Crónicas

Xenofobia ¿Se toma el mundo?

Los movimientos migratorios derivados de diversas crisis políticas y sociales en diferentes naciones en el mundo han tenido como consecuencia el aumento de la xenofobia en los países vecinos o a los cuales migran los afectados.

Este fenómeno ya ha pasado de castaño a oscuro llevando incluso a muchos de los migrantes a sufrir ataques que les ha costado sus propias vidas. “Odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros. En el ámbito internacional no hay una definición aceptada de xenofobia aunque puede ser descrita como actitudes, prejuicios o conductas que rechazan, excluyen y, muchas veces, desprecian a otras personas, basados en la condición de extranjero o extraño a la identidad de la comunidad, de la sociedad o del país”, esta es el significado de xenofobia que provee el glosario sobre migración de la Organización Internacional para las Migraciones (IOM, por sus siglas en inglés).

Esta definición retrata a la perfección lo que han tenido que sufrir cientos de extranjeros que han huido de sus países de origen o que simplemente se han mudado a otra nación. Países como Colombia, Alemania, España, Costa Rica, Estados Unidos, Perú, Italia, entre otros, han ocupado los titulares de los medios de comunicación por temas, noticias y análisis sobre ataques xenofóbicos, así como por la crisis migratoria que los afecta.

“El aumento de la xenofobia está avivando las llamas de la inmigración en la UE y los EE. UU.”, titula el diario The  Guardian en un reportaje donde analiza como políticas xenofóbicas dan mayor popularidad a los políticos que ayudar a los extranjeros. La Acnur titula una nota en su página web “Acnur se muestra alarmado por la reciente violencia contra personas extranjeras en Sudáfrica”, allí esta organización denuncia que personas refugiadas y solicitantes de asilo están siendo atacadas por su condición de extranjeros.

En Colombia, la Revista Semana señala en un reportaje titulado “Alerta por xenofobia en contra de los venezolanos en Colombia” denuncia como los colombianos atacan, amenazan y niegan los servicios más básicos  a la población del vecino país. En Costa Rica, el Diario El País detalla en el artículo “Las ‘fake news’ en Costa Rica desatan la xenofobia contra los nicaragüenses” como las mentiras sobre los refugiados nicaragüenses en redes sociales ha desatado una ola de violencia contra ellos por parte de los costarricenses.

En Perú, el futbolista Arquímedes Figuera denunció que sufrió de gritos xenófobos luego de ser expulsado en la derrota de su equipo Universitario de Deportes contra el Melgar de Arequipa. El jugador de 28 años escribió en su cuenta de Instagram “No me avergüenzo de ser venezolano. Me siento orgulloso de dónde vengo y si tengo que vender arepas, como me dicen en los insultos, lo hago”, indicó Figuera que ha sido convocado en varias oportunidades a la selección de Venezuela.

Estos son algunas muestras de como la xenofobia poco a poco ha ido creciendo en la mayoría de naciones del mundo, llevando incluso a provocar la muerte de las personas directamente afectadas.

¿Qué dice la Biblia sobre el trato a los extranjeros?

Desde el Pentateuco hasta el Libro de los Hebreos, las Sagradas Escrituras hacen especial énfasis en el buen trato que se le debe dar a los extranjeros, veamos algunos de los versículos relacionados con el tema:

No maltrates ni oprimas a los extranjeros, pues también tú y tu pueblo fueron extranjeros en Egipto. Éxodo 22:21.

Cuando algún extranjero se establezca en el país de ustedes, no lo traten mal. Al contrario, trátenlo como si fuera uno de ustedes. Ámenlo como a ustedes mismos, porque también ustedes fueron extranjeros en Egipto. Yo soy el Señor y Dios de Israel. Levítico 19:33-34.

El Señor protege al extranjero y sostiene al huérfano y a la viuda, pero frustra los planes de los impíos. Salmos 146:9.

Así dice el Señor: ‘Practiquen el derecho y la justicia. Libren al oprimido del poder del opresor. No maltraten ni hagan violencia al extranjero, ni al huérfano ni a la viuda, ni derramen sangre inocente en este lugar. Jeremías 22: 3.

Hay decenas de versículos donde la biblia no solo recomienda sino que también ordena al pueblo judío y a los creyentes tratar bien al extranjero. Partiendo del segundo mandamiento más importante de todos que es “ama a tu prójimo como a ti mismo”, pasando por experiencias de Jesús (Fue extranjero en Egipto cuando huía de la orden de Herodes de matar a los niños), los apóstoles y finalizando por lo que dicen las Sagradas Escrituras, los principios cristianos están en contra de la xenofobia.

Hoy cuando las crisis migratorias proveen una oportunidad para demostrar el amor de Dios a los extranjeros es necesario que el pueblo creyente de Colombia, uno de los países más afectados por la llegada masiva de personas de otras naciones, sea ejemplo para el mundo en cuanto a la reducción de la xenofobia.

Estadísticas de Migración Colombia señalan que al 30 de agosto del presente año había más de 935.593 venezolanos en el país, una cifra que aumenta diariamente por la entrada de venezolanos a través de los 2.200 kilómetros de frontera que comparten ambas naciones.

Esta situación cada día crece más y más en todo el orbe y se ha vuelto más mortífera de lo que en sí ya era. El informe “Travesías peligrosas” elaborado por la Acnur y la OIM señala que tan solo en la ruta que lleva del norte de África a España por el Mediterráneo, “más de 300 personas han muerto ya en 2018, un marcado incremento con respecto a 2017 (200 muertes en todo el año)”. Y que en lo que va de 2018, “se han registrado más de 78 muertes de refugiados y migrantes en rutas terrestres por Europa o junto a sus fronteras, en comparación a las 45 que tuvieron lugar en el mismo periodo del año anterior”.

La xenofobia se ha convertido así en uno de los fenómenos más grandes de desprecio hacia el prójimo, lo que va contrario a las Sagradas Escrituras. A pesar de su crecimiento, la xenofobia representa hoy una oportunidad para dar testimonio de la misericordia y ayuda hacia los demás, así como, para demostrar, una vez más, que el amor de Dios es para todos por igual.

Finalmente, las palabras de Jesús en Mateo 25: 34-39 dejan en claro que dar la espalda frente a la xenofobia, es darle la espalda al Señor »Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: “Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron”. Y le contestarán los justos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?” El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí”.

Por: David Bernal – @davidbernall

Foto: Cancillería Colombia

Share:

Leave a reply