Noticielo

Padre e hijo exaltados con premios nacionales a la excelencia académica

La familia Amorocho Daza, está conformada por Henry Amorocho Moreno, economista y consultor nacional e internacional en temas Hacendísticos y tributarios, con experiencia profesional de más de 30 años en el sector público y docencia universitaria; su esposa la Psicóloga Bertha Lilia Daza Mora, con amplia experiencia profesional; El ingeniero industrial y ambiental de la Universidad de los Andes, Henry Daniel; y David Enrique, estudiante de octavo semestre de derecho de la Universidad de los Andes.

Esta familia Amorocho Daza, se congrega en Casa sobre la Roca, desde hace más de 13 años; y tiene como directriz de vida la lectura y aplicación de la Palabra de Dios, bajo la égida de la obediencia a sus mandatos. Así mismo, consideran con firme convicción, que después de Jesucristo, la familia es lo primero; y que, por ello, hay que hacerla crecer, con la irrestricta aplicación de principios y valores; y la búsqueda de rutas de excelencia, en los sitios o lugares en los que adelanten labores o actividades, sociales, profesionales y académicas.

En 2017, se cumplieron varias metas cobijadas bajo el abrigo de la excelencia. Con humildad y alegría Henry Daniel Amorocho Daza, fue objeto de la entrega del premio nacional otorgado por el Ministerio de educación nacional; que lo certifica y acredita como el mayor puntaje nacional de los estudiantes de ingeniería, evaluados en el examen de Estado, que mide la calidad de la educación superior-Saber- Pro.

Así también es preciso registrar que Henry Amorocho Moreno, fue condecorado como uno de los líderes destacados de la actividad nacional en el año 2017; y le fue otorgado el premio Politika 2017 de Gestión y liderazgo, en reconocimiento a 30 años de dedicación a la actividad docente universitaria; y a la contribución permanente al desarrollo de la educación superior en Colombia.

Así mismo, llama la atención que, en uno de los apartes del otorgamiento del premio, la justificación sea que el Doctor Amorocho Moreno, guarda una relación constructiva, productiva, cercana, y respetuosa con sus estudiantes; fundamentada en el conocimiento edificado sobre la base de principios y valores.

Finalmente afirma que, “sus estudiantes son como si fueran hijos académicos, y por ello los insta a que sean dedicados y aplicados en la búsqueda de senderos de excelencia académica, integridad profesional, eficiencia, y efectividad, bajo la cobertura de la ética y la moral. Igualmente, comunica que para el 2018, las perspectivas también estarán enmarcadas en el cumplimiento de una misión y una visión tutelada y dirigida por el Señor, bajo la sombrilla del desarrollo de la familia como empresa productiva, con el propósito de seguir sembrando semillas, en pos de recoger en tiempo oportuno, la cosecha de la construcción de un mejor país; bajo la perspectiva de la consultoría, la docencia universitaria y el trabajo profesional, de los miembros de la familia”.

Foto: Archivo particular

Share:

Leave a reply