Números

Desarrollo de marca, más allá del logo y el eslogan

Uno de los grandes dilemas de todo emprendedor es lograr desarrollar una marca exitosa, que no solo sea reconocida por el público sino que atraiga y genere clientes para así impulsar el negocio.

Se considera, entre muchos emprendedores, que desarrollar la marca consiste en elaborar un logo bien diseñado y un eslogan que represente lo que la empresa busca en el mercado, no hay nada más equivocado.

A la hora de lograr un desarrollo de marca exitoso, hay que tener en cuenta diversos factores que van desde el cliente hasta el análisis de la coyuntura económica nacional. Además de la planeación de la idea antes de lanzarla al ruedo, el emprendedor debe estudiar la forma de enamorar y generar una conexión emocional con sus clientes, generar interés y valor adicional que promueva y exalte los productos y servicios, para enganchar a futuros clientes.

Una marca bien desarrollada impulsará su idea emprendedora a nuevos campos de acción empresarial e impactará su mercado local. Esto le permitirá acceder con más facilidad a mercados internacionales, ya que su marca es la embajadora de su negocio frente a cualquier cliente.

A continuación brindaremos algunos aspectos a tener en cuenta para lograr un buen desarrollo de marca para impulsar lo que busca ofrecerle al mundo como emprendedor:

Conozca y defina a su grupo de impacto

Si desea impulsar su concepto de empresa y transformarlo a una marca real, debe conocer a profundidad al grupo de personas a la cual va dirigido toda su fuerza empresarial. Datos demográficos, gustos, necesidades, las razones de compra, que es lo que compran, entre otros. Todo ello es necesario para evolucionar de una idea a una identidad corporativa.

Desde su nacimiento como concepto, los productos y servicios tienen que estar definidos para un grupo objetivo que cumpla con ciertas condiciones. Esta conexión entre la marca y el cliente, se logra a través del estudio del público objetivo al cuál va enfocada la misión y visión del negocio.

Para ello, el emprendedor debe conocer a sus clientes en todos los sentidos, debe saber que necesidades o gustos lo vinculan directa o indirectamente con su empresa y lo que está ofrece, debido a que el cliente será quien “reproduzca” la elección por comprarle a usted y no, a su competidor.

Un estudio elaborado por Propaís identificó cinco grupos de compradores, cada uno de ellos con características y necesidades distintas, entre los cuales están: los innovadores, los que se adaptan rápido, de mayoría temprana y tardía y los rezagados. Conocer este tipo de información acerca de sus clientes es la clave para impulsar y darle un valor a su marca.

Este análisis del cliente le permitirá obtener puntos de identificación entre el cliente y los productos y servicios que se ofrecen, lo que permite establecer un puente de comunicación entre ambos para acercarlos y enganchar la marca con el consumidor.

Objetivos definidos con la marca y lo que se oferta

Antes de emprender el camino de transformar una idea emprendedora en un negocio exitoso se debe tener claro la misión, visión, objetivos generales y específicos que se persigue con el producto y la marca.

Esta es una forma de establecer una especie de hoja de ruta para la evolución de su empresa como consecuencia del manejo de su identidad corporativa. Hay que conocerse primero para saber cómo ofertar en un mercado cada vez más innovador.

Marca, su imagen ante el mundo

El diseño de todas las piezas que componen una marca debe recoger todos los aspectos que integran la empresa, por ello la importancia de conocer a profundidad su idea y a quienes va dirigida.

Su marca es la mejor “carta de presentación” ante el mundo. Busque que sea un nombre de fácil recordación y que evoque la esencia de su negocio. Trate de despertar emociones positivas entre los clientes, recuerde que muchas de las decisiones de compra van de la mano con el estado de ánimo del comprador, y que a partir de allí, podrá usarlas (emociones) en estrategias de comunicación que fortalecerán su marca.

Al desarrollar su imagen corporativa, su marca debe estar acompañada por imágenes y palabras de la forma más simple y concreta, recuerde que el mercado está impulsado por una generación 100% visual.

Consumidor informado

El emprendedor debe saber que sus clientes son consumidores informados y no compradores que se dejan influenciar por cualquier estrategia de marketing. Por tal razón, nunca pretenda engañarlo de ninguna manera porque tendrá consecuencias desastrosas para usted. Por el contrario, una buena estrategia de comunicación entre la empresa y el cliente permitirá darle a conocer en profundidad el producto o servicio a sus clientes, fidelizarlos y hasta convertirlos en embajadores de la marca.

Al ser consumidores informados serán personas más analíticas a la hora de realizar la acceder a lo que se ofrece, por tal motivo, mantenga la calidad y explote las cualidades del producto o servicio en materia de comunicación y marketing.

Esté atento al mercado y a los resultados

Los mercados locales e internacionales están sujetos a diversas condiciones económicas, sociales, empresariales, culturales y políticas, por lo cual, en cualquier momento pueden cambiar drásticamente al igual que sus las acciones para evitar que afecten de manera grave a su negocio.

Es deber del emprendedor estar atento e informado acerca del mercado en el que está o piensa ingresar para evitar cualquier afectación directa e indirecta a su marca. Igualmente, es una prioridad dentro del mundo de los negocios, estar atento a los resultados y cifras de todas las áreas de su empresa con el fin de conocer cómo se encuentra su empresa frente a los retos que plantea el mercado y los competidores.

Por: David Bernal – Twitter: @davidbernall

Foto: Freepik / Rawpixel.com

Share:

Leave a reply