Miércoles, 27 Septiembre 2017 20:43

Los niños que nadie quiere adoptar

En Colombia, el maltrato a los niños es una constante. Todos los días vemos noticias de pequeñitos a quienes se les vulneran sus derechos de una u otra manera. Rechazar a los niños en condición de adoptabilidad es una forma más de maltratarlos. Hechos&Crónicas le cuenta cuáles son las principales razones por las que no son adoptados.

La reciente iniciativa de la senadora Viviane Morales para convocar un referendo sobre la adopción que limitaba esta capacidad a parejas casadas heterosexuales con características bien definidas, abrió un gran debate, no solo por sus implicaciones para las parejas del mismo sexo sino porque imposibilitaba a los solteros a adoptar.

Uno de los grandes argumentos de los detractores del referendo es la gran cantidad de niños que nadie quiere adoptar y que, según ellos, una pareja homosexual o un padre/ madre, aun siendo solteros sí quisieran adoptar. Esto, por supuesto, no pasa de ser una simple especulación. Lo que es una realidad es que en Colombia, de acuerdo con datos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), hay más de 11.000 niños que continúan esperando ser adoptados. De estos, 4.325 son considerados de difícil adopción. ¿Por qué? Existen tres razones fundamentales:

1- Son demasiado grandes

Más del 60% de los menores que esperan ser adoptados son mayores de ocho años mientras que los adoptantes se inclinan por los niños de 0 a 6 años.

Cuando una pareja que cumple con los requerimientos de ley se decide a adoptar, generalmente espera recibir un bebé para criarlo con sus costumbres y creencias desde el primer momento. Muchos padres adoptantes temen los aprendizajes previos, los traumas, los dolores, las “mañas” que pueda traer el niño a su familia. Como quien dice, si el niño tuvo previamente una vida muy dura, esto en vez de constituir una razón para ser adoptado y sanado de inmediato, es una razón para no hacerlo.

Además, debido a la tramitología de algunas entidades (públicas como el ICBF o privadas) encargadas de entregar los niños a una nueva familia, muchos de los niños que ingresan en edades aceptables a las instituciones, se crecen esperando una oportunidad.

2- Están enfermos

De los más de 11.000 niños que esperan ser adoptados, se estima que 667 tienen alguna enfermedad permanente o discapacidad. Las enfermedades permanentes son las que conllevan tratamientos de por vida, en muchos casos costosos.

Las discapacidades físicas o mentales no solo limitan el desarrollo del niño y su autoestima, en muchos casos. También limitan la posibilidad de tener un hogar, pues son muy pocos los padres que quieren hacerse cargo de los tratamientos, las angustias y los costos que esto sugiere, pues buscan niños que al crecer puedan valerse por sí mismos.

Otra paradoja más, pues los niños que más necesitan amor, nuevamente son los más rechazados.

3- Tienen hermanos

Cuando un grupo de hermanos llega al ICBF, la primera opción es que la familia adoptante se haga cargo del grupo completo. Así lo dicta el protocolo de intervención de hermanos con adoptabilidad de la entidad (Anexo 13). Cuando se trata de un par de hermanos, las posibilidades de ser adoptados pueden bajar un poco, pero aún son altas; sin embargo, cuando el número de hermanos va de tres hacia arriba, los “adoptantes” prefieren rechazar al grupo completo o, aún peor, proceder a separarlos, lo que les causa un daño mayor. El ICBF estima que en la actualidad existen 2.461 niños en esta situación.

¿Qué pasa con los niños que nadie adopta?

Para Jesús Palacios, experto en maltrato y protección infantil, los retos que enfrentan los niños que pasan mucho tiempo a la espera de ser adoptados son “bien diferentes a los de la adopción de un bebé. Lo que vivimos en los primeros meses y años nos marca mucho y los niños que son adoptados más grandes llegan con experiencias negativas adversas. Cuando la institucionalización se prolonga en el tiempo, deja de ser una medida transitoria y supone que los niños van a crecer en un ambiente que no es el previsto para nuestra especie, que necesita de una o dos referencias familiares estables. En una frase: cada niño necesita que alguien esté loco por él y que esté dispuesto a hacer cualquier cosa por su bienestar”.

Eduardo Franco, Subdirector de adopciones del ICBF asegura que los niños que han llegado a los hogares del ICBF, “casi 5.000 cumplieron la mayoría de edad y son los que llamamos hijos de ICBF”. Aunque la entidad asegura que no son echados a la calle al cumplir la mayoría de edad, lo cierto es que su futuro es bastante incierto. Muchos de ellos no logran culminar sus estudios y difícilmente podrán acceder a una carrera universitaria.

¿Cómo acabar con esta problemática?

Los niños necesitan ser adoptados lo antes posible, necesitan sanidad física e interior, pero sobre todo necesitan comenzar a recibir ese amor del que han sido privados.

¿Usted tiene las condiciones o cumple los requisitos para adoptar un niño? ¡Hágalo! ¡Adóptelos! Y ojalá sea uno de estos niños de los que estamos hablando.

El mandato que tenemos como hijos de Dios es dar todo lo que más podamos a quienes lo necesitan, en especial si se trata de niños. ¿No los puede adoptar? Apoye instituciones o fundaciones como Misericordia, Amor y Servicio, de Casa Sobre la Roca que actualmente cuenta con 12 hogares que albergan niños rescatados en situaciones de vulnerabilidad. El amor, respeto y oportunidades que reciben estos niños son incalculables. Actualmente, se han graduado 18 profesionales y hay 22 estudiantes universitarios, a quienes se les ha dado un futuro y una esperanza.

Lo más importante, no los rechace. Miren que no menosprecien a uno de estos pequeños. Porque les digo que en el cielo los ángeles de ellos contemplan siempre el rostro de mi Padre celestial. Mateo 18:10.

Algunas cifras sobre este fenómeno:

112.504 menores son atendidos por el ICBF, de los cuales 25.056 se encuentran en centros de protección y hogares sustitutos.

14.914 menores han sido declarados en vulneración de derechos, 6.367 en adoptabilidad y 3.775 dentro de tiempos legales para definir su situación jurídica.

2.000 niños más ingresan cada mes al sistema. Según el ICBF como consecuencia del posconflicto se espera que la cifra aumente.

6.610 personas (solteros y a parejas ubicados tanto en el país como en el exterior) han solicitado adoptar niños en Colombia, desde el 2010. En total, fueron aprobados 3.433 trámites. Entre las parejas residentes en Colombia, en los últimos seis años y medio, 1.784 familias solicitaron la adopción. El trámite les fue aprobado a 1.449.

Foto: 123RF

Por: María Isabel Jaramillo - @MaiaJaramillo

Visto 321 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia