Hechos

Oprah Winfrey, abrazada por la pseudociencia

Después de su más reciente discurso al recibir el premio honorífico Cecil B. DeMille en la ceremonia número 75 de los Globos de Oro celebrada a inicios de este año en Los Ángeles, varios rumoran que la presentadora de televisión Oprah Winfrey podría postularse en 2020 a la presidencia de Estados Unidos.

Detrás de su discurso en el que habló sobre racismo, machismo, el sufrimiento de mujeres y niñas, el papel de la prensa, entre otros, cabe resaltar que el tema de la ciencia lo tiene de lado; en varias oportunidades ha expuesto sus ideas a favor de supuestos tratamientos para diversas enfermedades que no tienen fundamento científico. Winfrey, es considerada como una mujer a favor de la pseudociencia.

¿Qué es la pseudociencia?

La pseudociencia es aquella afirmación, creencia o práctica presentada incorrectamente como científica, pero que no sigue un método científico válido, no puede ser comprobada de forma fiable, o carece de estatus científico.

Según el libro «Ciencia y Pseudociencia » de Sven Ove Hansson, el término pseudociencia es considerado como inherentemente negativo. Es un neologismo formado a partir de la raíz griega pseudo, «falso», y la palabra latina ciencia, «conocimiento », es decir: “falsa ciencia”. En 1844 en el Northern Journal of Medicine, se usó por primera vez esta palabra. También se registra en 1843, en la obra del fisiólogo francés François Magendie.

Winfrey a favor de la falsa ciencia

Después del discurso que logró emocionar a muchos hasta el punto de popularizar en redes el hashtag #Oprah2020, “varios medios salieron a recordarle a Winfrey las estrechas relaciones con pseudocientíficos que durante décadas estableció desde su imperio mediático (empezó con un talk show que ya es un canal de televisión, una revista, una estación de radio y páginas webs)”, señala el diario El Espectador.

A lo largo de su trayectoria como presentadora, Winfrey, quien es calificada a menudo como la mujer más influyente Estados Unidos, ha dado voz a varios “anticientíficos” que sostienen teorías de la conspiración, dietas milagro, movimientos antivacunas, médiums, poderes paranormales, prácticas espiritistas, Nueva Era, autoayudas cosmológicas, reencarnaciones, apariciones fantasmales, ángeles, etc.

A pesar de que varios medios estadounidenses adviertan con frecuencia sobre los riesgos de estas supuestas terapias, y que la misma Sociedad para la Medicina Basada en la Ciencia califique la pseudociencia como “una fuerza dañina”, la popularidad de la presentadora es tan alta, que ha logrado influenciar talk shows de otros países, para que se hable en contra de la ciencia.

Oprah impulsa a pseudocientíficos

A finales de la década del 90, en el programa The Oprah Winfrey Show, invitó a Phil McGraw, conocido como “Dr. Phil”, quien dio supuestos consejos psicológicos. Fue tanto el éxito, que, en 2002, Dr. Phil arrancó su propio programa gracias al impulso de Winfrey, a pesar de que el “doctor” no tenía una licencia para trabajar como médico ni psicólogo.

En 2009, llevó a la fama a la ex conejita Playboy Jenny McCarthy, quien tenía una extraña postura frente al autismo y las vacunas, apoyada por su exnovio Jim Carrey, quienes difundieron su histeria a los casi 40 millones de personas que veían el programa con el apoyo de la presentadora. McCarthy afirmó que el autismo de su hijo era por culpa de la vacuna de la triple vírica, pese a que no se ha demostrado que el niño sufriera ese trastorno.

Otros que han participado son: el médico alternativo Deepak Chopra, creadorde la “curación cuántica”; el Dr. Mehmet Oz, defensor de la llamada “medicina integrativa”, que combina la medicina con terapias alternativas como hipnosis, rezos, curas energéticas, y homeopatía.

Winfrey también es seguidora del libro pseudocientífico “El Secreto”, que ha llevado a tratar sus enfermedades sin acudir al médico.

Por: Jennifer Barreto – @BarretoJenn

Foto: Alex J. Berliner – ABImages – Image.net

Share:

Leave a reply