Crónicas

Holocausto, el mayor crimen de la historia universal

No todas las víctimas de los nazis fueron judíos, pero todos los judíos sí fueron víctimas de los nazis. Elie Wiese, Premio Nobel de Paz, falleció a los 87 años, fue liberado del campo de concentración Buchenwald (Alemania central) donde fue el prisionero número A-7713 y ese número estampado en su brazo izquierdo lo llevó hasta morir.

El Holocausto fue el asesinato sistemático y cruel de seis millones de judíos en la Alemania nazista del fürer (jefe) Adolfo Hitler. En 1933 la población judía en Europa sumaba un poco más de nueve millones de los cuales, Hitler, su régimen y sus tropas arrasaron con seis millones, la enorme mayoría vivían en los países en torno a Alemania, sede de Hitler, países que serían tomados por la barbaridad nazista.

El resultado final de la 2ª. Guerra mundial (1939-1945), fue una guerra  fue atroz, una simple y enorme cosecha  de sangre. Holocausto es una palabra de origen griego que significa sacrificio por fuego. Los nazis, que llegaron al poder en Alemania en enero de 1933, suponían que los alemanes eran una raza superior y que los judíos, considerados como inferiores, constituían una amenaza extranjera para la llamada comunidad racial alemana.

Durante el lapso del Holocausto, las autoridades alemanas persiguieron a otros grupos debido, según esas autoridades, porque eran de inferioridad racial, como los gitanos, los discapacitados, y algunos pueblos eslavos (polacos y rusos, entre otros). Por la lejanía, se escaparon del castigo nazi todos los habitantes de América. Otros grupos fueron perseguidos y también llevados a campos de concentración para ser asesinados por un gas letal.

Pero los intelectuales polacos no judíos fueron igualmente perseguidos y asesinados. Otros 2 a 3 millones de prisioneros de guerra soviéticos. Pero en toda esa mortandad, los judíos siempre llevaron la peor parte cuando, ciertamente, narraban los escritores y pensadores de entonces, ellos –los judíos sin mencionar diversas nacionalidades, eran los intelectuales más sobresalientes de la Europa Central.

Y fue en sus primeros años cuando el régimen nazi y el gobierno nacional-socialista mandó construir los primeros campos de concentración para agrupar e inundar con gases mortíferos a sus oponentes políticos e ideológicos tanto reales, que eran pocos, como supuestos que eran muchos.

También, en sus primeros cinco años en el poder, Hitler fue considerado sotto voce como un dirigente enfermo de su cabeza, es decir, se comportaba como un orate. Lo cual no era nuevo para nadie. Adolfo Hitler comenzó a aplicar sus locuras que se conocieron con una carta suya escrita en 1919 en la que ya mostraba su odio visceral hacia los judíos y cinco años después ordenó que ellos, los judíos, debían padecer la exterminación absoluta. Para mencionar a los judíos en cubierta, empezaron los nazistas a mencionarlos como pasajeros transitorios en los campos de concentración donde vivían poco tiempo porque las regaderas de los gases exterminadores funcionaban varias veces por día.

Los SS hitlerianos seleccionaban a los judíos que debían ser llevados pues estaban destinados a morir inmediatamente en las cámaras de gas en el fatídico centro de la muerte para judíos ubicado en Auschwitz. Muchos pueblos fueron considerados inferiores entre los comandos racistas nazis y su pobladores los convertían en sus esclavos pero solo dos conglomerados debían sufrir el exterminio: los judíos y los gitanos.

Para los judíos los nazis del führer empleaban la palabra Holocaustos o Shoah pero el mayor esfuerzo organizativo iba dirigido al genocidio de judíos porque, decían, el antisemitismo formaba parte del corazón mismo del nazismo.

En la convención política de Wannsee del 20 de enero de 1942 se aprobó por una algarabía de militantes el exterminio masivo, decisión dedicada solamente a judíos.

¡Cuántas barbaridades! Habla el pastor Darío Silva-Silva

En Bogotá, el pastor Darío Silva-Silva, fundador y presidente de la iglesia cristiana integral Casa Sobre la Roca, dedicó buena parte de su sermón del domingo 4 de febrero al tema del HOLOCAUSTO JUDÍO. Fueron recuerdos… estremecedores. Veamos apenas unos pocos de esos terribles recuerdos del nazismo anti judíos:

…los nazis fueron los autores del nefasto genocidio llamado HOLOCAUSTO… no puedo entender como ahora aún haya alguien que niegue lo que hicieron los nazistas. Veamos dos ejemplos: Las cortinas de la oficina del comandante del campo de concentración de Auschwitz tenían cuerdas para subirlas o bajarlas hechas con cabellos de judíos mujeres y hombres, las perlitas que sonaban al subir o bajar las cortinas eran dientes de judíos, en el baño de ese comandante, y usted ahora puede ir allá porque se conserva como uno de los tantos recuerdos de las barbaridades contra los judíos usaban jabón hecho con grasa humana de judíos, allí hoy está el museo del horror, del oprobio, del salvajismo de entonces, y la lista que ese comandante tenía de los prisioneros judíos era un listado como si fuera una clasificación de un zoológico de prisioneros y cada prisionero era llamado no por su nombre sino por el de un animal y varios eran llamados ratas, eso fue algo que nadie podía imaginar.

Y da pesar, agrega el pastor Silva-Silva, que por los tiempos de hoy haya gente, muy poca pero la hay que comparten esas locuras nazistas. Pero ahí está en el Museo la lámpara estaba hecha con pieles de judíos. Yo recorrí ese lugar con los pelos de punta.

Habla Marco Sermoneta, Embajador de Israel en Colombia

Vamos a conmemorar el día internacional del HOLOCAUSTO para que nadie olvide lo que pasó en aquellos tiempos  (desde 1934 a 1950). Fue el exterminio de seis millones de judíos durante la 2ª. Guerra Mundial. Vamos a brindar un homenaje a varios diplomáticos de muchos países que salvaron la vida de muchos judíos durante esa época trágica y catastrófica para nuestro pueblo. Esos diplomáticos de entonces aunque recibieron de sus cancillerías la orden de ayudar al exterminio de judíos ayudar fue a salvar a muchos de su muerte en una cámara de gases. Hoy esto es un símbolo, pero lo vamos a conmemorar porque esos diplomáticos de entonces, al no acatar las órdenes de sus cancillerías, lo que hicieron fue salvar muchas vidas.

El embajador Sermoneta agrega que el pueblo judío, en esos tantos momentos de esa terrible hecatombe y de tanto dolor, recibimos una ayuda para siempre recordar. Encontramos personas que escondieron a los judíos o los sacaron del país y muchos se salvaron así de morir. Eso merece un reconocimiento. Pero… bueno, recuerdo ahora, por ejemplo, que en ese entonces un diplomático peruano emitió 36 pasaportes para 52 personas y este acto es para seguirlo registrando porque se salvaron de morir 52 judíos.

Y así como este acto, subsisten muchos más que no debemos olvidar sino seguir recordando con agradecimiento. Por ejemplo, los gobiernos de Japón y Suiza, entre otros varios, asumieron entonces muchos riesgos para salvar a muchos judíos.

Los nazis: parecían imparables

Los militares nazis con Hitler a la cabeza parecían imparables en el exterminio judío. Por ejemplo: en 1940 las coaliciones políticas y militares de Hitler se fortalecieron e Italia, encabezada por el dictador Benito Mussolini, de quien Hitler era ferviente admirador ya que vivía aplaudiéndolo, declaró la guerra a Inglaterra y a sus aliados. Otro desastre de esa época.

Y aprovechando el belicismo alemán, la Unión Soviética, liderada por otro dictador, Joseph Stalin, inició una ocupación en los Estados Bálticos para anexar a varios países a Alemania. En 1940 se firmó en Berlín el Pacto Tripartito que formalizó la alianza militar entre Alemania, el Reino de Italia y el imperio de Japón bajo el nombre de Fuerzas del Eje al que posteriormente se unió Yugoslavia.

Finalmente, el paso del tiempo y la muerte de varios dictadores de entonces, permitió que el mundo europeo volviera a su realidad anterior. Cada Estado era cada Estado y ya sin dictadores como la tripleta de Hitler, Stalin y Mussolini.

Repaso histórico de Augusto Calderón.

Foto: Archivo particular.

Share:

Leave a reply