Timoteos

“El impacto deslumbra, pero desaparece pronto” Alex Sampedro

Alex Sampedro es cantautor, líder de jóvenes y conferencista. También es licenciado en psicología y estudió violín en el conservatorio de Valencia (España) obteniendo el título profesional de música; pero lo más importante es que se ha dedicado a llevar el mensaje del Evangelio a Europa y América. Lleva más de ocho años encargado del ministerio Especialidades Juveniles ahora llamado e625. Con más de 60 producciones musicales, ha logrado formar su ministerio musical con el cuál transmite un mensaje de verdad en cada una de sus canciones.

Hechos&Crónicas habló con él durante su visita a Colombia el pasado octubre. y esto fue lo que nos contó sobre el ministerio juvenil y cómo un joven en la actualidad puede impactar la iglesia.

Hechos&Crónicas: ¿Cuántos años lleva predicando?

Alex Sampedro: Desde los 17 años y tengo 34, así que… 17 ¡Media vida ya!

H&C: ¿Cómo supo cuál era su llamado?

AS: Cuando uno va sirviendo a los demás se va dando cuenta de cuál es su llamado. En mi caso fue un proceso, algo progresivo. Además, mi llamado es el de todos: hacer  discípulos.

El cómo viene después, y depende no solo de tus dones, también de las circunstancias, es decir, las personas a las que sirves.

H&C: ¿Qué papel juega la música en su llamado?

AS: Es una herramienta genial, un regalo de Dios para mí. Me enseñó mucha disciplina y también me ayuda a comunicar verdades que me costaría expresar de otra manera.

H&C: ¿Cuál es el principal error de la iglesia hoy?

AS: A mi juicio son dos cosas, en primer lugar debemos volver a poner a la persona de Jesús en el centro de todo. Jesús es lo mejor que tiene la iglesia, debemos redescubrirlo constantemente, y en segundo lugar necesitamos contextualizar la iglesia al siglo XXI como hicieron nuestros hermanos siglo tras siglo. No hay iglesia sin contextualizar, la pregunta es en qué siglo están contextualizadas… Para eso debemos tener muy claro que la iglesia, si no está en misión, no es iglesia.

H&C: ¿Cómo la iglesia puede ser relevante con las nuevas generaciones?

AS: Haciendo comprensible el mensaje de Jesús, no hay nada nuevo bajo el sol, cambian los lenguajes, pero el proyecto educativo de Jesús sigue vigente.

H&C: ¿Qué mensaje debemos predicar a la sociedad contemporánea con tantos cambios y tantos dilemas morales?

AS: Hay una verdad que es personal, JESÚS, y que trasciende opiniones. Que el Señor nos dé gracia para hacernos entender en un mundo pluralista. Nuestro mensaje es, y debe ser, policialmente incorrecto, como Jesús.

H&C: ¿Cuáles son los errores más comunes que cometen los predicadores?

AS: Te puedo hablar de los que cometo yo. No orar lo suficiente, dar por hecho que lo que sabes te sustenta, el orgullo. Fijarme demasiado en cómo lo hago en lugar de pensar, en cómo Dios puede transformar vidas… Buff, cometo muchos (risas). Quizá el peor sea que a veces se me olvida, que es Él, quien me envía.

H&C: ¿Cuál debe ser el enfoque de un sano ministerio juvenil?

AS: El objetivo debería ser que cada uno de los jóvenes que forman parte de ese ministerio se convierta en un misionero en su contexto laboral o estudiantil y que en el nombre de Jesús traigan Su Reino a esta tierra.

H&C: ¿Considera que los ministerios actuales están siendo efectivos no sólo en la predicación sino en cautivar a los jóvenes y sobretodo en acompañarlos en un proceso de madurez?

AS: No siempre. A veces nos enfocamos demasiado en los programas, en mantener una estructura que ya caducó en lugar de enfocarnos en el proceso de discipulado. Debemos poner en primer lugar la misión, los jóvenes, la pastoral, y luego, lo demás: las estructuras, las reuniones, los eventos ponerlos en función de sus vidas, no al revés.

H&C: ¿Cómo los jóvenes pueden impactar a la sociedad?

AS: Siendo como Jesús en sus contextos. Más que impactar, que es una palabra muy de moda, debemos más bien, salar, formar parte del tejido social, ser la levadura… Esas metáforas me gustan más que ´impactar´, que me suena a fuegos artificiales, que deslumbran, pero desaparecen pronto.

H&C: ¿Cuál es su consejo para el líder de jóvenes?

AS: Que lea la Biblia entera por favor, y que descubra a Jesús en ella, y que luego sirva a los jóvenes como si fuera Jesús.

H&C: ¿Qué consejo le daría a un creyente joven en la actualidad?

AS: Le diría que seguir a Jesús es la mejor aventura que jamás podría haber imaginado, que lo arriesgue todo por Jesús, porque si lo hace jamás se arrepentirá.

H&C: ¿Cuál es la importancia del ministerio juvenil en la evangelización y cómo podemos ser más efectivos?

AS: Está demostrado que el rango de edad donde las conversiones son más numerosas es en la juventud, por lo tanto, es estratégico enfocar en ellos muchos de nuestros esfuerzos. Pero para ser más efectivos propongo un trabajo integral, intergeneracional, donde no segmentemos tanto y seamos una contracultura incluso en ese aspecto. Este mundo vive atomizado, dividido, además se está haciendo adolescente, en lugar de maduro. A mi juicio, un trabajo compartido entre generaciones será un testimonio genial.

Además, considero que debemos cambiar nuestro sentido de evangelización, no simplemente proclamando, en esta era postmoderna el concepto relacionan es fundamental, además de que se parece mucho a cómo Jesús lo hacía. Cultivando amistades se puede presentar a Jesús de maneras a veces más efectivas que con un sermón de tres puntos.

H&C: ¿Cómo asumir el reto posmoderno de la ausencia de Dios en todos los ámbitos?

AS: En primer lugar, Dios está en todas partes, no le podemos echar de la realidad aunque queramos. Debemos ser como Pablo en Atenas, identificar al “Dios no conocido” al que la gente adora sin saber.  Porque Dios, aunque la cultura no lo reconozca, sigue ahí. Es toda una prédica, difícil de explicar en una respuesta. Pero los animo a leer Hechos 17, es un capítulo extraordinario y un ejemplo de cómo podemos acercarnos a la cultura recordándole que Jesús ha resucitado.

Creo que ese mensaje es el más potente que existe en la historia de la humanidad, y no hay cultura que se pueda resistir a Él.

El 8 de octubre del 2018, Alex lanzó su más reciente sencillo llamado “Vaso Roto” que dice en una de sus estrofas: “Tú siempre me hablabas de un padre, que no vino a juzgar a nadie, que solo aprieta cuando abraza, y que acepta a los don nadies, como yo”. Tal como aseguró durante esta entrevista, siempre usa sus letras para transmitir lo que no podría decir de otra manera y ese, definitivamente, es el don que Dios le dio.

Por: Geraldine Ávila Cifuentes – @geralavila9

Foto: Juan Camilo Peña

Share:

Leave a reply