Números

¡Auxilio! No sé cómo ahorrar

Con frecuencia se escuchan estas frases: “¿Cómo voy a ahorrar si no tengo ni un peso y gano mal?”. “Muchas veces me gasto mis ahorros en cosas que no necesito”. “Si ahorro me quedo sin plata”. “El ahorro es para gente adinerada”“¡No sé cómo ahorrar!”. Si usted es de aquellos que no ahorra, este artículo es para usted.

Cerca de 11 millones de colombianos podrían estar furiosos con este tema porque ganan menos de $781.242, equivalente al salario mínimo legal vigente para este año. Sabemos que el dinero no alcanza, que los productos de la canasta familiar cada día están más caros, pero no olvidemos la frase de Benjamín Franklin: “Un centavo ahorrado es un centavo ganado.

Entonces, usted preguntará: “¿Cómo y cuánto ahorrar?” según el experto en finanzas Andrés Panasiuk, conferencista cristiano y fundador del portal culturafinancera.org, es importante ahorrar por lo menos 5% de lo que gana mensualmente. Trate de hacerlo ya sea en el banco o debajo del colchón. De dos a tres meses podría tener un fondo para emergencias.

¿Qué tal si abre una cuenta de ahorros y se consigna cada mes ese 5% como si estuviera pagando la luz, el gas o el teléfono? Sería una forma de no “sufrir” la ausencia de su dinero.

Otra forma de ahorro es la inversión. Panasiuk da algunos consejos prácticos:

– La inversión debe ser simple y fácil de entender.

– Debe tomar poco tiempo para administrar.

– No debe causar tensión emocional.

– No debe cambiar su estilo de vida ni hacer perder la paz en el hogar.

– Debe controlar usted mismo su inversión.

– Tiene que ser una inversión que pueda transformarse en dinero en efectivo con facilidad y rapidez.

– Debe ser tan buena para aquellos que tienen poco que invertir como para los que tienen grandes cantidades de dinero.

¿Y si juego lotería?

“Todavía me sorprende la ingenuidad que demostramos los latinoamericanos cuando se trata de jugar a la lotería. Sabemos que las estadísticas dicen que las posibilidades de ganar son ínfimas, y, sin embargo, quemamos dinero todas las semanas tratando de salir de la pobreza de una forma mágica (parece ser que para el pobre ‘la esperanza es lo último que se pierde’, ¿no?”, dice el experto.

¿Por qué en vez de derrochar esos $20.000 semanales en el juego no hace algo más inteligente? Mire su vida como una carrera a largo plazo: Ese dinero que iba a gastar en lotería, ahórrelo en una alcancía. Al cabo de 10 años ¡usted habría ahorrado aproximadamente $10.950.000! y si lo hubiera metido a un banco, a ese monto se le sumarían los intereses.

Maneje su dinero y el de su familia como si fuera el dinero de una empresa. Los expertos aconsejan hacer un plan de gastos en forma mensual de la misma manera en la que lo hacen las empresas, es decir, calculando las entradas y salidas del año.

¿Ahorrar gastando?

Muchos dicen que comprar cuando hay ofertas es la mejor manera de ahorrar dinero y no siempre lo es. Cuando se gasta, no se ahorra, ¡se gasta! El ahorro solo se da cuando guardamos. “Entonces, a menos que las cosas que compramos en oferta sean cosas que realmente necesitemos, cuando compramos algo porque era una oferta increíble en realidad no hemos ahorrado, sino que hemos gastado dinero que quizás, si no hubiera sido por esa ‘oferta’, hubiéramos guardado”, dice Panasiuk.

No pase por alto las monedas

Las monedas están en varios lugares: en bolsos, bolsillos de pantalones, chaquetas, en el carro y a veces las dejamos por ahí. ¿Qué tal si guardamos esas monedas en otro marranito? O, ¿qué tal si compra una jarra para que todos los de su familia acumulen las monedas? Estas serían buenas ideas para ahorrar por ejemplo para Fin de Año.

Diezme, vale la pena

Si quiere abundancia no se olvide de dar lo que corresponde a Dios, la economía depende de la espiritualidad: El Señor te concederá abundancia de bienes: multiplicará tus hijos, tu ganado y tus cosechas en la tierra que a tus antepasados juró que te daría. -El Señor abrirá los cielos, su generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo la lluvia sobre la tierra, y para bendecir todo el trabajo de tus manos. Tú les prestarás a muchas naciones, pero no tomarás prestado de nadie. El Señor te pondrá a la cabeza, nunca en la cola. Siempre estarás en la cima, nunca en el fondo, con tal de que prestes atención a los mandamientos del Señor tu Dios que hoy te mando, y los obedezcas con cuidado. Deuteronomio 28:11-13.

“Está claro pues, que tendrás abundancia si oyes y cumples la Palabra de Dios en cuanto a la economía. Ahora bien, le das vueltas y vueltas al tema y no hallas ninguna otra fórmula a través de la cual Dios te abra la puerta de la abundancia, que la del diezmo. Diezmar o no es tú dilema, pero no es problema. Mi tema es enseñarte para que seas prosperado, si lo quieres aprender”, enfatiza el pastor Darío Silva-Silva en el capítulo “La llave de la obediencia”, en su libro Las llaves del poder.

3 frases de Benjamín Franklin para pensar:

– Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco.

– El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

– Mientras puedas, ahorra para la vejez y la necesidad, porque el sol de la mañana no dura todo el día.

Por: Jennifer Barreto – @BarretoJenn

Foto: 123RF

 

Share:

Leave a reply