Editorial

¡Ahora o nunca! Las urnas de la verdad sin desfalcos a la Paz

Ya están por llenarse las urnas de la verdad este domingo 27 de mayo cuando los colombianos acudiremos con alegría democrática en busca del cambio que reclamamos, un proceso sustentado en un futuro sin igual.

Alegría democrática no significa felicidad ni irresponsabilidad ni locuras al vaivén. Se traduce en que los desmadres de la corrupción terminarán, Dios quiera que así sea, pues ha muerto lo que jamás debió nacer: ese desastre llamado corrupción por un lado y por el otro las desgracias de esos 2 ó 3 grupos de facinerosos que ellos y los periodistas llamábamos guerrillas.

A partir de ahora Colombia se convertirá en una Nación con sobrada pulcritud donde un conglomerado de 49 millones de habitantes trabajaremos por la verdadera-verdad al transitar por los caminos de la sinceridad presente y futura.

Se acabó el jolgorio de las Farc y sus miembros ya obtuvieron más de lo que merecían… La otra violencia, la del ELN, claudicará por la voz de un país que lo exige.

Dice Tom Koenigs en entrevista con la editora de El Tiempo, Marisol Gómez: (Koenigs es desde hace 30 años emisario oficial de Alemania para los procesos de paz en Colombia: Después de 53 años el ELN no tiene opción alguna y así se lo ha dicho Koenigs, al alias Pablo Beltrán, cabeza del ELN en las negociaciones en Quito ante la pregunta de la periodista colombiana.

¿Cuánto tiempo está dispuesta Alemania a mantener su apoyo a los diálogos con el ELN si no hay resultados hasta ahora? ¿El tiempo de la guerrilla es infinito y no se acabará? ¿El ELN no lo sabe? ¿O no acepta que ha perdido su tiempo matoneando en las selvas colombianas?

Respuesta de Koenigs: Alemania mantendrá su apoyo hasta cuando se den condiciones para la paz. El ELN ha pateado (sic, del verbo patear) las oportunidades de acabar con su conflicto, ¿por qué siguen en la mesa en Quito y hasta cuándo? ¿Seguir a ratos y por pedazos para qué? Repasemos lo que dice el enviado del gobierno alemán ante la pregunta de su gobierno que iniciar otro proceso de paz sería imposible en recursos, tiempo y espacio. De manera que…¡Ahora o nunca!

El ELN, luego de 53 años con sus macabras singularidades, no tiene posibilidad alguna de alcanzar lo que busca: el poder. Los otros grupos o pandillas que se deleitan con cizañas campesinas, quedarán sin oficio; todos exigimos paz y solo paz, paz y mucha paz. Eso exigiremos en los comicios del 27 de este mayo que será bendito si ciertos grupos cesan su accionar cobijados por su violencia: ¿por qué no entienden que elegiremos al Presidente para La Paz?

Mayo será otro lapso histórico electoral pero si quedan rezagos de una mesa con un mínimo de fervor en busca de la paz, para el nuevo Presidente esos rezagos serían un mínimo halago. Si el nuevo jefe nacional no encuentra algo serio, preciso y conciso, todo se acabó.

¿Cuándo será ese cuándo y esa dichosa mañana de la Paz? En las urnas de la verdad el 27 de mayo el ELN no podrá hacerse  el de las gafas. Paz es Paz y lo demás una simple y minúscula ironía.

La Biblia dice que la paz proviene de nuestro Creador pues a Él lo llamamos Señor de Paz  (Romanos 15:33) Además, nos enseña que pronto disfrutaremos de abundancia de paz cuando el Reino de Dios gobierne la Tierra (Salmo 72:7 y Mateo 6:9 y 109).

Foto: David Bernal / Revista Hechos&Crónicas

Share:

Leave a reply