Timoteos

En una cita ¿Quién invita?

Pues el amor al dinero es la raíz de toda clase de mal; y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas. 1 Timoteo 6:10 NTV.

¿Caballerosidad o feminismo? En una época donde el romanticismo parece ir en caída, las citas se han convertido en un “termómetro” sobre cómo será la relación en un futuro.

En la primera cita, hombres y mujeres hacen su mayor esfuerzo para mostrar todo lo bueno de cada uno, pues se espera que este encuentro sea casi perfecto mediante una  conversación amena y una cena exquisita, pero al momento de pagar la cuenta, ¿se acaba la magia? Para muchos hombres es su momento de impresionar y de demostrar su caballerosidad o, simplemente, resaltar su situación económica al hacerse al control y pagar la cuenta. No todos los casos son iguales, hay otros que esperan que la mujer tome la iniciativa de pagar la mitad ya que es estamos en la modernidad donde el 50/50 en las citas es lo justo.

¿Pero es esto bien visto por la mujer en la primera cita? Todo en este momento es relativo hay mujeres que esperan que esto suceda pues fueron ellos quienes la invitaron a salir y sería descortés que le pidieran a ella pagara la mitad, como ocurre en muchas ocasiones y, por otro lado, están ellas que por mostrarse independientes o feministas prefieren pagar su parte para demostrar que no necesitan de un hombre.

Si un hombre está de verdad interesado en “ella” se ofrecerá encantado a invitarla a cenar o a otra diversión para compartir. Reconozcámoslo, aunque no estemos de acuerdo. Lo cortés no quita lo valiente, y eso tampoco quita que la mujer proponga con sinceridad pagar a medias. Y que él con ganas insista en invitarla.

Puede que llamen a las mujeres chapadas a la antigua pero el hecho de que el hombre se ofrezca a invitar en el primer encuentro es un gesto de caballerosidad, elegancia, buena educación y saber estar. Si al final acaban pagando a medias, tampoco es un drama. No se puede salir a cenar con un hombre y esperar que sea él quien invite siempre, al igual que un hombre no debería esperar que la mujer lo invite siempre a él.

Eso sí, si una mujer te invita algunas veces y esperas que siempre lo haga estás mal, y tú mujer lo mejor es decirle adiós, recuerda que todo en exceso es malo y si bien tu puedes invitar un par de veces, no puedes dejarle todo fácil al hombre, pues es él quién debe conquistarte de alguna manera y no tú conquistarlo a él.

En conclusión, el tema de las citas es un poco complicado en estos tiempos, pues la caballerosidad se ha perdido un poco y el feminismo ha ganado gran terreno. Hay mujeres que se aprovechan de la gentileza de los hombres y hombres que se aprovechan de la nobleza de las mujeres. Lo mejor es tener claro que si las citas no funcionan lo mejor es que no vuelvan a salir, así se ahorrarán un dolor de cabeza y no dañarán sus corazones ya que si algo les desagrada o les molesta irá deteriorando la relación.

Por otro lado, si sientes que las cosas si llegarán a buen término pero te molestó alguna actitud de la otra persona, lo mejor es hablar y acordar los términos de la naciente relación ya que no pueden sobreponer el dinero por encima del amor pues esto nunca terminará bien.

La Universidad de Chapman, California, adelantó un estudio llamado “Research on Which Gender Pays for a Date Shows Changing – but Also Resistance to Changing – Conventional Gender Norms”. Al cuál reaccionaron 17.000 personas en una primera cita a la hora de pagar la cuenta. Estos fueron los resultados:

84% de los hombres dijeron que corre con los gastos, no sólo en la primera cita sino también en las que le siguen.

64% de ellos expresó que prefiere pagar por mitades.

44% manifestó perder el interés por una mujer que no se ofrece a compartir la cuenta.

76% que aceptó que la mujer corriera con la mitad de los gastos, confesó sentirse culpable o incómodo después de la cita.

57% de las mujeres se ofreció a pagar la mitad o la totalidad de la cuenta.

39% de estos casos, el hombre rechazó la propuesta y corrió con los gastos.

Por: Geraldine Avila Cifuentes –  @geralavila9

Foto: 123RF

Share:

Leave a reply