Hechos

75 años de nunca olvidar

Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto.

Colombia conmemoró el Día Internacional por la Víctimas del Holocausto en un evento realizado en el Colegio Louis Pasteur en Bogotá y con presencia de más de 1.000 personas entre sobrevivientes de la Shoá, miembros del cuerpo diplomático de Israel, Alemania, Estados Unidos; representantes de la comunidad judía en Colombia y funcionarios de Naciones Unidas y estudiantes.

“El día de la celebración de la conmemoración del Holocausto recuerda lo que sucedió en la II Guerra Mundial que fue la Shoá o exterminación de seis millones de judíos y tiene un sentido educativo que las generaciones de hoy y del futuro entiendan cuáles fueron las consecuencias de este odio, de este racismo y para que estos eventos no vuelvan a ocurrir”, explicó Christian Cantor, embajador de Israel en Colombia.

Fue un evento lleno de emotividad entre las distintas generaciones que hicieron parte de esta conmemoración puesto que no solo buscaba recordar a la Shoá sino dejar huella en el corazón y el espíritu de los más jóvenes para que jamás se vuelva a repetir esta tragedia. Y menos ahora, cuando el antisemitismo está creciendo aceleradamente en el mundo.

El Día por la Víctimas del Holocausto se conmemoró en el Colegio Louis Pasteur en Bogotá y con presencia de más de 1.000 personas.

“Nos reunimos para recordar uno de los crímenes más infames de nuestro tiempo: el asesinato sistemático de seis millones de hombres, mujeres y niños judíos y de muchos otros millones de personas por los nazis y sus cómplices en el Holocausto. Prometemos no olvidarlo nunca. Nos comprometemos a contar las historias de las víctimas y a honrar su memoria defendiendo el derecho de todas las personas a vivir con dignidad en un mundo justo y pacífico. Hace 75 años, la liberación de los campos de exterminio puso fin a la masacre, pero horrorizó al mundo al dejar en evidencia la verdadera dimensión de los crímenes nazis. De esos horrores surgieron las Naciones Unidas, que se crearon para reunir a los países en pro de la paz y de nuestra humanidad común y para prevenir que esos crímenes de lesa humanidad pudieran repetirse”, dijo António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, en su mensaje por el Día Internacional por las Víctimas del Holocausto.

Es así como en la conmemoración realizada en Bogotá el 27 de enero del 2020 contó con la asistencia de decenas de alumnos del colegio Liceo Louis Pasteur así como de los hijos y nietos de los sobrevivientes del Holocausto que residen en Colombia.

“Las víctimas del Holocausto fueron muchas y diversas. La historia de esta tragedia atravesó a muchas familias, también atravesó la mía: mis abuelos sobrevivieron al Holocausto y a los campos de concentración pero sus familias no. Yo misma fui testigo de la lucha sin fin de mi abuelo para buscarlos, siempre con fe de que alguien hubiera sobrevivido. Hasta que él recibió una carta que le confirmaba que sus padres, hermanas, hermanos, tíos y tías habían muerto en los campos de concentración. ¿Cómo podríamos olvidar el horror de la Shoá? Esta historia es una de millones de historias que deben ser contadas. El silencio debe quedar atrás”, concluyó Hélène Papper, directora del Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU) en Bogotá.

Los héroes nunca mueren

Uno de los momentos más esperanzadores de la jornada y que se alimentó de las muchas historias de supervivencia contadas por sus propios protagonistas, fue el momento donde los sobrevivientes del Holocausto y representantes de la comunidad judía en Colombia encendieron seis velas en memoria de los seis millones de judíos asesinados y una más por la esperanza.

Todo enmarcado dentro de la iniciativa mundial #WeRemeber que tiene como enfoque la educación sobre el Holocausto, haciendo especial énfasis en la lucha contra la ignorancia y la desinformación, la negación y distorsión del Holocausto, según el Congreso Judío Mundial y la Unesco.

El 27 de enero fue proclamado oficialmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

En esta misma fecha del año 1945, las fuerzas soviéticas entraron al campo de concentración y exterminio de Auschwitz – Birkenau y liberaron a más de siete mil judíos que sobrevivieron a las fábricas de la muerte, que había construido la Alemania Nazi con el único fin de exterminarlos.

“No teníamos la menor idea de la existencia de ese campo. Mi comandante no nos había dicho nada sobre este asunto. Entramos en la mañana del 27 de enero de 1945. Vimos algunas personas vestidas con harapos. No parecían seres humanos, lucían terrible, eran puro hueso. Pero ellos no reaccionaron, no podían ni mover la cabeza o decir una palabra. No sé cómo sobrevivieron a eso”, contó el teniente coronel Anatoly Shapiro, primer oficial del ejército soviético en entrar a Auschwitz, al diario New York Daily News en 2005.

“Había tal hedor que era imposible estar ahí por más de cinco minutos. Mis soldados no lo podían soportar y me rogaban para que los dejara ir. Pero teníamos una misión que cumplir”, describió el teniente coronel.

Misión que el mundo jamás debe olvidar: El Holocausto existió y es la mayor vergüenza de la historia humana. Una tragedia de proporciones inimaginables que JAMAS debe volver a ocurrir.

Fotos: Centro de Información de las Naciones Unidas para Colombia, Venezuela y Ecuador.

Por: David Bernal – Twitter: @davidbernall

Share:

Leave a reply