Martes, 29 Septiembre 2015 21:49

Amaxofobia, cuando conducir es una pesadilla

¿Es usted de quienes se asustan al conducir un auto? ¿Presenta miedo irracional y pánico cuando va a manejar y cree que nunca va a poder superar el problema? Si respondió sí, este artículo es para usted.

Testimonio 1:

Hace unos meses, María Camila recibió su pase de conducción, luego de tomar un curso intensivo en una academia automovilística. Ahora maneja su auto nuevo pero asegura estar con “los pelos de punta”. “Vivo cerca a la Universidad Javeriana en una zona con muchas pendientes.

Tengo miedo a perder el control, que me fallen los pies con los pedales y que mi carro se ruede para atrás. Lo peor es que cada vez que hay trancón, sudo frío, me paralizo, tiemblo y me ahogo cuando debo arrancar en subida. Todos empiezan a pitar, me dicen groserías… es estresante. Confieso que tengo pánico a los buses del SITP y a las motos que pasan rozando. ¡No sé qué hacer!, me estresa esta situación y eso que sé manejar”.

Testimonio 2:

“Hace poco, cuando manejaba por la Autopista Norte presencié un accidente horrible de una camioneta que se llevó de frente a una moto. Vi todo el choque, el motociclista murió de inmediato. Fue tanto el miedo que me invadió que quedé frío, tieso, mi corazón latía a mil y empecé a temblar. Menos mal iba con un amigo de copiloto, pues no pude seguir manejando y debí cederle mi puesto. Ese episodio me dejó mal. Ahora casi no conduzco, quedé traumatizado”, cuenta Felipe Moyano.

Así como María Camila y Felipe contaron sus testimonios a Hechos&crónicas, hay miles de conductores en el mundo con miedo a conducir un vehículo, problema conocido como amaxofobia.

¿Amaxofobia?

Esta palabra proviene del griego αμαχος (‘amaxos’ «carro») y φοβία (‘fobia’ «temor»). El Diccionario de la Real Academia Española lo describe como “temor patológico a conducir un vehículo o a viajar en él”.

El trastorno puede manifestarse por diferentes motivos: haber sufrido o presenciado un accidente de tránsito grave, presentar un repentino e inexplicable temor mientras conduce, ser mayor de 60 años porque no tiene los reflejos de antes, sufrir nervios exagerados. Otras condiciones son: ser exigentes, excesivamente perfeccionistas y querer tener control sobre todo.

Los especialistas aseguran que la amaxofobia se enmarca dentro de los trastornos de ansiedad que puede padecer una persona en cualquier momento de su vida. Un estudio de la fundación Mapfre afirma que la edad particular cuando se presenta esta fobia oscila entre los 30 y 40 años.

Otro dato: tres de cada 10 personas en el mundo es amaxofóbico. De estas, 87% son mujeres y 13% hombres (los más reacios a hablar abiertamente del problema). Los síntomas que presentan María Camila y Felipe en los testimonios anteriores, son señales claras de amaxofobia. El psiquiatra Luis Ramírez dice que “cuando se presenta miedo intenso irracional acompañado de ansiedad, bloqueo, desborde emocional por temor de que pueda ocurrir algo malo, y que además haya temblor en manos y brazos, sudor, aumento de frecuencia respiratoria, sequedad de boca, dolor epigástrico, entre otros, no cabe duda que pueda tratarse de una fobia a conducir”.

No solo se presenta al momento de manejar

La empresa de seguros Sura, afirma que esta fobia “también puede generarse cuando la persona presenta una alteración sicológica llamada ansiedad anticipatoria, lo que significa que el afectado crea en su mente una serie de situaciones y pensamientos catastróficos asociados al ejercicio de la conducción. Cualquier cosa que para el afectado pueda resultar amenazante (transitar sobre puentes, pendientes, glorietas, vías rápidas, entre otros), genera miedo intenso en la persona, quien reacciona huyendo de la situación evitando conducir un vehículo. Al hacerlo, siente un alivio inmediato en sus síntomas y ahí se agrava el problema: no vuelve a intentar conducir por temor a que se repita esa experiencia tan desagradable”.

Además agrega que “la amaxofobia es una enfermedad que afecta la vida diaria del individuo, al no poder movilizarse por sí mismo y, por consiguiente, depender de otras personas para hacerlo. También le crea frustraciones (al no poder realizar lo que los otros hacen sin aparentes dificultades) y bajos niveles de autoestima”

¿Existe tratamiento?

Sí existe. Los especialistas recomiendan hacer lo siguiente:

• Asistir a terapia con un sicólogo conductual: con el que la persona puede desahogar sus miedos y enfrentarlos de manera racional. Entender que aquello que imagina es posible que nunca suceda, puede ser el primer paso para una cura definitiva.

• Tomar un curso de conducción pero con un experto en personas nerviosas: en Colombia, este programa es impartido por algunas escuelas de conducción y lo que buscan es que la persona tome confianza en sí misma a la hora de conducir un vehículo. Es recomendable que el instructor conozca de antemano los temores más relevantes de la persona para poder realizar el proceso de forma exitosa.

Tan pronto haya superado la fobia…

Empiece a conducir su vehículo: hágalo solo o en compañía de personas de extrema confianza.

Realice trayectos cortos: Inicie con la vuelta a la manzana o vaya hasta la tienda más cercana. Así empezará a tomar confianza en sí mismo.

Conduzca despacio: Identifique qué tipo de miedos aun lo acompañan, es recomendable contárselos al experto durante el tratamiento.

Venza el miedo

Si usted padece amaxofobia y quiere superar el problema, ponga de su parte y enfrente la situación. Tenga presente que no solo debe controlar el área física y psicológica, la espiritual es muy importante. Consejo: convierta a Dios en su mejor aliado y aprópiese de estas palabras:

• Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

• Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Isaías 41:10a.

• Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado… Salmo 23:4a.

• El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. Salmo 121:5.

Visto 2011 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia