Augusto Calderón

Augusto Calderón

Director General de la revista Hechos y Crónicas
Ex Director de las revistas Cromos, Vea, Clase Empresarial (de Legis), de Rotary International para América Latina, ex Director del diario La Prensa, por 4 años fue Cónsul General de Colombia en Roma. Miembro de la Academia de Artes, Ciencias y Letras de Roma.


Graduado en Relaciones Internacionales (U. Jorge Tadeo Lozano) y en Alta Dirección Empresarial (Inalde, U. de la Sabana).

Nadie podría creer esta historia sino aquellos que la vivimos pues éramos periodistas andariegos por el mundo en busca de historias para convertirlas en crónicas.

Todo comenzó cuando Caín asesinó al buen Abel. Dios castigó a Caín severamente. Decíamos antaño que nadie debía creer en cojera de perro ni en lágrimas de mujer, pero ahora sí creemos en las lágrimas de nuestras mujeres y acá en Bogotá lloramos por los ultrajes y asesinatos de nuestras niñas y adolescentes. ¡Qué tragedia! 

Empiezo por aclarar que no he sido ni soy consejero matrimonial pero que con Isabel celebramos en una noche de febrero pasado nuestros primeros 18.980 días desde aquel 21 de febrero de 1963 cuando nos casamos en una iglesia bogotana. Esto significan 455.520 horas de convivencia que suman 52 años uno detrás del otro, sin separaciones intermedias, excepto aquellas que por mi trabajo periodístico me han llevado fuera de Bogotá. 

La edad solo la padece el cuerpo, el espíritu no tiene edad. Lo que eres hoy, lo serás siempre. Lo que no eres, nunca lo serás. Alejandro Jodorowsky. La gloria de los jóvenes radica en su fuerza; la honra de los ancianos, en sus canas. Proverbios 20:29. Y sus canas en sabiduría. 

De la Filarmónica de Viena a la Billos Caracas Boys y centenares de villancicos con los Niños Cantores de Viena. Entretengámonos en estos musicales decembrinos y en la empinada cuesta de enero con tres súper conciertos. Uno, a la colombiana, en todas nuestras emisoras que transmitirán sin descansar canciones de la época, una de José Feliciano escrita y cantada por él en 1970, Feliz Navidad, próspero año y felicidad. Y la segunda, la inolvidable Faltan cinco pa’ las 12 del puertorriqueño Mauricio de Jesús con arreglos del legendario Billo Frómeta. 

El arte de vivir comienza con un GRACIAS en mayúsculas: gracias a Dios por lo que tenemos, gracias con un corazón tan grande como el mundo, gracias y más gracias por lo que hemos sido, por lo que somos y lo que seremos. 

Aún recuerdo cómo hace muchos años mi profesor de filosofía, don Alberto Carrasquilla, en el último año del bachillerato en Bogotá, nos hizo aprender y repetir de memoria un largo pensamiento de Rabindranath Tagore: Mi versión del optimismo: Si no puedo cruzar una puerta, cruzaré otra o haré otra puerta. Algo maravilloso vendrá, no importa lo oscuro que esté el presente. 

Porque el Señor aborrece al perverso, pero al íntegro le brinda su amistad. Proverbios 3:32. Otra vez navegamos hoy por las aguas onduladas del período más comercial del año: amor y amistad. Hemos escrito suficiente sobre el amor y poco sobre la amistad, luego trazaremos aquí un esbozo sobre la belleza de la amistad.

A mis soledades voy, de mis soledades vengo, para andar conmigo bastan mis pensamientos. Lope de Vega (Madrid 1562-1636).

Francois Mauriac creyó que cada quien es como un desierto inmerso en cada soledad. Y Friedrich Ruckert dijo: el águila vuela sola, los cuervos en bandadas. El necio demanda compañía, el sabio clama por soledad. Y el poeta colombiano Hernando Vega Escobar escribió un poema a la soledad que empieza así: Qué soledad tan sola.

Grato reencuentro con las bienaventuranzas.

Me quejaba y me quejaba cuando no tenía zapatos hasta cuando vi a un niño que no podía caminar. Una enfermedad ósea sacudió a José Vicente cuando iba por los 10 años y se redujo a la cama. Ahí caí en la cuenta -¡al fin caí en la cuenta!- que yo podía caminar mientras… he ahí a un niño sin poder saltar, como lo hacen los niños. A veces se arrastraba pero no nacimos para arrastrarnos sino para caminar y para saltar cuando queramos. Desperté a mi conciencia para gritar con infinita alegría y una risotada simpar: ¡soy feliz, yo camino! Pero ¿por qué no camina José Vicente? Caminar es una bienaventuranza.

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia