Tecnología

Celulares ¿equipos indispensables que podrían afectar su salud?

El crecimiento de la adquisición y uso del teléfono móvil en el mundo, ha puesto en alerta sobre las posibles afectaciones que generaría el constante uso de este popular aparato, que hoy en día ya es considerado una necesidad.

¡Es hora de despertar! Anuncia el timbre del móvil que repica desde hace unos minutos sobre la mesita de noche y justo lo primero que agarramos con la mano, es el equipo. Lo hacemos para apagar la alarma, empezar a ver las notificaciones de correo, redes sociales, recordatorios y demás. Desde muy temprano en la mañana se usa el celular y con él, permanecemos todo el día, hasta que es conectado para la carga, (aunque muchos ni lo sueltan para ello como si fuera parte del cuerpo humano)

Tomar fotos, escuchar música o radio, funciones de calculadora, traductor, acceso a internet, jugar, aprender, ver vídeos, transmisiones en vivo, leer… ¡en fin¡ los avances en la tecnología han permitido que los teléfonos móviles hayan reemplazado a muchos aparatos al concentrar cientos de funciones en un aparato tan pequeño, pero su uso excesivo ¿podría tener consecuencias para la salud?

Los estudios sobre el tema aún no han dejado resultados concluyentes que indiquen que las ondas de los celulares provoquen un daño directo a la salud. La Autoridad Médica de Cáncer de la OMS ha ligado a estas ondas con la posibilidad de desarrollar cáncer.  “En 2011, la International Agency for Research on Cancer (IARC), un componente de la Organización Mundial de la Salud, designó a una brigada de trabajo de expertos para revisar toda la evidencia disponible sobre el uso de teléfonos celulares. La brigada clasificó el uso de teléfonos celulares como un “posible carcinógeno para humanos”, señala la nota informativa titulada “Los teléfonos celulares y el riesgo de cáncer” elaborado por del Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH, por sus siglas en inglés).

A lo que “La American Cancer Society (ACS) declara que la clasificación de la IARC significa que podría haber algún riesgo de cáncer asociado con la energía de radiofrecuencia, pero la evidencia no es suficientemente sólida para considerarse causal y necesita que se investigue todavía más”.

Igualmente, la doctora Devra Davis en su libro “Disconnect: The Truth About Cell Phone Radiation, What the Industry Has Done to Hide It, and How to Protect Your Family” (Desconecte: la verdad sobre la radiación del teléfono celular, lo que la industria ha hecho para ocultarlo y cómo proteger a su familia) indica que el uso indiscriminado del celular puede daño en las cadenas de ADN, destruye las defensas del cerebro y reduce el conteo de espermatozoides al tiempo que aumenta la pérdida de memoria, el  riesgo de la enfermedad de Alzheimer e incluso el cáncer. Igualmente, Davis expresa en su libro que las ondas emitidas por los teléfonos pueden afectarnos debido al excesivo uso y a la distancia tan cerca que tenemos los aparatos durante casi todo el día. Lo que recomienda ella, es tener los aparatos los más alejados del cuerpo, ponerlos en modo avión con regularidad y preferiblemente usarlos con manos libres.

En 2014, la doctora Devra visito Colombia y allí expresó en una entrevista con el El Tiempo que el uso del celular por más de media hora ya puede generar principios para el desarrollo de estos problemas a futuro.

“En el caso de los celulares sí tenemos evidencia de peligro. Cada estudio que se ha hecho, bien diseñado, con grupos de personas que han utilizado los celulares con frecuencia durante los últimos 10 años o más, y que lo han comparado con quienes que no lo han hecho, han encontrado que hay un riesgo doble o más alto de contraer gliobastoma, incluso cuando el uso ha sido moderado: solo de media hora al día en promedio durante una década. Es algo común, lo que consumen hoy la mayoría de personas”, señaló Davis al periódico colombiano.

A pesar de lo que se consideraría, la doctora no está en contra del uso de estos equipos sino que informa sobre sus efectos para que estos no afecten la salud y más cuando los niños desde temprana edad han empezado a usar esta tecnología de forma discriminada, lo que según le médica podría afectar su desarrollo neuronal.

¿Hay alguna afectación para los niños?

Los celulares han llegado a reemplazar diversos aparatos que se distribuían algunas tareas de entretenimiento familiar, logrando reemplazar a la mayoría de ellas para convertirse en una de las principales fuentes de diversión para chicos y grandes. En el caso de los más pequeños, una gran porción de la estadística se la lleva la gran oferta de aplicaciones de juegos disponibles en el celular pero… ¿Hay alguna afectación a su salud?

Según el estudio The Mobile Economy 2018 elaborado por GSMA, asociación que agrupa a los operadores móviles y a las compañías relacionadas con este gremio en el mundo, concluye el número de usuarios únicos de telefonía móvil alcanzó los 5.000 millones a finalizar el 2017 y que para el 2025 serán casi mil millones de usuarios de telefonía móvil, alcanzando los 5.900 millones de suscriptores, entre ellos niños y menores de edad.

Según la nota informativa del NIH “Hay consideraciones teóricas en cuanto a que el riesgo posible deberá investigarse por separado en los niños. Sus sistemas nerviosos están aún en formación y, por consiguiente, son más vulnerables a factores que pueden causar cáncer. Sus cabezas son más pequeñas que las de los adultos y, por consiguiente, tienen una exposición proporcionalmente mayor al campo de radiación de radiofrecuencia emitida por los teléfonos celulares. Y los niños tienen la posibilidad de acumular más años de exposición a los celulares que los adultos”.

Estas teorías no se han probado a nivel científico como lo asegura la investigación tipo manual denominada “Estableciendo un diálogo sobre los riesgos de los campos electromagnéticos” elaborado por la OMS, en donde se indica que “la evidencia para otros tipos de cáncer en niños y adultos, como también para otros tipos de exposición fue considerada inadecuada en la clasificación debido a la insuficiente o inconsistente información científica”.

Recomendaciones que no sobran…

Las organizaciones médicas y científicas que han estudiado el tema tienen en común como atender a medidas de prevención frente al uso excesivo de los equipos celulares, debido a que hay muy poca información contundente que indique que el uso del teléfono celular afectan o no la salud humana.

– No se duerma con el celular cargando o muy cerca de usted. Déjelo en modo avión.

– Esté atento al tiempo de uso por parte de los niños de esta clase de equipo.

– Su uso excesivo no es recomendable.

– Al usarlo trate de hacerlo con manos libres.

– Utilice el altavoz al realizar sus llamadas.

– Trate de utilizar en lo menos posible el Bluetooth.

Por: David Bernal – @davidbernall

Ilustración: 123RF

Share:

Leave a reply