Jueves, 03 Noviembre 2016 18:28

Nobel es nobel, pero si es de paz, mejor

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El Nobel de Paz versión 2016 se incubó desde hace medio siglo y desde entonces, cuando las Farc aún no estaban en la cabeza desocupada de un campesino iletrado (Pedro Antonio Marín alías Tirofijo quien vivía en un rústico ranchito en mitad de las selvas tolimenses y, para entonces, no sabía que las vocales existían pero cuando apuntaba con su cauchera a una paloma y ¡suaz! la bajaba, era alegría para él porque tenía qué echar en su olla de barro desocupada).

Esto ocurría bien adentro en esa tupida selva pues quien esto escribe lo sabe porque lo vivió allá llevado en helicópteros del Ejército dirigidos por un buen amigo de entonces, yo de 25 abriles y el amigo era el coronel Calixto Cascante, de unos 45 diciembres.

Al otro lado del mundo, un joven inquieto de 22 años desempeñaba en Londres el cargo de gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y su objetivo era vender y vender más y más café colombiano en el Reino Unido y, de paso, aprender inglés como todo un lord nacido en Bogotá.

Un buen día de no recuerdo cuándo, fui a Londres para hacer unas cuantas crónicas para el diario La República, donde trabajaba. Estaba allá cuando el embajador adinterim de Colombia en Gran Bretaña, el bondadoso e intelectual Pedro Felipe Valencia, hijo del aguerrido político caucano Guillermo León Valencia, ex presidente de Colombia, me invitó a un coctel diplomático.

El embajador encargado (eso significa embajador ad interim) fue informado por los acuciosos funcionarios ingleses de la oficina 10 down Street, llamada siempre así pues en esa dirección quedaba entonces y quedan hoy las poderosas oficinas del Primer Ministro inglés, informaron a la embajada colombiana en Londres que el gobierno inglés había invitado a conocer a Gran Bretaña a un periodista colombiano y, de paso, para que escribiera algunas crónicas sobre el deseo de ese país de invertir muchas libras esterlinas en Colombia. El euro estaba lejos de nacer.

Hasta ahí nada raro. Tampoco fue raro que el embajador encargado me dijera en una recepción que él ofrecía en la casa de la embajada de Colombia en Londres que allá está un colega suyo y venga los presento. Pedro Felipe Valencia me anticipó que era familiar de los Santos de El Tiempo de Bogotá, y agregó que es muy buen tipo y vamos a hablar con él...

El saludo fue normal: hola, ¿cómo estás? Me dicen que eres de los Santos de El Tiempo. Me respondió con una leve sonrisa: eso dicen… la gente habla mucho. Y le expuse algún tema periodístico del momento, como el del tipo ese, Tirofijo, que en Colombia mataba soldados. Eso hay que acabarlo, me dijo. Sí, ¿pero quién? Él replicó: no sé en este momento, pero eso hay que acabarlo.

Hablamos por 10 minutos y se retiró porque, dijo, tengo otras vainas. Se despidió y se fue del ágape diplomático.

Para acortar esta historia, quería decir a mis queridos lectores que ese periodista, hoy presidente de Colombia y flamante y aplaudido Premio Nobel de Paz, desde entonces, de su cabeza no salía el tema de acabar con lo que alteraba la paz. Desde entonces, Juan Manuel Santos piensa, habla y actúa en aras de la paz en Colombia. ¿Merecido ese galardón de ahora? Ustedes dirán por lo que he narrado lo que ocurría hace unos 50 años: Santos amaba la paz en Colombia. Y la seguirá amando. No nos quepa la menor duda.

Visto 6115 veces
Augusto Calderón

Director General de la revista Hechos y Crónicas
Ex Director de las revistas Cromos, Vea, Clase Empresarial (de Legis), de Rotary International para América Latina, ex Director del diario La Prensa, por 4 años fue Cónsul General de Colombia en Roma. Miembro de la Academia de Artes, Ciencias y Letras de Roma.


Graduado en Relaciones Internacionales (U. Jorge Tadeo Lozano) y en Alta Dirección Empresarial (Inalde, U. de la Sabana).

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia