Jueves, 26 Octubre 2017 16:33

Lo que toda mujer necesita saber

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la percepción que un hombre tiene de una mujer? ¿Cómo saber si te quiere para una amistad o para comprometerse con una relación de noviazgo? Aquí la respuesta.

Al ser hombre, veo las cosas desde un ángulo diferente al tuyo. Mi intención es ahorrarte muchas lágrimas durante el resto de tu vida.

Eres tan asombrosa, que es probable que muchos de tus amigos estén enamorados o se sientan atraídos por ti. A un hombre por lo general, solo le interesa conocer a una mujer y ser su amigo, a veces sin notarlo cuando le gusta… ¿Por qué? Esto, señorita, es algo común en muchos hombres. Por supuesto, tal vez existan algunas excepciones. No quiero generalizar y ser prejuicioso, solo estoy mostrándote una tendencia que explica por qué a veces te ves en la obligación de usar la frase: “te quiero pero como amigo”, (que no recuerdas cuántas veces has dicho). Te confieso: esta es una de las frases que más le puede doler a un hombre. Es como decirle: “eres fantástico y me caes súper bien… pero prefiero a otro”. Eso hiere y desmotiva a cualquier chico que en verdad te quiera o que no esté cimentado en Cristo y crea que su felicidad depende de estar contigo. Tal vez tu intención no sea herirlo, pero lo harás con esa frase.

Cuando eso pase, es probable que llores, lo sé porque a muchas amigas les ha pasado. Ahora se va un chico de tu vida porque le dijiste que lo querías solo como amigo, y luego de eso, empiezas a extrañar su amistad (y hasta tal vez puedas pensar que estabas enamorada de él). Ahí se forman las heridas. ¡Ah!, y esta es otra cosa que puede pasar: que tal vez, él pierda de alguna forma su amor o respeto por las mujeres y juegue con los sentimientos de otras después de tu rechazo. Por su puesto es ¡algo que no tiene justificación!, pero casi siempre termina siendo una decepción amorosa. Un hombre que hace cosas malas a las mujeres está lejos de ser un hombre de verdad. Sin embargo, esto que te cuento es algo muy frecuente y ya lo sabes.

Como mujer, nunca podrás cambiar ni impedir ciertas cosas, pero… ¿Qué pasaría si tú hicieras lo que esté a tu disposición para no herir a nadie más ni herirte a ti misma? ¿Qué pasaría si decidieras ser más cuidadosa en tus amistades?

Parte de amar al prójimo es cuidar su corazón y el tuyo. Sé cuidadosa, abre tus ojos, toda mujer con cerebro sabe cuándo un amigo es más tierno de lo normal. Si aceptas esos tratos especiales  y “esas miradas” en una amistad, el hombre cree que tiene luz verde para decirte que te quiere… (Por eso muchas responden con un “sorry, es que te quiero como amigo”).

En las amistades entre chicos y chicas es necesario establecer límites para que no se creen falsas sensaciones de intimidad y espacio para tentaciones.

Según lo que he podido apreciar, por lo general, una mujer que no cuida su amistad con un hombre, es una chica que busca aprecio para tratar de llenar un hueco en su vida que solo Dios puede llenar. Por eso muchos hombres aplican otra técnica cuando no quieren ser amigos de una mujer para tratar de enamorarla y conocerla: Se hacen los difíciles.

Si le gustas a un hombre que se hace el difícil contigo, valórate y no caigas en su trampa (sé inteligente para no confundir la verdadera indiferencia de un hombre hacia ti con un “creo que le gusto pero se hace el difícil para demostrarlo”). Si en verdad le gustas pero se hace el difícil, ese hombre es muy gallina para demostrar su honestidad y amor hacia ti.

La preselección femenina

Muchas quieren un hombre con “historia con mujeres” y sabes que tengo razón. Déjame contarte lo tonto que puede ser esto. Aquellas que creen que un chico “de trayectoria” es el hombre perfecto, caen en un gravísimo error, porque ¡es un inmaduro! Ese pensamiento femenino de estar con un “don Juan” o el “macho Alfa”, es “meter la pata” hasta el fondo.

No des ciegamente tu corazón a un hombre que no ha valorado otros corazones o que tiene un historial de relaciones fracasadas. Quien cambia y renueva corazones es Cristo, no tú.

Por lo general, ustedes las mujeres creen que pueden cambiar al hombre que quieren para hacerlo grande. Mujer, si esa es tu mentalidad, te va a tocar esperar toda la vida. Quien cambia y renueva corazones es Cristo, no tú. Por esa mentalidad, muchas mujeres tienen noviazgos y matrimonios con tipos que no valen la pena.

Mujer, ¡vales mucho!... ¿Sabes cuánto significas para Dios?

Es triste saber que muchos chicos y chicas cristianos sigan cometiendo errores en sus relaciones. Con Dios esto no debería pasar, es lamentable que en los mismos ministerios de jóvenes de las  iglesias se hable de noviazgo, sexo y los muchachos sigan apartados de Dios porque no han tomado nada en serio.

La falta de compromiso, dominio propio y verdadero amor en la juventud, es el síntoma de la ausencia de Cristo en nuestras vidas. Lo que los hombres y mujeres necesitan es experimentar a Cristo en sus vidas, sumergirse en la Palabra de Dios. Lo digo por experiencia.

Tú, mujer que estás leyendo, necesitas saber que el hombre perfecto es Cristo, Él dio su vida por ti y resucitó para darte vida eterna y en abundancia. Él te creó porque te ama y eras su anhelo. Su naturaleza es amarte y demostrarte ese amor. Para Dios eres de alta estima y al dar a Su hijo por ti, te asignó un valor que nadie en el universo merecía.

Cuando una mujer no sabe cuánto vale, seguro escoge como novio o esposo a un hombre que solo tiene planes para ofrecerle y no hechos. Te invito a que esperes al hombre apropiado, cimentado en Cristo y que te ame como la princesa que eres. Una vez leí esto: “una mujer debe guardarse tanto en los brazos de Cristo, que un hombre que quiera ir a por ella, debe buscarlo primero a Él antes de poder hallarla”.

No importa si no eres “virgen”, porque en Cristo eres una nueva criatura, una nueva persona, tus errores quedaron atrás. Mientras más cuides tu cuerpo y tu corazón, valdrás más para ese hombre que te anhele. Tú puedes ser instrumento de Dios para que el hombre que te quiera se enamore primero de Él.

Mujer, no necesitas hacer cosas que están mal para tratar de llenar tu vida. Tampoco tienes que mostrar tus atributos físicos, usar ropa ajustada, ir a fiestas donde te buscarán y tratarán como objeto sexual, emborracharte para verte “rebelde” o “sexy”, seguir en modas, subir en tus redes sociales cosas que no deberías publicar, ni jugar con los sentimientos de tus amigos, ni nada de nada.

Espera al hombre que te mereces y no al primero que se te aparezca. Ten paciencia. Mientras esperas, no te quedes de brazos cruzados: sirve a Dios, cumple tus metas, proyectos, crece, usa tus talentos. Disfruta tu vida. Recuerda que el hombre que Dios  quiere para ti desea a una mujer que esté cimentada sobre la Roca.

Foto: 123RF

Visto 457 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia