Lucas MD

La música es salud

Todos hemos experimentado una sensación de bienestar al escuchar y hasta cantar a todo grito nuestra canción favorita. Pero, ¿tendrá esto algún beneficio real para la salud? Hechos&Crónicas investigó y le cuenta cuáles son los efectos positivos de la música para su bienestar.

Para Georgina Montemayor, catedrática de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, “todos estos beneficios se dan gracias a la profunda estimulación a nivel cerebral que provoca cada una de las ondas musicales, independientemente de los gustos de cada persona”. Algunos de estos beneficios son:

  1. Reduce el dolor

Escuchar música que nos parezca agradable libera endorfinas. Estas actúan como analgésicos naturales disminuyendo las dolencias. Los especialistas aseguran que escuchar música diariamente puede reducir los niveles de dolor en un 21%.

  1. Disminuye la ansiedad y el estrés

Según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, escuchar su música favorita reduce los niveles de ansiedad de los pacientes de Cuidados Intensivos. No tiene que ser un estilo de música en particular como se piensa de la música clásica, simplemente tienen que ser del agrado de los pacientes. Al reducir el estrés se disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, dolores de cabeza y obesidad y hasta se retrasa el envejecimiento.

  1. Ayuda a mantener un peso saludable

Según un estudio publicado en Psychological Reports, la música adecuada de fondo a la hora de consumir ciertos alimentos, provoca que se coma hasta un 18% menos, y que a su vez se disfrute más dicha comida, evitando los excesos. Además, aumenta el rendimiento en el ejercicio físico ya que desvía la atención de los ejercicios repetitivos por lo que evade la sensación de cansancio y aburrimiento y aumenta la sensación de agrado por él.

  1. Aleja la depresión

La música libera endorfinas o ‘moléculas de la felicidad’, aleja las angustias e incluso ayuda a recordar momentos felices. Un grupo de investigadores británicos estudió los beneficios de la música, e incluso del canto con un grupo de 375 personas. En todas las actividades destacó un aumento del bienestar emocional, pero la gente que participaba en coros reportó una felicidad mayor que los que cantaban en solitario.

  1. Favorece el aprendizaje

La música enriquece los procesos sensoriales y cognitivos del cerebro, mejorando la capacidad de procesar y retener la información. Además, estimula las ondas cerebrales, lo que permite una mayor concentración y un pensamiento más alerta. En el volumen adecuado, favorece la concentración y eleva la capacidad de trabajar bajo presión.

  1. Ayuda a tener un sueño reparador

Muchos especialistas recomiendan escuchar música suave antes de dormir, con el fin de combatir el insomnio. Incluso, se recomienda comenzar una rutina con música relajante justo después de cenar y continuar esta actividad hasta encontrarse en la cama. Esto proporcionará un sueño más profundo y reparador y por ende, una vida más saludable.

  1. Reduce la presión y mejora la circulación

Escuchar música suave ayuda a reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial, beneficiando a las personas que sufren de presión alta. Además, investigadores holandeses en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología en 2013, determinaron que los pacientes que sufrían enfermedad cardíaca y hacían ejercicio mientras escuchaban su música favorita durante 30 minutos al día mostraron una mayor mejoría que los que no escuchaban ninguna melodía. Esto se debe a que escuchar música aumenta la producción de óxido nítrico, una sustancia que produce la dilatación de los vasos sanguíneos y por tanto mejora la circulación.

  1. Ayuda a los enfermos de cáncer

Shawna Grissom, directora del Hospital de Investigación St. Jude Children, afirma que la musicoterapia logra una mejor habilidad de afrontamiento y una mayor capacidad de recuperación en los pacientes con cáncer. Según Grissom, la musicoterapia permite a los pacientes proyectar sus sentimientos y darles una sensación de control, un modo de expresarse, además de los efectos ya mencionados en la disminución del dolor y control del estrés y la ansiedad.

  1. Favorece la relación con Dios

La música enfocada en alabar a Dios, agradecerle y resaltar su amor, así como las intenciones de acercarse a él, reúne todos los anteriores beneficios y muchos más, ya que brinda paz, alegría y la sensación de una total conexión con el creador. Alabaré al Señor toda mi vida; mientras haya aliento en mí, cantaré salmos a mi Dios. Salmo 146:2.

Algunos de los beneficios adicionales que trae cantarle a Dios o escuchar música para Él, han sido identificados por los directores de alabanza como: desata el poder de Dios, Trae la victoria, atrae salud, produce paz y nos cambia.

Por eso dice a Biblia: ¡Cuán bueno, Señor, es darte graciasy entonar, oh Altísimo, salmos a tu nombre. Salmo 92:1.

Foto: 123RF

Share:

Leave a reply