Rev. Dario Silva-Silva

Rev. Dario Silva-Silva

Comunicador Social y Periodista desde su adolescencia y durante 30 años consecutivos en diversos medios escritos, radiales y televisivos. En 1984 se convirtió a la Fe Cristiana, cursó estudios de formación teológica y fue ordenado Ministro del Evangelio.

Fundador y Presidente de Casa sobre la roca - Iglesia cristiana Integral

Es inútil tratar de establecer las nuevas realidades sobre los viejos paradigmas.

Vuelve la discusión sobre el aborto. Satanás está empeñado en matar a los niños, como siempre lo hace cuando se acerca una generación de transformación espiritual. Faraón lo hizo en Egipto y Herodes en Judá ¿Qué decir sobre el tema?

La escuela históricocultural, representada por sabios como Lang, Ratzel, Frobenius y Schmidt, ha encontrado en pueblos actuales de cultura rudimentaria la realidad del monoteísmo.

Es una injusticia calificar de machista al judeo-cristianismo. Es cierto que en tiempos ya remotos su cultura era patriarcal, que hubo un Abraham, un Isaac y un Jacob; pero ninguno de ellos puede ser válidamente citado como botón de muestra de tal afirmación. Y, por supuesto, al aparecer en la historia Jesús de Nazaret, su predicación y su ejemplo no deja la menor duda sobre la igualdad de todos los seres humanos, con prescindencia de consideraciones de género.

Conocí a Carlos Pinzón cuando ya él era el más creativo comunicador social del país. Dirigía la emisora Nuevo Mundo, origen del “Triángulo de Oro Caracol”.

Con motivo de los diálogos de paz de La Habana y la proximidad del posconflicto, conviene revisar algunos errores político-religiosos del pasado para no caer en viejas “minas quiebrapatas” ideológicas, hoy ingeniosamente camufladas.

Los anticristianos se refieren a prácticas de la religión informal para descalificar al conjunto de las iglesias no católicas. En efecto, hay lugares donde los predicadores no pueden lucir barba ni bigote, las mujeres son obligadas a usar faldas y cabellos largos y prescindir de joyas y maquillajes.

Mi iglesia desde su fundación decidió enfrentar el tema de la justicia social, por eso, con todas sus anexidades, genera trescientos empleos directos y casi ochocientos indirectos debido a la forma en que está organizada para bendecir al mayor número posible de personas.

La revista Semana Educación me solicitó algunas ideas sobre la educación religiosa. Trataré de resumirlas. Impedir o coartar la educación religiosa es una violación de normas constitucionales y legales. La ley Estatutaria 133 de 1994, consagra el derecho “de elegir para sí y los padres para los menores o los incapaces bajo su dependencia, dentro y fuera del ámbito escolar, la educación religiosa y moral según sus propias convicciones”, y obliga a los establecimientos docentes a ofrecer educación religiosa y moral de acuerdo a la religión de los educandos. La voluntad de no recibirla puede ser manifestada en el acto de matrícula. 

Jesús es la gran figura de la humanidad, es el gran pensamiento navideño, pero no debemos olvidar su audiencia pública. Poncio Pilato se presenta a los balcones de la procuraduría, conduciendo de la mano a un indefenso nudo gordiano de cartílagos y nervios sangrantes, un escombro vital casi apenas vegetativo. Dirigiéndose a las barras enardecidas, suelta sobre ellas su altisonante frase: Ecce Homo: He aquí el Hombre. Y, por cierto, no un hombre en particular, no aquel reo de sedición y blasfemia, sino EL HOMBRE, empleada esencialistamente la expresión como sustantivo colectivo genérico.

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia