Casa2

Familias en crisis ¿realidad en la sociedad colombiana?

Colombia es uno de los países donde la estructura familiar tiene mayor inestabilidad, las parejas se casan menos y conviven más, los hijos reciben el impacto de este tipo de situaciones.

La familia catalogada comúnmente como célula de la sociedad se encuentra en este momento en una aguda crisis como consecuencia de la falta de madurez personal, emocional y espiritual por parte de los padres que terminan impactando negativamente a los niños que conviven estos hogares.

Esta radiografía, se tomó del mapa mundial de la familia del año 2014 realizado por las entidades Child Trends, Social Trends Institute y ocho universidades del mundo, incluida la Universidad de la Sabana por Colombia.

La investigación analizó indicadores de 49 países, incluido nuestro país y su panorama no es el mejor: 55% de los niños de Colombia viven con adultos diferentes a sus padres, esto los hace vulnerables a violencia, hacinamiento y abusos. 11% viven sin papá y mamá; 84% de los bebés nacen de madres solteras y es el país donde más crece la unión libre con un porcentaje del 35%. Solo 19% tiene matrimonios estables.

Tenemos las tasas más altas de niños que viven sin sus dos padres (solo superada por algunas naciones africanas), de la gente que menos se casa y de bebés que nacen fuera del matrimonio. Estas estadísticas fueron realizadas por Pablo Andrés Salazar, profesor del Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana e investigador en este tema por Colombia.

Un hecho bien marcado en Colombia es la violencia intrafamiliar contra la mujer, siendo uno de los mayores motivos de separación de las parejas.

La psicóloga Victoria Cabrera, profesora del Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana, asegura que una de las causas de tantas separaciones, es que la gente no quiere asumir sus responsabilidades familiares. Para evadir el compromiso que implican los vínculos familiares, pretenden buscar otra organización con nuevos vínculos afectivos abandonando los previos, esto es causa de tantos hogares uniparentales (con solo madre o padre). Otros casos obedecen al conflicto que se vive en Colombia, donde hay padres que mueren previamente, o se tienen que desplazar a trabajar a otras ciudades.

En cuanto a la dimensión del matrimonio dice el profesor Salazar, “las personas no se dan cuenta de la responsabilidad y profundidad que significa compartir toda una vida con una persona, no se valora lo que significa el casamiento, muchas personas lo toman por lo económico, y no por la dimensión como una institución de índole sagrada, diseñada por Dios”.

El psicólogo norteamericano Alvin Witten en su libro “La nueva familia”, dice que la cuestión no es tanto que las personas no quieren casarse, sino que cada vez les cuesta más trabajo encontrar una pareja adecuada a sus intereses personales. Esta situación un poco preocupante no sólo sucede en nuestra hermosa nación, sino que es una tendencia de carácter mundial.

Existe un fenómeno dentro de la familia que se denomina “madresolterismo”, tendencia independientemente de la Ley de Paternidad Responsable, que como muchas leyes en Colombia no funcionan o no son aplicables en todas las circunstancias, la psicóloga Victoria Cabrera dice que lo que debemos buscar es hacer conciencia en papás y mamás que el ejercicio de la paternidad y la maternidad es importante en la vida de un niño. María Fernanda Soto, casada con José María Barona, dice que admira las madres solteras y que no sabría cómo criar sola a sus hijos (un adolescente y dos niñas).

El apoyo de mi esposo es importante no tanto por lo económico, sino porque siento esa fuerza y protección que él nos da a todos. Además, con la sola voz de un hombre, los hijos saben que hay normas que deben obedecerse y unos deberes que cumplir. El rol del esposo facilita la crianza de los hijos. Por otro lado, sostiene Cabrera, “los papás, en vez de desprestigiar la figura materna, en medio de sus defectos y contradicciones, deben tratar de hablarle de lo mejor de ella para que el niño aprenda a relacionarse con esa figura femenina que le sirve de referencia con las que se encontrará en su vida”.

En conclusión, en la medida en que los niños están creciendo en entornos más conflictivos y de vulnerabilidad, la sociedad del mañana va a estar menos bien. En el hogar es donde normalmente se aprenden las competencias de socialización, se trabaja en la resolución de conflictos y en el perdón. El problema es que si están en entornos inestables, no van a desarrollar esas competencias sociales del mejor modo y en un futuro se encontrarán con grandes conflictos emocionales, en medio de una sociedad en crisis de valores.

El catedrático Salazar, encontró en su estudio que a mayor número de hijos, se afecta el bienestar infantil, pero los hijos únicos se pierden de una parte importante de experiencias sociales y sufren de sobrepeso. Colombia tiene la tasa de “madresolterismo” más alta del mundo, con un 84% de bebés de mujeres que no se han casado por lo civil ni por la iglesia.

Las madres solteras que nunca han tenido una relación de pareja estable es mayor en América Latina, con 8,9%. Colombia es el segundo país en el mundo con el índice más alto de parejas en cohabitación, con 35%, solo superada por Perú que llega a 38% y Nicaragua con 30% de personas en unión libre.

Por: Mario Humberto Garzón Melo. Estudiante de octavo semestre de la Facultad de Teología Integral (Facter).

Foto: Depositphotos

Share:

Leave a reply