Lunes, 06 Febrero 2017 22:41

La necesidad del acuerdo

Es indudable que hoy en Colombia -y en el mundo- nadie puede dar un paso sin acordar algo con alguien.

Hace más de dos mil años ocurría igual y, quizás por eso, el profeta Amós se preguntó: ¿Pueden dos caminar juntos sin antes ponerse de acuerdo? Desde cuando abrimos los ojos al amanecer empiezan los acuerdos: ¿oramos ya, o más tarde? ¿Qué vamos a desayunar? ¿Vamos por la tarde a visitar a los vecinos? Tanto las inquietudes hogareñas como las de oficina o simples procedimientos sociales, lleva a plantear lo que se busca…. plantear para acordar.

En Colombia recientemente se han logrado varios acuerdos entre el Estado y las Farc y ya estamos en buscar los acuerdos con el ELN y nada más importante que la paz que se logrará con base en acuerdos y acuerdos y más acuerdos pero, finalmente, tendremos paz porque decidimos acordar lo que todos queremos: la paz.

San Lucas no era judío, sino griego, de profesión médico; además, escritor e historiador; y, al parecer, se hizo cristiano a través del ministerio del apóstol San Pablo, a quien acompañó en todas sus aventuras. Por eso en Hechos de los Apóstoles él nos comenta con pelos y señales la odisea paulina. En su evangelio Lucas registra estas palabras de Jesús. El que no está de mi parte, está contra mí; y el que conmigo no recoge, esparce. Lucas 11:23.

En este episodio viene Jesús de Nazaret hablando sobre liberación de opresiones satánicas. Es bien interesante que Nuestro Señor siempre asocie la acción de los demonios sobre la gente a las contiendas, las divisiones y los pleitos. En otras palabras, si no tuviéramos contiendas, divisiones y pleitos, los demonios no podrían actuar. Es sencillo, pero es verdad. La verdad siempre es sencilla. La razón es elemental; Dios es factor de unidad y Satanás es factor de división. Dios une, Satanás divide. Y para enseñarnos a vivir unidos según su propósito, el Espíritu Santo quiere que trabajemos la llave del acuerdo. Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Eclesiastés 4:9. Uno tiene que ser la cerradura, otro tiene que ser la llave.

A través de ese movimiento, se abre la puerta sobrenatural de la respuesta divina a lo que estemos pidiendo. Una sola mente, un solo corazón, un solo parecer: Principio de acuerdo. Dos personas en la tierra, cerradura y llave, y un Dios en el cielo que abre la puerta y envía la bendición ¿Por qué no recibimos de Dios todo lo que El mismo nos ha prometido? Porque vivimos en contiendas, disensiones, pleitos, celos, envidias. Cómo honraría Dios la vida de los cristianos si entendieran este principio, si usaran esta llave. La necesidad humana mueve el corazón y la voluntad de Dios, pero, para ello, es elemental estar de acuerdo.

Las bendiciones del acuerdo son: prosperidad, solidaridad, amor, victoria, ratifica la presencia de Dios, asegura el caminar y garantiza la respuesta divina. ¿Cuál es el más grande acuerdo que se conoce? El acuerdo de Dios con el hombre. ¿Cómo se logró? En el Edén el hombre rompió la llave del acuerdo, y fue necesario que Dios mismo, el Creador, el Inefable, el Gran quién sabe, el Indescriptible, el que habita en luz inaccesible, el indefinible, el completamente Santo, el Absolutamente otro, dijera: No hay en la tierra quien ponga a los hombres de acuerdo conmigo; por lo tanto, yo mismo me haré hombre, para que el hombre se pueda poner de acuerdo con Dios. Es el misterio de la Encarnación divina.

Jesucristo, como lo dice el Credo de Atanasio, es verdadero Dios y verdadero hombre. Él es la llave, Él es la cerradura y Él mismo es la puerta, pero Su voluntad sólo se mueve si nosotros actuamos conforme a lo que Él nos enseñó. El desacuerdo trae maldición. El acuerdo siempre genera bendición.

Visto 5227 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia