leave a reply