AtrilOPINION

Decisiones del futuro

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque Él cuida de ustedes. 1 Pedro 5:6-7.

El otro día en El Salvador un hermano me llevó a un pueblo para predicar. Al salir era noche y no encontrábamos la ruta de regreso. Después de varias vueltas de aquí para allá, sugerí al hermano tomar la decisión de preguntar por la dirección.

A lo que él respondió: “No hace falta, ya la encontraremos”. Muchas personas cuando toman decisiones son como este hermano dando vueltas, se pierden y no preguntan por cuestiones de temor, de imagen, autosuficiencia y muchas otras burradas como estas.

Dios está listo para ayudarte y hacerte la vida más fácil. No hay necesidad de dar vueltas de aquí para allá. ¿Qué tengo que hacer entonces?

Reconocer que necesito ser guiado: Muchas personas cuando están al borde de su vida recurren al “Manual de Uso” como último recurso. Pedro indica que debemos humillarnos y echar toda nuestra ansiedad sobre Él. ¿Qué significa esto? ¿Incluye pagos de casa, carro, problemas de salud? Sí, ¡todo! Él tiene cuidado de mí.

Escuchar atentamente la respuesta de Dios: Quisiera proponerte que a veces no recibimos respuesta porque no estamos dispuestos a escucharla. Esto puede ser porque tengo el “celular” apagado, o tal vez estoy lejos del Señor, o porque hay mucho “ruido” (distracción) en la línea. La palabra dice que Dios nos habla una y otra vez, aunque no lo percibamos. Job 33:14. Es decir, no escuchamos cuando Dios habla.

Preguntar con fe a Dios hacia donde voy: Es posible preguntar por dirección, pero no tener fe en recibir la respuesta correcta. Si hemos de preguntar por dirección para el futuro tenemos que hacerlo con fe, sin dudar nada. Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Santiago 1:6.

Anticipar, encontrar la dirección cuando aún no la diviso: Es difícil confiar en Dios cuando uno no tiene la película completa. ¡Dios a veces hace cosas en nuestra vida que no tienen sentido ahora! Pero si sigues fiel y perseveras tendrán sentido después. Recuerda que la senda de los justos se asemeja a los primeros albores de la aurora: su esplendor va en aumento hasta que el día alcanza su plenitud. Proverbios 4.18.

¿Cuándo los primeros rayos de luz del día comienzan a alumbrar puedes ver claramente? ¡Ciertamente NO! Recién cuando sale el sol comienzas a ver con claridad. Hay decisiones en tu vida que tendrás que tomar a ciegas confiando en Dios y recién podrás ver el cuadro completo cuando el sol salga y alumbre tu vida. Mientras tanto no confíes en tu propia prudencia, confía en Dios (Proverbios 3.5-6).

Confiar en nuestra propia inteligencia y sabiduría es la ruta más directa al fracaso. Pero si nos humillamos y echamos toda nuestra ansiedad sobre Dios, es decir depender de Él para todas las decisiones del futuro, entonces nos irá bien.

Por: Arnold Enns. Presidente de Coicom, con licenciaturas en Teología y maestría en comunicaciones.

Share:

Leave a reply