Números

Derrumbando los mitos del emprendimiento

Innovar, iniciar un proyecto, querer romper los esquemas empresariales y superar nuevos retos en creación de empresa siempre tendrá diversos mitos que espantan algunos y fortalecen a otros. Estos prejuicios preconcebidos suelen tener sus raíces en comentarios, medias verdades, problemas exagerados, conceptos relacionados con el sexo o la edad, mentiras, malas experiencias y anécdotas de terceros, y suelen convertirse en la excusa para no arriesgarse a emprender.

La mayoría de estos mitos están cargados de exagerado pesimismo u optimismo desdibujando lo que realmente es emprender. Sin embargo, hay que saber qué es emprendimiento y como está conectado con el mundo de los negocios y empresa para poder hacerle frente conceptos que llegan en cualquier momento y puedes desmotivar al arriesgarse.

“La palabra emprendimiento viene del francés “entrepreneur”, que significa pionero; se refiere a la capacidad de una persona de realizar un esfuerzo adicional para alcanzar una meta; es también utilizada para la persona que inicia una nueva empresa o proyecto. Así mismo, este término se atribuyó a aquellas personas que fueron innovadoras o agregaban valor a un producto ya existente”, es la definición de emprendimiento que recoge Leonor Jaramillo, Magíster en Educación de la Universidad del Norte, en su artículo “Emprendimiento: concepto básico en competencias” publicado por el Instituto de Estudios en Educación (IESE).

Esta definición ilustra como el buen emprendedor no debe dejarse apabullar y desmotivar por este tipo de conceptos mitificados sobre la tarea de emprender. El concepto de “pionero” indica riesgo, un explorador no es un aventurero si no tiene al riesgo presente en su camino. Emprender significa hacer brillar una idea empresarial en el mundo de los negocios y para ello se tendrán que enfrentar a nuevas o novedosas dificultades o retos, a la hora de hacer triunfar su proyecto.

Por tal razón le damos a conocer algunos de los mitos, que reforzados por la cultura popular, surgen a la hora de querer emprender:

– Sin dinero es imposible emprender

Aunque es muy lógico, este mito está alejado de la realidad. En el mundo abundan casos de emprendedores que lograron el éxito sin dinero o con muy poco. El aprovechamiento de la experiencia, conocimiento, la creatividad y el uso adecuado de los recursos a la mano, son pilares fundamentales para crear e impulsar un negocio sin dinero. Cifras del Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (SEBRAE) señalan el 39% de los empresarios abrieron su negocio sin saber cuánto dinero necesitaban para el capital de trabajo.

Igualmente es bien sabido en el mundo emprendedor que conseguir el capital para iniciar un proyecto es complicado y que muy pocas instituciones financieras ofrecen créditos para ello, sin que el emprendedor tenga que asumir grandes riesgos. Sin embargo, hay otras formas de obtener la financiación como lo son el networking y el crowdfunding, entre otras opciones.

–  Emprender tiene una fuerte tendencia al fracaso

El riesgo siempre estará presente en el mundo de los negocios y es igual a la hora de emprender, por lo cual no se puede afirmar que hacerlo es invertirle al fracaso como muchas veces se cree. Empezar una idea empresarial puede resultar un tanto abrumador o complejo, pero por ello es que antes de iniciar un emprendimiento este se debe estar planeado estratégicamente.

Frases del tipo “el fracaso está en cualquier esquina” lo que hacen es desmotivar el emprendimiento en la sociedad. Y a pesar de que sea un proceso complicado, emprender no tiene como meta quedar en la ruina pero hay que saber hacerlo bien.

En Colombia a pesar de que existen varias barreras para emprender, el ambiente para hacerlo ha mejorado mucho. El informe Doing Business 2019 elaborado por Banco Mundial (BM) señala que Colombia es el tercer país de la región con mayor facilidad para hacer negocios.

– Necesidad, el principal motivo para crear empresa

Este es uno de los mitos más famosos con respecto al emprendimiento y generalmente es relacionado con el desempleo o la creación de empresa por parte de los jóvenes. Sin embargo, no es del todo cierta ya que los motivos para la creación de empresa son muy variados y van desde el aprovechamiento de una oportunidad de negocio hasta la decisión de poner en marcha un proyecto basado en su pasión o gusto.

Cifras del estudio del Global Entrepreneurship Monitor 2017 (GEM) desmiente este mito puesto que señalan que en Colombia las motivaciones para crear empresa son: 58% aprovechar una oportunidad, 51% tener una mayor independencia, 40% aumentar sus ingresos personales y tan solo el 13% lo hace por necesidad, entre otras razones.

– Una idea genial es suficiente para tener éxito

No lo es. Una idea sin trabajo es muerta. El trabajo duro hace parte de ADN del emprendedor así como el análisis del momento y de las fases por las cuales tiene que atravesar su proyecto para ser exitoso. Una cosa es el sueño y otra muy diferente tener una empresa próspera. El camino para lograr esta suele estar lleno de perseverancia, arduo trabajo  y mucho esfuerzo.

Por: David Bernal – @davidbernall

Foto: Depositphotos

Share:

Leave a reply