Lunes, 28 Agosto 2017 22:08

Ser famosa no es mi propósito: Adriana Lucía

Con una personalidad arrolladora, buen sentido del humor y una pasión inmensa por la música, la cantautora Adriana Lucía habló con Hechos&Crónicas. Lo invitamos a leer su historia de vida y la importancia de tener a Dios a lo largo de su carrera artística.

Esta colombiana nació en el Carito, Córdoba, ha ganado premios nacionales;  en dos oportunidades ha sido nominada a los premios Grammy Latino. Dirigió y escribió el guión de la película documental Porro hecho en Colombia. Es una artista integral reconocida nacional e internacionalmente que acaba de cum plir 20 años de carrera musical. Hace 18 años Dios se convirtió en el amor de su vida.

¿Quién es Adriana Lucía?

Soy una hija apasionada de Dios, profunda, intensa y con fe muy grande. Cuando siento que me falta pido más, entonces nunca me falta.

Empezó a cantar desde muy niña…

Canto desde siempre, en mi familia, mi papá y mis hermanos son músicos. Cuando tenía ocho años empecé a estar en grupos musicales, a los 13, ya estaba en una disquera y a los 14, grabé mi primer disco. Toda la vida he cantado. Acabo de cumplir 20 años desde que saqué mi primer álbum.

¿Qué significa cantar?

Es algo que Dios pone para nuestro disfrute. Cuando veo un pelao´ que quiere cantar para ser famoso es muy triste, porque  creo que un don es para compartirlo, y si un don te hace famoso, sensacional. Ser famoso no es el propósito.

¿Cómo ha sido el apoyo de sus padres?

Mi mamá, que hace poco tiene conciencia que lo que hago (risas), es un poco despistada, en cambio mi papá, fue determinante para que nosotros fuéramos músicos. Siempre nos incentivó a estudiar  y a prepararnos, él dijo: “listo, músicos, pero con excelencia”.

¿Cuál fue la primera canción que cantó?

(Risas), fue el Himno Nacional, patriota desde chiquita. Después me aprendí “Yo me llamo cumbia”, mi canción estrella, pero justo cantando el Himno Nacional en preescolar, el profesor de música le dijo a mi papá que yo era muy afinada.

¿Qué cantante colombiano admira?

Carlos Vives, es una inspiración no como cantante solamente sino como artista integral, es el primer artista que yo veía que se sentía orgulloso de sus raíces que lo mostraba como algo actual, de interés para las nuevas generaciones.

¿Quién podría decirse que es su mentor?

Hay mucha gente que yo admiré, escuchaba a Alfredo Gutiérrez o el “Burro Mocho” que no son de mi generación, ni la de mi padre, pero los oía en la casa y me generaban mucha admiración, en general, admiro artistas integrales que escriben, que cantan, que componen y que llevan una vida tranquila.

¿Qué instrumento no puede faltar en la música de Adriana Lucía?

El bombardino, instrumento de viento bien particular, pero amo y toco los instrumentos de percusión. Lo primero que hice en mi vida fue estar en un grupo de percusión. El bombardino es francés, originalmente se usa para tocar música clásica, pero en mi región se usa para tocar música popular como el porro. Es un instrumento que me devuelve a la infancia en mi pueblo y está en casi todas mis canciones, es un sello mío.

¿Por qué su enfoque musical está en el sonido puro colombiano y del Caribe y no en los ritmos de moda?

Creo que hay un propósito de Dios con el lugar donde uno nace. A veces me pregunto por qué no nací en el pueblo vecino y creo que Dios tiene un propósito no solo con el lugar, sino con lo que tus oídos escucharon. Una de las cosas más importantes para mí es ser fiel a mí misma,  ser fiel a mis sonidos, a lo que creo y no a lo que está de moda o a lo que hay que hacer. También pienso que tengo un propósito musical y de respeto a nuestra música de raíz, nuestros juglares. Siento que mi propósito es construir un puente que comunique dos generaciones.

¿Considera esto como parte de su éxito?

No creo que sea única, tengo identidad. Independientemente de que a le gente le guste o no, hago sonidos muy honestos, yo digo que mi trabajo musical es muy experimental, lleno de fusiones para crear un sonido con identidad y todo esto tiene que ver con el propósito que había mencionado antes, del lugar donde Dios me vio nacer.

¿Su anterior disco “Porro Hecho en Colombia”, es distinto a su nueva producción “Porrock”?

Bastante, en esencia conservo muchas cosas pero siempre procuro dar uno, dos, o 10 pasos adelante. La diferencia es que no hay miedos, “Porrock” es un álbum en estado de tranquilidad, “Porro Hecho en Colombia” fue muy especial, además hicimos una película que fue un regalo inesperado de Dios, pero este es un álbum con mucha conciencia.  Nos arriesgamos empezando por el nombre, ponerle “Porrock”, fue quitarnos muchos miedos de encima.

Siempre, cerca de Él… ¿En qué momento Jesús llegó a su vida?

Es un poco extraña la respuesta, siempre me sentí muy cerca de Jesús incluso sin conocer nada del cristianismo. Él estuvo ahí siempre. Cuando vine a vivir a Bogotá, como a los 16 años fui a una iglesia cristiana por primera vez. Viví mi adolescencia en la iglesia, tuve problemas como todos los jóvenes, pero Jesús me sostuvo, me ayudó. Él siempre estuvo ahí, solo que un día fui más consciente de eso.

¿Cómo ha sido su carrera antes y después de Jesús?

Siempre he sido cuidadosa con mis composiciones y con lo que canto desde antes de ser cristiana, no he tenido ninguna canción de la que sienta vergüenza porque he sido muy consciente de que esto en un don. Y claro, aunque no soy perfecta porque lucho con mi temperamento y otras cosas, puedo decir que no tengo escándalos, no tengo un pasado “oscuro” como esperaría la gente de las personas reconocidas y más si son cristianas. En mi caminar con Dios fui consciente del propósito que tiene para mi vida, yo vine a este mundo a cumplir Su plan.

¿Cuál es ese plan?

Hacer feliz a la gente, hacerlos sonreir. Una vez leí en la Palabra: “el que llora será consolado”, el plan es dar palabra de aliento a los demás y mostrar que es Jesús quien transforma vidas y lleva nuestras cargas. No soy yo, es Él a través de mí.

¿Ha rechazado algún trabajo porque va contra de sus principios?

¡Muchos!, en este país todo es patrocinado por el alcohol o el cigarrillo y yo nunca he estado vinculada a nada de eso. Suele pasar que todas las propuestas llegan cuando las necesito, pero uno tiene que ser fiel a Dios y verá la recompensa.

¿Ha sentido presión por el hecho de ser cristiana?

Sentí presión de los mismos cristianos que me decían: “cuando sirvas a Dios”… y yo siempre pensaba: yo sirvo a Dios, pero ellos se referían a cantar en una iglesia o cantar música cristiana. Recuerdo que justo aquí en esta oficina del pastor Darío, donde estoy en esta entrevista, una vez estuvo el escritor y predicador Dante Gebel  y yo me presenté como Adriana Lucía, cantante de música secular. Él me dijo: “no digas eso, Jesús no murió por música, Jesús murió por ti”. Eso me impactó mucho y es totalmente verdad.

Tengo entendido que antes de iniciar lo que sea usted ora…

¡Yo oro mucho en todo momento y lugar! Creo que Dios me ve y dice: ¡oye que cansona! (risas). Soy como la viuda insistente de Lucas 18, amo orar.

¿Qué canción le ha escrito a Dios?

Todas, yo soy compositora de milagro porque mi manera de componer es tan particular, que sé que eso solo lo puede hacer Dios. Le pedí que me diera el talento, el don de poder escribir canciones. Todo se lo debo a Dios. Canciones como Llegaste tú, vuelvo a respirar, volver a comenzar (que entre otras cosas también la grabó Marc Anthony), a pedile´ a mi Dios, Tú eres más, Amanecer, son composiciones donde la letra está inspirada en Él.

¿Cómo nació “Amanecer”?

Es una canción tan especial para mí… fue un momento increíble en el estudio, todos quedamos muy tocados, sentimos que Dios estuvo ahí. Nació de una conversación con Julio Reyes, coautor de la canción, cuando leí el Salmo 108:2B (NTV) Con mi canto despertaré al amanecer, me pareció una frase alucinante y me puso a pensar que Dios da nuevas oportunidades todos los días, que es posible volver a comenzar.

En “Pedir a Dios” ¿qué pide?

Es curioso porque esa canción la escribí hace 15 años, cuando la fui a grabar me dio mucha risa lo que yo le pedía a Dios: Una tierra pa´ sembrarla, un ranchito bajo el cielo, una noche allá en la playa y un amor que sea sincero”, seguro me habían engañado mucho (Risas). Pido a Dios que necesitemos menos cosas y más de Él, que me permita ser más simple.  Que me vuelva la esperanza, que brille la luz del día, que ponga en mí su mirada, que es la luz del alma mía. Y también pido fe, esa es mi oración diaria, eso pido a Dios.

¿Cómo nació “Pa´ afuera los dolores”?

Tiene que ver con el problema social que vive el país. Quería dar un mensaje a Colombia, una tierra herida, golpeada por la violencia; me da mucho dolor que a veces los cristianos no sabemos perdonar. Sueño que la iglesia cristiana sea ese lugar donde todo el mundo sea recibido con los brazos abiertos, sin distinción alguna, donde las personas sean restauradas. Perdonar a diario y bajar el dedo acusador es lo que deberíamos hacer todos los cristianos. En “Pa´ afuera los dolores” quiero enviar un mensaje de paz y esperanza.

¿Qué viene ahora en su carrera?

Acabamos de salir de una gira larga de promoción, estábamos sembrando y espero recoger mucho. Vienen conciertos, vamos a hacer campañas evangelísticas en algunas iglesias, esto es nuevo para mí. Me parece muy linda esta nueva etapa, también viajaré a Miami en rueda de negocios representando a Colombia y el Caribe.

¿Versículo favorito?

¡Uy, muy difícil!, el primer versículo que me sedujo es Jeremías 33:3 “Clama a mí y yo te responderé”, pero también está entre los favoritos: “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”. 1 Corintios 2:9  RVR1960.

Al banquillo con Adriana Lucía

• Un olor: El olor antes de llover… en mi tierra dicen: “huele a lluvia”, uno percibe el olor antes de que llueva, a tierra mojada, las plantas se preparan para la lluvia ese es mi olor favorito.

• Lugar favorito: El Carito.

• Queso mozarella o costeño: (Risas) ¡costeño hecho en mi casa!

• Canción preferida de Adriana Lucía: “Amanecer” en este momento.

• Su familia: El regalo más especial que Dios me ha dado.

• Comida favorita: La pasta, la comida árabe y, por supuesto, un mote e´ queso.

• Su hijo Salomón: Luces de colores, el que vino a pintar mi vida de muchos colores. Yo era muy feliz pero con él soy más.

• Porro: Ritmo musical originario del Caribe colombiano que produce convivencia social y fiesta.

• Jesús: El centro de mi vida.

• Amor: El motor, lo que me mueve.

Por: Geraldine Ávila Cifuentes - @geralavila9

Foto: Cortesía Adriana Lucía

Visto 910 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia