Buenas Noticias

Policía de Londres indemniza a pastor por predicar

Oluwole Ilesanmi, un pastor cristiano de 64 años, fue indemnizado con 2.500 por arresto injusto por parte de la Policía de Londres luego de ser arrestado e incautarle la Biblia mientras predicaba en vía pública.

El predicador fue arrestado frente a la estación de metro Southgate  por supuestamente “por violar la paz”. Tras el hecho, Ilesanmi entregó una petición al Ministerio del Interior, pidiendo una mayor protección para los predicadores callejeros.

Tras acordar el pago por indemnización por parte de la Policía Metropolitana de Londres, un portavoz de la misma señaló “Se llegó a un acuerdo con un hombre que surgió de un incidente cerca de la estación de metro Southgate. No sería apropiado discutir más detalles sobre esto. El Met respeta y defiende los derechos de todas las personas a practicar la libertad de expresión, y esto incluye a los predicadores callejeros de todas las religiones y orígenes.”

Por su parte, el predicador agradeció todo el apoyo que recibió tras el arresto y aseveró que continurá predicando “Me alegra que la policía haya reconocido que no era correcto arrestarme por predicar de la Biblia. Fue traumático ser arrestado y fue a muchos kilómetros de mi casa. Pero Dios siempre estuvo conmigo y, aunque me dejaron en un lugar que no conocía, estaba decidido a regresar a Southgate y comenzar a predicar el Evangelio nuevamente.”

Andrea Williams, directora ejecutiva del Centro Legal Cristiano, que se hizo cargo del caso del pastor Ilesanmi, señaló que “La predicación callejera tiene una larga y honrada historia en el Reino Unido. En muchos sentidos, simboliza el tipo de libertades que hemos atesorado en esta nación. Sin embargo, a pesar de las leyes que teóricamente apoyan la libertad de predicar en público, en la práctica, los oficiales de policía silencian rápidamente a los predicadores ante la primera sugerencia de que un miembro del público se ofende. Si bien el alcance de la indignación pública por el arresto del pastor Oluwole fue único, lo que enfrentó de la policía y los miembros del público no lo fue. Apoyamos constantemente a los predicadores callejeros que están siendo silenciados y penalizados en nuestras calles por la policía, y su mal trato y la injusticia que enfrentan se olvida demasiado rápido.

Entonces, aunque nos complace que la policía haya acordado pagar una indemnización por lo que le sucedió al pastor Oluwole, ahora tenemos que ver una acción tangible del gobierno, la policía y el alcalde de Londres, ofreciendo garantías de que los predicadores cristianos de la calle son libres de predica el evangelio dentro de la ley sin temor a ser enjuiciado”, puntualizó Williams.

Foto: Christian Concern

Share:

Leave a reply