Números

Alianzas estratégicas ¿Un paso al éxito emprendedor?

Realizar una alianza estratégica y empresarial entre emprendedores u otras marcas puede ser un escalón fundamental para el éxito de una idea de negocio. Sin embargo, a la hora de embarcarse en una hay que tener presente varios factores para que este paso no se transforme en un proyecto vacío que solo le haga gastar tiempo, recursos y trabajo.

Unirse en el mundo de los negocios representa para el emprendedor una amplia gama de beneficios para su crecimiento y el de su empresa. Las condiciones del mercado, la economía y del fortalecimiento empresarial, crean valor por lo que este tipo de alianzas cada día sean más cotizadas por los creadores de negocio.

Entre los beneficios que una alianza estratégica le puede traer a su empresa van desde el acceso a mercados, el aprovechamiento de los recursos y la tecnología, minimización de riesgos, mayor reputación, una alta capacidad de generar una valor en la empresa así como de los productos y servicios que oferta, entre otros.

Según la firma consultora Bain & Co, el 66% de las pequeñas empresas utilizan las alianzas como herramientas de gestión sin embargo este tipo de uniones tienen que ser estudiadas a profundidad debido a que estudios empresariales han demostrado que entre el 30% y 70% de las alianzas terminan en fracaso, debido a la poca claridad a la hora de enfrentar los desafíos que estas conllevan.

“Los estudios muestran que la mayoría de las alianzas se disuelven en sus primeros dos años, algo que es más perjudicial para una empresa empresarial que para una corporación más grande. Incluso con los mejores esfuerzos en búsqueda y negociación de socios, muchos desafíos imprevistos surgen durante la ejecución real de la alianza” señala el libro “Alianzas empresariales” escrito por África Ariño, Jeffrey J. Reuer y Paul Olk.

A la hora de realizar este tipo de acuerdo empresarial se deben tener en claro algunos aspectos fundamentales para que esta sea de provecho para su idea emprendedora, veamos:

Definir claramente todos los detalles de la alianza

Africa Ariño, profesora de dirección estratégica de la Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra (IESE), expresa en el artículo “Alianzas con emprendedores” en la revista de Antiguos Alumnos del IESE , que “antes de decidir qué tipo de alianza se requiere, hay que preguntarse: cuáles son los principales objetivos comerciales de la alianza, cuál es su aportación de recursos y cuál será el alcance de la alianza en el mercado de producto y en el ámbito geográfico, cuáles son los principales peligros y riesgos a los que se enfrentan las partes y cuáles son sus intereses en la colaboración. También deberán tener en cuenta de qué manera específica obtendrán estas políticas beneficios financieros o no financieros”.

Este paso es básico a la hora de la planeación de la alianza estratégica debido a que los resultados llegan como causa de la estrategia establecida y previamente definida. Si no existe en marco concreto para este tipo de uniones, la respuesta va a ser catastróficos como consecuencia de la falta de claridad frente a aspectos como los objetivos de cada una de las marca participantes, la comunicación entre aliados, el cumplimiento de responsabilidades, el potencial y el tiempo de duración de esta alianza estratégica.

Un aliado que produzca beneficios no pérdidas

El propósito de una alianza es generar beneficios para la empresa sean del tipo que sean y para lograrlos, la escogencia de un socio debe ser un proceso cuidadoso y profundo de selección. Por tal razón, este tipo de búsquedas deben ser realizadas con tiempo y más cuando la información disponible de los futuros candidatos no es de fácil acceso.

Durante este proceso, es prioritario evaluar a profundidad la misión, visión y propósito del aliado, así como asegurarse de que el socio y la empresa tengan compatibilidad, para que encaje bien en el modelo de alianza que piensan establecer.

Este paso es de vital importancia debido a que durante el tiempo de alianza, los socios  deben trabajar en llave. Al conocer con quién se establecerá esta jugada empresarial, usted podrá definir las estrategias más efectivas para ejecutar la alianza, lograr crecimiento de su marca y cumplir con los propósitos definidos.

Evaluación constante

Establecer una alianza exitosa depende del cumplimiento de objetivos de la misma; los procesos de comunicación y responsabilidades de los socios, así como de la respuesta del cliente final y el análisis del panorama empresarial y económico donde se desenvuelve esta movida.

Para conocer de primera mano estos datos y el desarrollo de la “hoja de ruta” es de gran valor una evaluación constante entre los socios y a nivel individual para dar continuidad, replantear procesos o dar por terminada a la alianza. Generalmente este tipo de estrategias entre empresas y marcas no duran toda la vida y están sujetas a cumplimiento de las metas o en algunos casos a la superación de diferencias entre los firmantes.

Igualmente, este examen individual, de socios y marcas debe estar presente en cada una de las fases de la unión con el fin de retroalimentarse con miras a la evolución de las marcas a nivel individual, así como para detectar y solucionar problemas dentro de la ejecución de la alianza.

Por: David Bernal / Twitter: @davidbernall

Foto: Peoplecreations / Freepik

 

Share:

Leave a reply