Números

Maneje sabiamente su economía

Dios ha puesto el dinero en este mundo como algo temporal que tiene consecuencias eternas. Depende de cómo lo usemos podremos tener bendición o maldición en nuestras vidas, ser sus amos o esclavos. Hechos&Crónicas explica cómo manejarlo con sabiduría.

Cuando Dios creó al hombre, le dio la gran  responsabilidad de administrar todo lo que hay en la Tierra. Salmo 8:6 dice: lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio. Dios entregó al ser humano la autoridad y la capacidad de administrando.

La única responsabilidad que tiene el hombre como administrador es ser fi el en la forma de ejercer su labor. Este punto aplica para todo lo que Dios nos da: la vida, la salud, el trabajo, el entorno, la familia y también para las finanzas. Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” Mateo 25:21.

¿Cómo ser buen administrador del dinero?

Lo primero es elaborar un presupuesto familiar donde tenga claro cuáles son los ingresos y egresos del hogar y pueda determinar si hay algún “roto en el bolsillo” que esté afectando su economía. En muchos casos, solo con eliminar los gastos  innecesarios, la economía del hogar comienza a fluir mejor.

Los ingresos deben sumar todos los miembros de la familia. Si se trata de un matrimonio y ambos reciben ingresos, lo ideal es que tengan un fondo común. Muchas parejas creen que esto no funcionará para ellos. No es así, ponga el tema en oración y recuerde esta frase de las abuelas: si no pueden compartir algo tan superficial como el dinero, no pueden compartir algo tan profundo como el amor.

Una vez conozca con claridad cuánto dinero ingresa a su hogar, haga una lista real de sus gastos, incluso los que parecen poco importantes. Así se dará una idea del nivel de vida que lleva y podrá analizar en qué puede recortar gastos.

Reglas para tener una economía saludable

Juan Manuel Cortés, diácono de Casa Sobre la Roca y Coach empresarial brinda algunas reglas para que sus finanzas funcionen correctamente:

– Arme un presupuesto

Un buen presupuesto es un modelo financiero que como resultado entre lo que ganas menos lo que gastas debe dar cero. ¿Y si me sobra plata? Precisamente por eso debe dar cero, porque si sobra es en realidad ahorro. (Lucas 14:28).

Pague en efectivo lo que más pueda

En la época de dinero digital, hemos comenzado a vivir con dinero que no es nuestro (tarjetas de crédito) por eso cuando pagamos en efectivo sentimos el golpe emocional y sicológico al ver la cantidad de dinero que tiene que salir de nuestras  manos literalmente, el efecto “tarjetazo” puede traer consecuencias nefastas.

No ahorre si tiene deudas

Pensamos que debemos ahorrar porque es bueno, y claro que lo es. El problema es que no debemos ahorrar si tenemos acreedores a los que hay que pagar. Primero debemos pagar deudas y luego sí comenzar a ahorrar.

Ahorrar es una decisión emocional

No ahorramos porque no tomamos la decisión emocionalmente, lo hacemos con la cabeza. Si programamos nuestras emociones para tener un ahorro programático, motivados aún más por la promesa de que a través del ahorro es que nos hacemos ricos, seguramente que veremos los resultados de otra manera. (Proverbios 13:11).

Cree un fondo de emergencia

Va a llover. Sí van a llegar los problemas. Así que si no creamos un fondo de emergencia, seguramente será más complicado salir de las dificultades cuando estas lleguen.

Los expertos afirman que cada 10 años en promedio las familias enfrentan algún problema financiero profundo. ¿Así que para qué esperar que llegue sin estar preparados? Ojo, ese fondo no es para usar si no hay para ir a almorzar el domingo, es para cuando hay alguna emergencia de verdad.

Invierta en seguros y modelos de cooperativismo

Tener un buen esquema de aseguramiento mitiga profundamente los potenciales incidentes que puedan llegar a nuestras vidas y nos dan la capacidad de atenderlos sin sentir el embate del dolor una vez nos golpea el corazón y el bolsillo. Es recomendable tener el siguiente esquema de aseguramiento:

  • Seguro de salud (no se quede únicamente con la protección estatal, no es suficiente, salvo que viva en Finlandia o Islandia).
  • Seguro de vida o invalidez. Así sea el que le ofrecen en el supermercado.
  • Ahorre en un fondo cooperativo o un fondo de pensiones voluntarias. Este seguramente será su “seguro” de ahorro. Normalmente sirve para eventualidades que se presentan en el hogar.

Aprenda a decir “NO”

Esta puede ser la parte más difícil de tener salud financiera. Cuando tiene un plan de pagos, un plan de ahorro y se está preparando para los momentos difíciles, va a tener que lidiar casi todos los días con aprender a decir “no”.

La definición de capitalismo de Chris Gardner dice: compramos cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos, para agradar a personas a las que no le importamos….

Por esa razón se hace necesario hacerse estas tres preguntas antes de comprar algo o adquirir una deuda:

  1. ¿Es urgente y lo necesito?
  2. ¿Puedo vivir sin esto?
  3. ¿Si ahorro lo puedo comprar en efectivo?

Las respuestas deberían ser; sí, no, no, entonces y solo entonces comprarlo o considerar adquirir una deuda. De lo contrario la palabra que debes utilizar es “No” y seguir adelante.

¿Cómo elaboro un presupuesto?

Si después de evaluar los puntos anteriores se ha dado cuenta de lo mucho que necesita elaborar un presupuesto mensual para sus gastos, Hechos&Crónicas lo invita a conocer algunas aplicaciones para organizar sus finanzas desde su celular.

– Cuentas claras

Cuenta con categorías para ingresar los datos de manera más organizada y de acuerdo al tipo de gasto que se realice. Puede consultar constantemente el estado de sus finanzas y si aún le queda presupuesto para el mes o debe apretarse el cinturón.

– Money Control

Permite ingresar los gastos diarios, guardar registro de facturas y recibos tomados a través de la cámara del celular. Es útil para que parejas y familias lleven sus cuentas juntos.  Además, genera automáticamente los pagos periódicos.

– MoneyWiz

Tiene espacio para la creación de presupuestos, control de cuentas y facturas e incluso genera pronósticos a futuro. Allí se pueden subir además gastos como créditos, hipotecas y préstamos. Emite una alerta cuando las cuentas andan mal y los pasivos del usuario se incrementan generando peligro.

Tus gastos

Es ideal para controlar los pequeños gastos y las entradas diarias. Está dividido por categorías para que cada valor esté justificado de acuerdo a la fecha y al fin de su uso. Se complementa con la herramienta MyValue, con el fin de brindar un óptimo control.

No se olvide del diezmo

No se puede tener una economía saludable si no se es obediente con quien nos ha dado todo. La Biblia dice que Dios es el dueño del oro y de la plata y ha determinado que el 10% de nuestros ingresos son para Él. Si a usted le parece difícil de cumplir, haga la prueba. Dios lo prosperará por su obediencia, de lo contrario no es más que un robo al dueño de todo. Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:10.

Foto: Pressfoto / Freepik

Share:

Leave a reply