El deseo de ser más productivo no se limita a querer hacer más cosas en menos tiempo, sino a mejorar la calidad de lo que se hace. Las personas pasan horas ocupadas en medio de una inmensa montaña de asuntos por cumplir sin conseguir resultados al final del día.

Ébola: Epidemia mortal

21 Oct 2014
2224 veces

La Organización Mundial de la Salud asegura que entre seis y nueve meses podría haber 20.000 infectados. “El Señor te castigará con epidemias mortales, fiebres malignas e inflamaciones, con calor sofocante y sequía, y con plagas y pestes sobre tus cultivos. Te hostigará hasta que perezcas”. Deuteronomio 28:22 

Las bondades de los vegetales

15 Oct 2014
1981 veces

“Mami, sírveme todo menos verduras”, “Señor, véndame una hamburguesa sin tomate, lechuga y cebolla por favor”, “Los vegetales nunca me han gustado pero me como uno que otro”. Estos son algunos de los desprecios que reciben estos alimentos a diario. No les haga el feo y entérese de las bondades que estos brindan al cuerpo. 

Las bondades de las frutas

24 Sep 2014
2545 veces

¿Cuáles son las frutas que más le gustan? ¿Cuántas porciones come? ¿Conoce sus beneficios? Hechos&Crónicas lo invita a que conozca las bondades de alimento milenario.

Que no lo mate la ira

12 Sep 2014
1946 veces

Le pregunté a un amigo: “¿cómo reacciona cuando tiene ira? Me respondió: “aprieto los dientes, siento que se hincha la cara, me duele el estómago y me dan ganas de estrellar algún objeto por la frustración que me da en ese momento”. A usted también le ha pasado… ¿verdad?

El cáncer de piel más agresivo no es causado por el sol. De hecho, el sol es uno de los elementos de la naturaleza que traen más bienestar a nuestro cuerpo. Sin él, no se produciría clorofila y permite generar la vitamina D.

En la foto: El misionero Kent Brantly (Centro), su esposa (Izq) y el Dr. Bruce Ribner (Der) en compañía de los doctores y enfermeras del Hospital Universitario Emory de Atlanta, EE.UU.   

“Cada vez que termina la jornada laboral, anhelo llegar a casa y dormir profundamente. Aunque concilio rápido el sueño, al día siguiente me levanto con dolor de cabeza y espalda... ¿Qué me pasa?” (Lina Plata). ¿Sabía usted que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo? Es decir, una persona de 60 años ha dormido 20. Cuatro de cada 10 personas no es consciente de ello y presentan problemas al momento de dormir. Algunos factores son:

Mala posición

Cuando se duerme de lado, muchos se despiertan con dolor de rodillas. Rick B. Delamarte, del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles, sugiere colocar una pequeña almohada entre las piernas para amortiguar las rodillas y así alinear la columna e incluso, aliviar el dolor de espalda.

Dormir en una zanja

Hay colchones que con el pasar de los años se hunden y tienen marcada la forma del cuerpo. Esto puede producir dolor y rigidez en la espalda. Si está durmiendo en una zanja, tal vez necesite cambiar su colchón. Tenga en cuenta que hay expertos que pueden guiarlo para escoger el mejor de acuerdo a su necesidad. Es recomendable voltear el colchón cada seis meses.

Frío

Es común que a la hora de dormir las mujeres sufran más frío en pies y manos que los hombres. Para esto es recomendable tratar de ir a la cama con medias ojalá de lana.

Ruido

Aunque muchos dicen que la televisión ayuda a conciliar el sueño, el repentino cambio de sonidos puede afectar el descanso. Si quiere reposar bien, desconéctese no solo de la televisión sino de aparatos electrónicos como radios, celulares, tabletas, entre otros.

Pilas con la almohada

¿Le gustan las almohadas abullonadas? Si es así tenga cuidado, estas pueden generar un ángulo perjudicial, pues la cabeza al inclinarse hacia adelante, tuerce el cuello. Los expertos aconsejan almohadas delgadas en vez de las voluptuosas. Si la va a cambiar, pida ayuda para escoger la mejor.

Respirar bien

¿Usted respira por la nariz o por la boca? Nancy Collop, presidenta de la Academia Americana de Medicina del Sueño, asegura que respirar nasalmente mejora el sueño porque la nariz calienta el aire y lo filtra de la suciedad. Cuando se hace por la boca son comunes los ronquidos, la irritación de garganta, sequedad de la boca y apnea del sueño. Si tiene este problema es recomendable usar tiras nasales que ayudan a respirar por la nariz, si no funciona, visite al especialista.

A oscuras

Evite dormir con luz. Una pequeña cantidad de esta puede alterar los niveles de melatonina, hormona eficaz para producir sueño. Se aconseja bloquear la luz exterior con persianas y cortinas oscuras.

Para un sueño reparador, acuéstese sin preocupaciones y descanse plenamente. Deje sus cargas a Dios. En paz me acuesto y me duermo, porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado. (Salmo 4:8).

Los especialistas en sueño aseguran que dormir…

- Ayuda a la memoria y a la creatividad.

- Es el mejor tratamiento de belleza (elimina rasgos de cansancio y el rosto se ve más fresco).

- Mejora el aprendizaje.

- Ayuda a prevenir problemas cardiovasculares (beneficia la presión arterial, ayuda a aliviar el estrés y reduce los problemas de hipertensión.

Cuidado con la “selfitis”

10 Jul 2014
2592 veces

Lo confieso, soy fanática de las fotos. No soy fotógrafa profesional, pero me fascina inmortalizar cada momento. Con el auge de las redes sociales, me he vuelto de aquellas que toman una imagen hasta del plato de comida y que comparten con sus seguidores la alegría de conocer un nuevo lugar, de encontrarse con amigos o de un buen paisaje.

Sin embargo, en estos días leí algo que me dejó fría. Se trata de una noticia falsa que circuló por los diferentes medios, asegurando que la Asociación Americana de Siquiatría (APA, por sus siglas en inglés) determinaba que tomar fotos y publicarlas de manera obsesiva era considerado un trastorno mental. A pesar de que luego se desmintió la noticia, el hecho es que, como dicen las abuelas, “todo exceso es nocivo”.

¿Selfie, selfitis?

En noviembre pasado, el diccionario de Oxford (equivalente para inglés a la Real Academia de la Lengua Española, RAE), incluyó Selfie como la palabra del año, debido al aumento en su utilización por las nuevas herramientas tecnológicas.

Selfie es el término en inglés que se refiere a la autofoto, en la que el mismo fotógrafo utiliza la cámara frontal de su dispositivo, se refleja en un espejo o realiza movimientos contorsionistas para capturarse solo, o con un grupo de personas.

Selfitis por su parte, es el término que los especialistas han utilizado para nombrar la adicción a tomarse autofotos y publicarlas constantemente. Para la psicóloga Ángela María Téllez, “la selfitis consiste en el deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo en todo momento y en todo lugar, y publicarlos en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima, o también como una muestra de egolatría y es parte del individualismo que caracteriza a la sociedad en que vivimos”.

¿Cómo así? ¿Tomarse fotos personales es malo?

Muchos nos preguntamos si tomarnos autofotos continuamente es algo negativo, y el interrogante surge porque, debido al auge de las redes sociales, la gran mayoría de nosotros hemos caído en la tentación de retratarnos en una situación determinada solos o con un grupo de personas. Se estima que solo en Instagram, la red social de las fotografías por excelencia, se han compartido más de 16 mil millones de imágenes desde su nacimiento en octubre de 2010.

Sin embargo, la doctora Téllez nos explica que el problema no es tomarse selfies esporádicamente: “lo malo es cuando se hace sin control, porque la persona empieza a sentir una necesidad de tomarse fotos continuamente y mostrarlas en las redes sociales para que todos puedan verlas. Además, comienza a verse afectada por los comentarios o likes que se reciben, esto hace sentir a la persona que es muy importante”, asegura Téllez, y agrega: “desde mi punto de vista la selfitis es una moda que se ha adquirido en esta época debido a la facilidad que dan para realizarlas los nuevos equipos móviles, pero también el hecho que cada día estamos más solos y ocupados con nuestras cosas. Generalmente, la persona, a través de las selfies, busca aceptación de los demás porque le cuesta apreciarse a sí mismo; este es un problema de autoestima que se forma precisamente porque los jóvenes no han tenido quien les dé un buen piso emocional. El resultado es una persona ególatra, individualista y narcisista, que poco a poco sin darse cuenta, empieza a adorarse y a creer que lo único que importa es lo que ella hace y cómo lo hace”.

Fotos que matan

Precisamente es por redes sociales y por los diferentes diarios del mundo que circulan dos aterradoras noticias: la primera, se refiere a dos mujeres en Irán que viajaban en su carro mientras realizaban un video de sí mismas. En su selfie quedó grabado el momento en que una de ellas descuida el volante y la mirada del camino para posar en el video, luego de eso, se siente una fuerte colisión y todo se vuelve caos. Las mujeres tuvieron que ser internadas en el hospital por múltiples contusiones, desde donde continuaron compartiendo autofotos. Lo paradójico es que el video de su accidente ha alcanzado más de un millón de visitas en Youtube.

La segunda noticia es un poco más trágica. Se trata de una mujer estadounidense de 32 años que perdió la vida luego de distraerse por publicar una selfie en la red social Facebook. A las 8:33 a.m. la mujer subió una foto de sí misma, con la leyenda “La canción Happy, me pone muy feliz”.  (En referencia a la canción de Pharrell Williams). Un minuto más tarde, a las 8:33 a.m., las autoridades de Carolina del Norte fueron informadas de que el carro de esta mujer había colisionado contra una camioneta.

No hubo rastros de alcohol o drogas en su cuerpo y la policía hace responsable la publicación de esa foto como factor determinante del accidente. (Reseñado en Elespectador.com)

Cuidado con exagerar

No se confunda, no se trata de que no vuelva a usar la cámara de su celular o que no permita que sus hijos vuelvan a publicar una foto. Siempre es sano conservar un recuerdo de las situaciones memorables o de los momentos bellos de la vida, pero hágalo con moderación. Hay que ir más allá de la moda y pensar antes de publicar. Revisar si todo lo que se exhibe es pertinente o interesante para sus seguidores, tener la precaución de analizar si con una simple foto se está dando demasiada información, cosa que puede resultar peligrosa en un futuro y con quién se está compartiendo cada imagen; pero sobre todo, comprender que cada movimiento que realizamos no tiene que ser conocido por nuestros seguidores. Bien lo dice la Biblia: Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. Romanos 12:3.

No sacrifique la toma de una foto que podría significar un invaluable tesoro, pero no caiga en la egolatría por culpa del exceso de imágenes de sí mismo que en vez de hacerlo parecer interesante, pueden lograr fastidiar a sus seguidores quienes lo verán como un narcisista indeseable.

Cifras Selfie

Quiero ser como Barbie

10 Jul 2014
3029 veces

Historias de niñas, jóvenes y adultas que cambian su físico y hasta su capacidad intelectual para llegar a ser muñecas. Hechos&Crónicas muestra los peligros de esta tendencia que ha cautivado a muchas.

“La vez pasada fui al médico porque no me sentía bien. Luego de la revisión nos sentamos para que me formulara y empezó a escribir a gran velocidad un tipo de letra extraña. Cuando llegué a la farmacia tuvieron que preguntarme para qué eran los medicamentos porque ¡no entendían! Gracias a Dios los descifraron. Cuando llegué a casa a tomarme la Amoxicilina, entendí que eran 2 cucharadas cada 12 horas y lo hice así. Días después presenté vómito, diarrea y sarpullido por el cuerpo. Fui a urgencias. El motivo: una sobredosis”. (Juan Manuel López, de Bogotá).

Según la revista Time, historias como esta se repiten a diario en el mundo. El Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias asegura que la mala escritura de los médicos mata a 7 mil y lesiona a 1.5 millones de personas al año en Estados Unidos.

“Muchas veces estamos de afán y escribimos de prisa. Pensamos que el paciente va a entender nuestra letra, pero no. En mi caso no he tenido problemas, pero conozco colegas que se han metido en varios líos”, asegura el médico Andrés Rivera a Hechos&Crónicas.

Ante este gran problema, varias compañías sanitarias y firmas electrónicas lanzaron un programa en Estados Unidos para que todos los médicos den recetas de forma digital. La Iniciativa Nacional del Paciente A Salvo en Recetas Electrónicas (NEPSI) ofrece que los galenos le aseguren al paciente las dosis correctas.

Por otra parte, Kevin Hutchinson, director general de SureScripts, dice: “No mucha gente comprende que el 15% de los médicos de Estados Unidos escriben el 50% del total de prescripciones, así que no se trata de conseguir que el 100% de los médicos receten electrónicamente. Se trata de que la mayoría lo haga. Entonces automatizas el proceso”.

Según Nepsi, entre las más de 17 mil marcas farmacéuticas y genéricas disponibles que existen en el mercado de las medicinas, los especialistas de la salud deben tener cuidado no solo con dar una prescripción clara, sino tener los ojos bien abiertos al momento de formular. Suele pasar que por el afán, se ha cometido el error de recetar medicamentos que suenan parecidos pero son para tratamientos diferentes y ponen en riesgo la salud del paciente.

En Colombia…

Según La Columna del Médico de Elmundo.com, “es preocupante ver cómo se confunden nombres parecidos y se despachan medicamentos completamente diferentes: Loratadina por Lovastatina, Plasil por Flagyl, Flunarizina por Fluoxetina, Afrin por Acupril, Mebendazol por Metronidazol, Alzatén por Acetaminofén, Ampicilina por Aminofilina, Ativá, etc., etc., con los consiguientes efectos negativos sobre el paciente… que en ocasiones puede causar ¡hasta la muerte!...”.

Reflexión H&C

Lucas, discípulo de Jesús, era tan correcto en el trato con los enfermos, que el mismo Pablo lo llamó “el querido médico” Colosenses 4:14. ¿Sería que Lucas le recetó a alguien incorrectamente o de forma confusa? Al parecer, no. Gracias a Dios por aquellos médicos que velan y se preocupan por la salud de sus pacientes, a pesar de los afanes que exige su profesión.

En las últimas semanas se ha abierto la discusión sobre el poco control que hay sobre las prácticas indígenas en las que, por moda o por necesidad, se ven involucradas personas ajenas a esas comunidades. Como cristianos debemos estar alerta y saber qué significa una toma de yagé y que implicaciones puede llegar a tener.

Llena de inquietudes espirituales y miedos existenciales, Liseth, de 22 años, habló con su compañera de la práctica universitaria a quien le había escuchado algunos comentarios sobre el extraordinario poder curativo del yagé, una planta propia de los pueblos indígenas del sur de Colombia. Liseth asistió a dos tomas y por varios meses sintió que eso era justamente lo que estaba buscando: estar en contacto con la naturaleza, perdonar a quienes le habían hecho daño y comprender a Dios como una fuerza universal presente en todas las cosas. El discurso con el que es presentada esta planta ancestral es tan atractivo y en apariencia inocente, que fácilmente cala en todo aquel que esté buscando respuestas sobre su presente, pasado y futuro; y además para todos aquellos que se sienten atraídos por las experiencias fuera de lo común. Sin embargo, sus alcances van más allá de lo que en apariencia se puede ver.

Yagé, ayahuasca y bejuco del alma son tres de los nombres usados para llamar a la especie botánica Banisteriopsis caapi, cuya denominación cambia según la región donde crezca en las selvas del Amazonas, al norte de América del Sur. La atención que ha despertado esta planta se debe a que uno de sus usos es el medicinal, puesto que purifica el cuerpo y el espíritu de dolencias, recuerdos y emociones negativos acumulados. En términos científicos, la planta del yagé es de naturaleza enteógena,  es decir que tiene la capacidad de inducir estados alterados de conciencia, generalmente acompañados de sensaciones fisiológicas extremas, entre ellas náuseas y diarrea. De igual forma, contiene diversos tipos de alcaloides que pueden tener efectos disociativos, psicodélicos o delirantes, entre otros. En la amplia variedad de casos de plantas con propiedades enteógenas están: la marihuana, el peyote (México) y la iboga (África central). Para el reconocido médico e investigador Germán Zuluaga “El yagé es una planta medicinal. Punto. ¿Cómo obra? Es un purgante. Punto. Pero actúa en niveles distintos del físico”.

La preparación para quienes asisten inicia 24 horas antes. En ese tiempo previo no deben haber comido alimentos pesados o grasosos, no haber consumido alcohol o drogas y no haber tenido relaciones sexuales. El ritual de la toma del yagé es un acto colectivo que se lleva a cabo alrededor de la planta y del brebaje que se extrae de ella; es una celebración de la sabiduría y el misterio de la planta, generalmente la cocción es de 24 horas y la toma empieza a las 12 de la noche.

La respectiva preparación depende de su objetivo; es decir, la clase de yagé varía según si es para curar, para enseñar o para pedir un favor especial: “…esto exige un trabajo que implica el conocimiento de la temperatura para cocinarla, el punto de cocción y los ingredientes adicionales que pudiera llevar” relata el profesor Omar Garzón, estudioso del tema.

Una toma de yagé puede costar entre 50 mil y 300 mil pesos según la tasa de cobro que ponga el chamán, por su experiencia o por el tipo de asistentes convocados. Generalmente son permitidas por sesión alrededor de 30 personas, sin embargo el riesgo de estas tomas también está en que cuando es realizado por falsos chamanes cuyo único interés económico pueden incluso convocar a más de 100 lo que incrementa los riesgos, pues en caso de alguna eventualidad, no hay personal suficiente y apto para atenderla.

En las tomas Liseth lloraba mucho. El yagé le hablaba de sus relaciones antiguas, de los males que había hecho, de sus proyectos venideros, y al volver a casa siempre se sentía más liviana. No obstante y a pesar de esa aparente felicidad, un tono de alarma le hizo sentir que las cosas no iban por el camino correcto, y fue justo cuando la invitaron a hacer parte de la llamada ‘comunidad yagesera’ argumentándole que la planta siempre la había tratado bien y que era el momento perfecto para que se comprometiera un poco más. Frente al fogón el taita decía “el yagé es tu padre, pídele lo que quieras y él te lo dará”.

En estas comunidades la planta es considerada consejera y madre espiritual, ocupa el lugar principal en los rituales y además en la vida de los que la consumen. Para la joven universitaria esto no tenía mucho sentido, recordó a su madre leyéndole la Biblia cuando ella era apenas una niña, y sentía que una planta no podía ser su motivo de adoración y mucho menos la consultora de sus decisiones. Pero caer en el engaño es sencillo, pues el lenguaje usado por estas comunidades siempre refiere al amor, el perdón y la buena conducta para estar en armonía con los demás, incluso reconocen a un dios creador del mundo. Suena bonito ¿no? Quizás por esto mismo Pablo en su carta a los Corintios exhorta “Manténganse alerta, permanezcan firmes en la fe, sean valientes y fuertes”. 1 Corintios 16:13 porque nuestro camino es Cristo, y al estar distraídos, estas filosofías pueden ser altamente seductoras.

Por diversas razones los taitas indígenas se han trasladado a las ciudades temporal o permanentemente, esto tiene como consecuencia que la toma del yagé se haya visto sometida a infinidad de interpretaciones, erradas o no, entre ellas su consideración como atracción turística. El caso del joven británico Henry Miller que presuntamente murió tras ingerir yagé, es una de las noticias que más ha dado de que hablar en las últimas semanas Pero no es la primera vez que titulares de prensa se centran en la muerte de personas que decidieron participar en el ritual. Actualmente no hay datos aproximados sobre los miembros de las comunidades yageseras, ni tampoco un número de las tomas que se hacen al año. Por considerarse parte de las prácticas ancestrales de los pueblos indígenas, su reglamentación está cerrada a lo que ellos mismos consideren, y establezcan en su jurisdicción, es por lo tanto una discusión en la que el gobierno representado en este caso en el Ministerio de Salud no puede intervenir demasiado. Lo cierto es que hoy en día, dada la popularidad de la planta —que no es mortal en sí misma—, hay falsos taitas que toman ventaja de la falta de autoridad y regulación para alterar el brebaje combinándolo con otras sustancias, a fin de afectar al participante sin consideración por los efectos, letales o no, que pueda producir la mezcla. En consecuencia, se está realizando un acto en condiciones ignoradas que ponen en peligro el cuerpo, pero más peligroso que esto, abriendo puertas y sellando pactos con la palabra y el espíritu.

SALA DE ESPERA Donde muchas anhelan vivir y algunas van a morir. La mamografía al banquillo.

Este es un relato real, aunque resumido, de un periodista de la revista Hechos&Crónicas, quien asistió con su esposa, Ana Sofía, a todas las consultas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 50% de las medicinas compradas por Internet que ocultan su verdadera dirección son falsificadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que “la depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo. Se calcula que afecta a unos 350 millones de personas”. En el peor de los casos, cuando el individuo pierde las ganas de vivir y empieza a experimentar languidez, puede llevar al suicidio, responsable de aproximadamente un millón de muertes anuales.

¿Languidez?

La Real Academia Española (RAE) define este término como flaqueza, debilidad. Falta de espíritu, valor o energía.

Ante el tema, el psiquiatra italiano Giovanni Jerviz, en su libro La Depresión: dos enfoques complementarios, explica que “la existencia de una alteración psíquica de hondo sufrimiento denominada melancolía, languidez o depresión era bien conocida en la Grecia clásica, y fuera de esto no encontramos documentación en ninguna de las culturas más antiguas. Pero aquí y allá en el tiempo, en el transcurrir de los últimos cuatro o cinco siglos, testimonios y biografías de la era moderna nos hablan con muchos detalles de personas aquejadas de flaqueza, y todo hace pensar que este tipo de alteraciones de la mente ha sido en todo caso común, bien que no siempre diagnosticadas con precisión. Fue mérito de la siquiatría de la segunda mitad del XIX describir al fin de manera exacta las diferencias entre una depresión grave y las diversas formas de demencia con alucinaciones y delirios”.

Hechos&Crónicas habla con un experto…

La debilidad es una condición que ha existido desde hace mucho tiempo. Según el psiquiatra del Hospital del Tunal, en Bogotá, José Luis Caro Medina, miembro activo de la Alianza Médica Cristiana (Amec), “el concepto de languidez medicamente podría corresponder a un síntoma muy frecuente en los trastornos de adaptación de personalidad y en algunos síndromes depresivos. Debemos tener presente que no es una enfermedad o una condición clínica como tal. Es un síntoma que, generalmente, puede asociarse con las adicciones”.

La languidez es un síntoma frecuente. “Un alto porcentaje de las personas que lo tiene nunca consulta”, asegura el psiquiatra, quien además sostiene que la razón del por qué no lo hacen es sencillamente “porque tienen una vida aceptablemente funcional”. Este es un indicio que se presenta por igual en hombres y en mujeres.

Sin embargo, la Encuesta Nacional de Salud Mental, asegura que la población femenina está más expuesta a padecer este tipo de síntoma proveniente de la depresión. “La genética es el primer factor determinante. En las mujeres los cambios hormonales también facilitan su aparición”. En conclusión, tres de cada 100 colombianas puede sufrir este tipo de padecimiento, que según la psiquiatra Adriana Márquez, “afecta la parte emocional, del pensamiento y del comportamiento con estados de pasividad, inhibición, desesperanza y desmotivación”.

En la mujer, el dolor físico también es síntoma de decaimiento. Se pueden presentar alergias en la piel, dolor de cabeza y cólicos. Los hombres también pueden presentar este síntoma. “Los actos de ellos son mucho más impulsivos y radicales que los de las mujeres, por eso la estadística muestra que los hombres se suicidan más”, añadió la especialista.

Los niños también se debilitan

A mis 14 años sentía que mi vida no tenía sentido. Mis padres peleaban mucho. Con mis hermanos empezamos a distanciarnos, lo mismo pasó con mis compañeros de colegio. Yo no quería nada, caí en la anorexia porque nada me motivaba a seguir adelante. Me la pasaba triste en mi cuarto. Lo peor de todo es que soy cristiana y confieso que nunca en mi vida quiero volver a experimentar esa depresión. No pensé que una joven como yo pudiera llegar a tener esa debilidad en el alma, en el cuerpo. Soy consciente que eso sucedió por mi rebeldía, por no obedecer a mis padres y alejarme de Dios.

Ahora tengo 17 años y estoy convencida de que mi vida vale oro porque Dios ha hecho que vuelva a florecer, cuenta Natalia Medina a Hechos&Crónicas.

En años recientes, en todo el mundo, se han venido escuchando casos como el de Natalia. Es preocupante que este tipo de síndromes ya no sean un problema solo de adultos, sino que ha atrapado a un gran número de niños y adolescentes.

De acuerdo con el pediatra Juan Fernando Gómez Ramírez, coordinador del grupo de puericultura de la Universidad de Antioquia, en declaraciones a El Colombiano, de Medellín, “este decaimiento y desapego por la vida tiene un origen múltiple, donde se entrecruzan factores de tipo genético, ambiental, familiar y social”.

El siquiatra infantil Juan David Palacio Ortiz asegura que “en Colombia, las cifras de depresión en niños y adolescentes van en aumento. Algunos estudios afirman que en el mundo el 9% de menores cerca de la pre-adolescencia (10 a 12 años) tienen tristeza, debilidad y presentan desánimo por la vida”.

“En los niños es más común que se presente irritabilidad que tristeza. En el juego pueden tener dificultades con sus amigos, se les ve con baja energía, se sienten cansados y fatigados. Algunos se quejan de dolores de cabeza y de estómago, pero al ir al médico se encuentra que no tienen nada”, asevera Palacio.

Al llegar la adolescencia, se puede presentar disminución de la autoestima, pesimismo e ideas de culpa y de muerte.

“En la depresión infantil y de adolescentes es necesario considerar que en Colombia, la tensión por mantener un cierto nivel de vida, ha hecho que los padres tengan mayor estrés, se  vuelvan más irritables con sus hijos y se sientan culpables por compartir con ellos menor calidad de tiempo”, concluye el experto.

¿Cómo sé que tengo languidez?

Así como los niños tienen síntomas que requieren atención, el psiquiatra José Luis Caro asegura que esta extenuación puede reconocerse fácilmente en los adultos a través de estos aspectos.

• La persona que lo padece no percibe felicidad o pasión en las cosas que desarrolla en su vida.

• No es fácil reconocerlo cuando la persona está acompañada de otro síntoma como la soberbia la cual, pensaría yo, es la enfermedad de nuestra era.

Creemos que sabemos demasiado, que lo sabemos todo, que no necesitamos ayuda, que no nos equivocamos. No podemos reconocer el vacío en nuestra vida si creemos que somos perfectos.

Los famosos también se deprimen

Actores como Marilyn Monroe, Heath Ledger y Jim Carrey han tenido graves consecuencias en su vida por causa de la depresión. Cantantes como Britney Spears y Michael Jackson, también han presentado crisis que los han llevado al fondo del abismo. Pero la lista no para ahí, grandes personajes de la humanidad también han languidecido. Algunos son:

Abraham Lincoln: Joshua Shek, autor del libro La melancolía de Lincoln: cómo la depresión desafió a un presidente y le impulsó hacia la grandeza, asegura que “el mandatario estaba destinado a llevar una pesada carga, pero ese don propiciaba la intensidad y la sabiduría”. Al parecer, se convirtió en un melancólico en 1826, tras enamorarse de Ann Rutledge quien murió de tifus.

Ernest Hemingway: Siempre convivió con la tristeza. En su discurso de aceptación al recibir el Premio Nobel de Literatura dijo: “Escribir al mejor nivel supone una vida solitaria. Organizaciones para escritores mitigan la soledad del escritor, pero dudo que mejoren su escritura”. Decidió quitarse la vida el 2 de julio de 1961.

Ludwing Van Beethoven: El genial compositor tenía un temperamento irritable, y sufría terribles ataques de desesperación. La Novena Sinfonía, fue una de las mejores composiciones de todos los tiempos, calificada por Wagner como “la cosa más triste jamás dicha con notas”.

Winston Churchill: Llegó a ganar el Premio Nobel de Literatura a pesar de ser maniaco depresivo. El Primer Ministro británico se la pasaba trabajando en exceso para evitar que los pensamientos oscuros y suicidas lo invadieran.

¿Se puede tratar?

El psiquiatra explica que uno de los tratamientos ideales para condiciones como la debilidad, es la psicoterapia (se trata de un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta y el paciente que acude a consultarlo. El propósito es mejorar la calidad de vida a través de un cambio de conducta, actitudes, pensamientos o afectos). De esta forma, la languidez puede curarse.

Es importante que tanto en el caso de los niños como de los adultos, se incluya a la familia. En casos severos es necesario realizar un tratamiento médico supervisado por el especialista.

El rey que se abatió y desfalleció…

Un ejemplo claro de esta situación que hoy aqueja al mundo se registra en la Biblia. Se trata del rey David. Según el reconocido pastor estadounidense David Wilkerson, quien fue autor de unos 40 libros, entre ellos, La Visión y La Cruz y el Puñal, explica que el desaliento del Rey de Israel fue un ataque severo del enemigo, por eso quedó mudo ante la presencia de Dios. Pero yo me hago el sordo, y no los escucho; me hago el mudo, y no les respondo. Soy como los que no oyen ni pueden defenderse. Salmo 38:13-14.

“El significado de esta frase en hebreo es “un hombre que ya no tiene más respuestas ni argumentos.” David decía: “Señor, estoy tan desalentado que ni siquiera puedo levantar mis manos a ti. No puedo orar, porque estoy muy confundido para hablar. Estoy agotado y vacío. No tengo nada qué decir”, asegura Wilkerson.

Por otra parte dice que “David expresó el llanto universal del alma justa, que soporta un ataque de desaliento: Estoy por desfallecer; el dolor no me deja un solo instante. Salmo 38:17. La palabra hebrea para caer en este versículo significa desfallecer. David le estaba diciendo a Dios, “No lo lograré, Señor. ¡Estoy al final de mis fuerzas y a punto de desfallecer!”

De esta forma, David muestra que aunque estuvo a punto llegar a la languidez, mantuvo su fe. Él proclamó: Yo, Señor, espero en ti; tú, Señor y Dios mío, serás quien responda. Salmo 38:15.

Evite desfallecer

“Ningún cristiano debería experimentar languidez. No obstante, muchos padecen de una ausencia de felicidad y paz interior. ¿La razón? Tienen una herida en su corazón y desconocen que puede ser curada. Si experimentamos angustia por el futuro, si nos enojamos con facilidad y perdemos nuestra paz, si me siento solo, si me siento aburrido, si no tengo mi propio respeto o mi propia admiración, si me siento sin pasión, sin ganas de hacer cosas, si no experimento plenitud, lo más probable es que debo pedir ayuda y consultar”. José Luis Caro Medina. 

Por: Jennifer Barreto.

(@BarretoJenn)

 

La auto-aceptación es un asunto que reviste gran importancia para hacer más fácil nuestra vida, relacionarnos mejor con los demás y alcanzar la esquiva felicidad. La percepción que tengamos de nosotros mismos condiciona en buena medida el trato que damos y recibimos de los otros. Si albergamos conflictos de auto-aceptación, baja autoestima, o falta de perdón, lo más probable es que el caos aceche nuestra vida y aun la de quienes nos rodean.

Es debido a lo anterior que es indispensable tener una buena y realista imagen de nosotros mismos para poder cumplir día a día con lo que Dios nos demanda en su Palabra en Lucas 10:27: Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser, con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y Ama a tu prójimo como a ti mismo. La Biblia es muy clara al afirmar que para poder amar a los demás debemos empezar por amarnos a nosotros mismos.

Un gran desafío si tenemos en cuenta que para ello con frecuencia nos basamos en motivos equivocados, criterios erróneos, o actitudes incorrectas como el compararnos sistemáticamente con los demás con intenciones de rivalidad y competencia. Todo lo cual nos impide aceptarnos a nosotros mismos y amarnos de manera saludable y consecuente. Ni qué decir, entonces, de amar a nuestro prójimo y a Dios sobre todo lo demás. El amor propio demanda emprender con regularidad el camino de la reflexión introspectiva.

Un camino que si no se emprende con la guía adecuada puede verse truncado o detenido por talanqueras que nos impiden alcanzar la meta de la sana auto-aceptación que modifica nuestras malas actitudes.

Una de estas talanqueras es la difundida idea de: “cuánto tienes, cuánto vales”, dicho popular que ha influido bastante a lo largo de la historia en la percepción que muchos tienen de sí mismos. Si nos guiamos por este criterio comparativo podemos convertirnos en personas orgullosas o amargadas y frustradas, puesto que como lo dice el conocido poema de La Desiderata, siempre habrá gente mejor o peor que nosotros. En cuanto a las posesiones, tal vez el primero de los criterios comparativos de la lista, veamos que dice Dios en Lucas 12:15: …la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes.

Pero el dinero no es el único criterio comparativo equivocado. El orgullo o la amargura y la frustración también nos rondan cuando comparamos nuestro desempeño con el de los demás en los diferentes campos de la actividad humana. Sobre todo si lo hacemos para responder a preguntas como: ¿qué tan importante soy? ¿Qué tan bien luzco? Centrándonos en las superficialidades y las apariencias.

Valdría la pena que tuviéramos aquí en cuenta lo que el Señor nos dice en 1 Samuel 16:7: No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura... La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón.

En fin, vivimos comparándonos con los demás para tratar de convencernos de cuánto valemos y como resultado de este ejercicio tratamos de cambiarnos a nosotros mismos, pero de manera superficial,  modificando tan sólo lo externo, sin tener presente lo dicho en Marcos 7:20-23 Lo que sale de la persona es lo que la contamina. Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad.

Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona. Eso es lo que debe ser cambiado para lograr experimentar una bien fundamentada auto-aceptación. Cambio que únicamente se logra de forma consistente cuando cultivamos una humilde y correcta relación con Dios a través de Jesucristo, de la oración, de la lectura cotidiana de la Biblia y de la asistencia comprometida a la iglesia.

Motivos verdaderos para aceptarnos

En el momento en que identificamos y evitamos consciente y sistemáticamente los falsos motivos para alcanzar la auto-aceptación y permitimos que Dios obre en nuestra vida, llegaremos a comprender que Él y sólo Él puede suplir de manera profunda nuestras necesidades espirituales, emocionales, físicas y materiales. Entenderemos que, a diferencia de nuestros criterios inciertos y cambiantes, sus verdades son eternas, ciertas y seguras. La salvación, el perdón de los pecados, la restauración, la vida eterna, todo ello mediado por la certidumbre de la resurrección de los muertos, son la base segura de nuestra auto-aceptación. En Cristo definitivamente obtenemos lo mejor de este mundo y también lo mejor del mundo venidero. Es apoyándonos en todo esto que podemos descansar en Él. Cuando reconocemos y nos apropiamos de estas verdades con todo su poder y sus implicaciones prácticas transformadoras, es posible experimentar la unidad, el amor, la comprensión, y la aceptación, tanto de nosotros mismos como de los demás.

Cuando recibimos a Cristo como Señor y Salvador de nuestras vidas pasando más allá de la  religiosidad y el ritualismo hacia una relación real, cercana, estrecha, y vivencial con Él, nos sabremos verdaderamente perdonados, conforme a lo dicho en Efesios: 1:7 En Él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia. Podremos, providencialmente, experimentar aceptación, como lo revela Romanos 15:7 Por tanto, acéptense mutuamente, así como Cristo los aceptó a ustedes para gloria de Dios. Y finalmente podremos tener la firme esperanza de que después de la muerte hay vida y viene lo mejor, como lo afirma Juan: Ciertamente les aseguro que el que cree tiene vida eterna… Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. (Juan 6:47; 17:3).

La fe en Cristo establece entre el creyente y Dios una íntima relación filial que es fundamental para la auto-aceptación, pues nos confiere el privilegio de ser adoptados nada más y nada menos que como hijos de Dios: Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Juan 1:12. Así, Dios nos promete: Yo seré un padre para ustedes, y ustedes serán mis hijos y mis hijas, dice el Señor Todopoderoso. 2 Corintios 6:18. Es tal la nueva condición del creyente  y el contraste que ofrece con su condición pasada que se le describe como una “nueva creación” (2 Corintios 5:17).  Somos revestidos de una naturaleza nueva y transformada: “…y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad”. Efesios 4:24.

A la vista de todo lo anterior, no podemos seguir poniendo en duda el acceso personal y directo a Dios del que disfrutamos: en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él. Efesios 3:12. Dada la bendición de sabernos y sentirnos amados, aceptados, renovados, completos y regenerados por Dios en la persona de Cristo, la auto-aceptación surge de manera natural en nuestra vida. Y es que al poner la vista en Dios llegaremos a la convicción de que, a pesar de nosotros mismos, somos un diseño original y único procedente de sus propias manos, con un llamado diferente y particular adaptado especialmente para cada uno de nosotros: Con tus manos me creaste, me diste forma… Salmo 119:73. Y podremos finalmente estar seguros de que Él terminará su obra en nosotros, así como la comenzó: Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús. Filipenses 1:6.

Por: Deisy Guzmán de Rojas

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia