Números

Tres consejos prácticos para manejar mejor sus finanzas personales

El manejo de las finanzas es una de las cosas que más puede afectar positiva o negativamente nuestra vida. Por eso es importante que usted mantenga la libertad financiera que se nos ha dado o que la busque si la ha perdido. Aquí le tenemos tres importantes consejos que le ayudarán a crecer y mejorar en el manejo de sus finanzas y no perder o recobrar el control sobre las mismas.

1- Tenga un presupuesto y hágale seguimiento

No tener un presupuesto es como ir en medio de la noche en un bosque sin un mapa y una brújula. El presupuesto es el Waze de sus finanzas que lo puede ayudar a llegar al puerto seguro de tener control sobre las mismas. No tenerlo es caminar ciego hacia un lugar que usted no conoce, como dicen popularmente, cuando usted no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve.

Tener presupuesto es importante porque le ayuda a entender sus finanzas, a conocer sus prioridades y a saber en qué y cómo gastar e invertir su dinero. El presupuesto es una herramienta poderosa en el uso del dinero. Hacerlo no es difícil y, al ser personal, no se rige por estructuras rígidas, lo único que debe hacer es tener claros sus ingresos y ordenar sus gastos de manera prioritaria. Esto le permitirá, no sólo conocer su capacidad real y ajustar su estilo de vida a sus ingresos, sino que podrá conocer cuáles son realmente los rubros en los que usted necesita invertir y gastar el dinero.

Ahora bien, recuerde hacer seguimiento del presupuesto. Muchas personas dicen que hicieron presupuesto pero que no les sirvió para nada. La verdad es que, el presupuesto no es un simple buen propósito de fin de año sino que es una herramienta diaria, es una brújula que me ayuda a tomar decisiones financieras saludables. No piense que puede hacer un presupuesto y nunca más verlo sino hasta final del mes, pues así no obtendrá ningún resultado. Consúltelo y mídalo constantemente, esto le puede ayudar a hacer ajustes rápidos y evitar caer en deuda.

Extra-tip: no olvide incluir el ahorro, los imprevistos y el salón de belleza; son tres rubros importantes que normalmente se dejan por fuera.

2- Pedir consejería financiera no es un delito

Hoy en día es muy normal que las personas se asesoren en el manejo de sus finanzas. Es como ir al médico. No tenga miedo ni pena, busque sabiamente un consejero que lo ayude a salir adelante o a mejorar el rendimiento de sus finanzas.

Ahora bien, hay muchas opciones y tipos de consejeros o coaches financieros para personas. Si en su iglesia prestan este servicio, úselo, por lo general el servicio de consejería de las iglesias es gratuito y es basado en principios bíblicos de manejo del dinero, aprovéchelos, las iglesias están para servir. Pero su usted prefiere un coach secular, no se preocupe, hay personas que se preparan especialmente para hacer asesorías en finanzas personales. Investigue bien y escoja el mejor.

Extra-tip: no espere a estar con el agua en el cuello, busque ayuda a tiempo. Además, este tipo de consejerías, como todas las demás, no sólo se deben hacer en momentos difíciles, buscar consejería financiera en la época de las vacas gordas le ayudará a prepararse con tiempo ante eventuales crisis.

3- Priorice gastos y presupueste con tiempo los gastos grandes

Uno de los errores más comunes que afectan nuestras finanzas es no priorizar nuestros gastos. El presupuesto, como vimos, es una herramienta que nos ayuda a priorizar los gastos, pero recuerde que todo esto debe llevarse a la práctica. Priorizar los gastos le ayudará a evitar perder dinero en gastos innecesarios o que podrían haberse hecho más adelante. No significa que usted ya no pueda darse un lujito de vez en cuando, sino que ahora usted sabrá con anterioridad que lo hará, así aún no tenga nombre. Tenga claridad de sus prioridades y así mismo invertirá y presupuestará sus gastos.

Por otro lado, hay gastos grandes que pueden ser presupuestados con tiempo, todo con el propósito de ahorrar para cubrir los mismos y no usar el crédito para hacerlo. Un ejemplo de estos son los impuestos del carro o predial, lo cuales se conocen con antemano, al igual que el pago del SOAT o el impuesto de renta. Que ninguno de estos lo tome por sorpresa lo ayudará a crecer en el manejo de sus finanzas.

No lo deje al tiempo o al azar, tener finanzas saludables es algo que depende de que usted aplique sabiamente lo que Dios nos ha enseñado para manejar las finanzas, practique, no se quede en buenos deseos.

Por: Carlos Arturo Romero Cárdenas.

Foto: 123RF

Share:

Leave a reply