Proverbios

Retos personales para el 2018

Iniciaste enero y el tiempo corre. Es momento de planear tu año, enfocar tus proyectos, volver a la rutina diaria y prepararte para que 2018 sea mejor que 2017.

Son 48 semanas, 365 días y 8.760 horas que tendrás este año para aprovechar al máximo, y qué mejor que empezar por ti mismo y hacer el compromiso de marcar la diferencia. Te invitamos a que cumplas los siguientes 10 retos para que este año brilles con luz propia y el resto venga por añadidura.

1- Busca a Dios

Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de corazón. Jeremías 29:13

Dios es el Gran YO SOY y gracias a ÉL tienes vida. Si lo buscas a diario conocerás el propósito que tiene para ti, lo conocerás a fondo y tu vida tendrá significado. Si no lo buscas… ¿Cómo podrás conocerlo? ¿Cómo vas a experimentar la vida que ÉL te da? ¿Cómo vas a entender su gran amor? Acércate a ÉL, de verdad vale la pena.

2- Cuídate

Sí alguno destruye el templo de Dios, él mismo será destruido por Dios; porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo. 1 Corintios 3:17.

Si tienes vicios como drogas, el alcohol o cigarrillo, toma la decisión este año de dejarlos. No destruyas tu cuerpo, recuerda que es sagrado, ¡Cuídalo! Lleva una vida saludable, come sano y ejercítate. Tu salud te lo agradecerá.

3- Sé paciente

El que es paciente muestra gran discernimiento; el que es agresivo muestra mucha insensatez. Proverbios 14:29.

La paciencia es esa cualidad que nos abstiene de meternos en problemas. Sin embargo, a todos se nos ha agotado alguna vez. No dejemos que la calma se acabe en nuestras vidas, es necesario tener la capacidad para tolerar los momentos difíciles con valor y sin quejarnos. Pidámosle a Dios que nos haga sabios en esos momentos en los que queremos estallar.

4. Perdona

El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos. Proverbios 17:9.

¿Qué sacas con tener un orgullo de hierro y hacerte el difícil al momento de perdonar? Destácate este año por estar en paz con los demás. Si la embarraste, pide perdón para que el sol no se ponga sobre tu enojo. No dañes tus relaciones, cuídalas.

5- Dile adiós a los conflictos y abraza la paz

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y remueva la firmeza de mi espíritu. Salmo 51:10

Recuerda que los conflictos llevan al resentimiento, rencor, amargura y hasta al odio. Si no los confrontas, son capaces de destruir tu vida. Entrégale todo a Dios y despídete por siempre del espíritu de contienda para reclamar en tu vida esa paz que sobrepasa todo entendimiento.

6- Sé feliz y sonríe

El corazón alegre se refleja en el rostro, el corazón dolido deprime el espíritu. Proverbios 15:13.

Adiós al ceño fruncido y a la cara de tote. No hay nada mejor que un semblante alegre y cordial. Le harás un favor a la humanidad.

7- Ten cuidado con lo que dices, miras y escuchas

Todo me es permitido, pero no dejare que nada me domine. 1 Corintios 6:12.

No hagas todo lo que hacen los demás, no te contamines de lo malo, abstente de aquello que puede llevarte a pecar. Apúntale a la pureza y ten dominio propio.

8- Sé buen compañero y elimina las etiquetas

Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce. Colosenses 3:14.

Que levante la mano el que nunca ha juzgado a nadie. Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos convertido en juzgadores, criticones y expertos en poner etiquetas. Nos dejamos llevar por apariencias, chismes y malos entendidos. En muchas ocasiones señalamos sin conocimiento de causa y destruimos el honor y testimonio de una persona. Pídele a Dios que te haga lento para juzgar, poner etiquetas; y fuerte, para levantar, animar y cuidar a los que tienes a tu alrededor.

9. Haz todo con amor

Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto. Colosenses 3:14.

Si vas a hacer algo de mala gana, no lo hagas, el resultado será mediocre. Haz las cosas para Dios, con excelencia y dedicación. Con amor todo queda mejor.

10- No dejes todo para última hora

Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo. Eclesiastés 3:1.

Rompe con el dicho de que los colombianos dejamos todo para última hora. Organízate, planifica, y si tienes la oportunidad de empezar de una vez, ¡Hazlo! Dios nos ha dado el tiempo perfecto para realizar cada una de nuestras tareas, así que no lo desaproveches.

Por: Jennifer Barreto – @BarretoJenn

Foto: 123RF

Share:

Leave a reply