Elementos filtrados por fecha: Domingo, 04 Mayo 2014

Nació en Chile, tiene 62 años y lleva 40 de casado con Nancy. Es doctor Honoris Causa en Divinidades de la Biola University en California, es productor del programa Principios que se transmite en más de 1.200 estaciones de radio en América Latina, Estados Unidos y España. Es autor de más de 15 libros y preside la organización de ayuda a la familia De Regreso al Hogar. Hechos&Crónicas habló con él en su visita a Casa Sobre La Roca en Bogotá y le preguntó sobre su vida y la familia en general.

Hechos&Crónicas: Pastor Hormachea, según nuestra Superintendencia de Notariado y Registro, cada mes se divorcian más de mil parejas. ¿Por qué esta práctica es tan frecuente?

David Hormachea: Porque es más frecuente el humanismo y los valores relativos. La gente ignora la moralidad bíblica. Es imposible que dos cónyuges cristianos que realmente aman a Dios y que tienen un compromiso de vivir su fe y someter sus vidas a los principios divinos se divorcien. Cuando un matrimonio cristiano se divorcia, no ha fallado el plan divino, es que uno o ambos decidieron ignorar o rebelarse contra esos principios que permiten que todas las parejas cristianas obedientes vivan vidas excelentes.

H&C: Ante este panorama, ¿es posible de una u otra forma conservar las familias, teniendo en cuenta que, además del divorcio, las parejas se casan menos y prefieren la unión libre?

D.H.: No somos responsables de conservar las familias de otros, somos responsables de cuidar la nuestra. Si solo quienes no creen en Dios eligen no casarse y vivir en unión libre, no sería un problema. Lo grave es que los que dicen creer en Dios y en la Biblia (que debería ser la mayoría de los colombianos católicos y cristianos), no viven de acuerdo a su fe.

H&C: ¿Qué piensa de la “unión civil” o “marital de hecho” entre personas del mismo sexo?

D.H.: Que los países son amorales, pero gobernados por personas con cierta “moralidad” que cada día es más anti-bíblica, humanista, agnóstica, atea y liberal. Mientras más nos gobiernen religiosos mentirosos que dicen tener una creencia, pero rechazan la moralidad que su religión exige, más humanista se hace la sociedad. Holanda fue una de las cunas de la reforma cristiana y hoy es uno de los países más libertinos y se ve este problema. Si tal vez, 90% de la población votara por candidatos que realmente practiquen su fe católica o evangélica, ninguna ley que no encaje en la moralidad bíblica sería aceptada.

H&C: ¿Cuál es su posición frente a la adopción de niños entre personas del mismo sexo?

D.H.: Quienes creemos en Dios, creemos en la Biblia, que solo existen dos sexos porque es la forma como Dios escogió soberanamente para el desarrollo de la humanidad y la familia humana.

Solo existe razón para un tercer sexo en la mente moral y liberal de quien cree que la persona es libre de elegir lo que le agrada, lo que siente, lo que le apasiona. Siguiendo los deseos apasionantes podemos tener sexo entre hombres, mujeres, con varios hombres, con varias mujeres, con animales, niños, y todos pueden tener sensaciones, pasiones y experimentar orgasmos. Pero Dios determinó que los padres sean un hombre y una mujer.

H&C: Una de cada cinco mujeres entre 15 y 19 años en Colombia está embarazada. ¿Por qué este panorama?

D.H.: En una de mis conferencias que se titula Si amas, da la prueba de amor, enseño a las chicas lo que es amar. Muchas creen que dar la prueba de amor es prestar su cuerpo para que alguien las excite y las use sexualmente por una vez, o de allí en adelante cada vez que quiera. El embarazo cambia las opciones básicas de la vida con respecto a carreras, oportunidades y matrimonio futuro. Muchas jóvenes nunca se gradúan. Las que ya son pobres, difícilmente pueden salir de la pobreza y en algunos casos se siguen llenando de hijos. Otras recurren a la prostitución o a trabajos mal pagados donde son explotadas.

Si las chicas fueran cristianas, si adoptaran los valores bíblicos, vivirían como personas de valor y dignidad y no permitirían que nadie las use. Sabrían traer al mundo niños deseados, bien planificados y unidas a un hombre que realmente las ame y no las use sexualmente.

H&C: ¿Cuál es su posición frente a la promoción del uso de métodos anticonceptivos en jóvenes desde temprana edad?

D.H.: En Chile, mi país, la actual presidente agnóstica, decretó que las chicas menores de 14 años pueden pedir la píldora del día después sin permiso de sus padres. Lo que debemos promover es la moralidad absoluta que motiva a la fidelidad en el matrimonio, a la sexualidad dentro de una relación seria, bien planificada y de compromiso. Se pueden repartir condones para evitar embarazos o enfermedades venéreas, pero no existen condones para evitar el uso y el abuso sexual. La vida sexual que enaltece la dignidad humana no es solo juntar cuerpos y eyacular, tiene como objetivo que un hombre y una mujer que tienen un compromiso para toda la vida desarrolle su relación conyugal con respeto, amor, fidelidad e integridad.

H&C: ¿Cómo concientizar a los jóvenes que mantenerse puros hasta el matrimonio vale la pena?

D.H.: No debemos iniciar el entrenamiento en la adolescencia. Desde niños debemos enseñarles que aprendan realmente a amar a Dios y su moralidad. Tristemente cada vez que pregunto a los padres si se han reunido con sus hijos para instruirlos sistemáticamente sobre moralidad, masturbación, relaciones sexuales, homosexualismo, etc., la gran mayoría nunca lo ha hecho. No es una clase que debe ser dada, es un estilo de vida que debe enseñarse.

H&C: ¿Por qué decir NO al divorcio?

D.H.: Porque es un pecado. Así sea perdonable, como todos, trae terribles consecuencias. Lamentablemente por falta de preparación, pocas congregaciones tienen cursos sistemáticos de seis u ocho meses para personas que se van a casar. Ellos llegan al matrimonio cantando bien, orando bien, pero con malos principios.

H&C: Hay hogares disfuncionales. Los padres no pasan tiempo con sus hijos y papá y mamá se la pasan peleando. ¿Qué otros aspectos considera usted afectan a los niños y jóvenes de hoy dentro de sus casas?

D.H.: Los padres que quieren criar a sus hijos siguiendo sus ideas, vivencias o malas experiencias, tienen una paternidad limitada. Deben existir cursos de paternidad e invertir en su educación. Quienes invirtieron en su formación y dedicaron tiempo, esfuerzo, perseverancia y dinero, hoy son médicos, ingenieros, etc. No podemos ser buenos padres, manteniéndonos en la ignorancia.

H&C: ¿Qué claves puede dar a los padres para criar hijos de forma correcta y evitar que se aparten de Dios?

D.H.: Dios no nos manda tener hijos buenos que nunca se aparten de Él. Ellos tomarán esa decisión o rechazarán esa tentación. Dios quiere que nos preparemos bíblicamente para ser padres que entreguen buenos recursos a sus hijos y tengan la posibilidad de elegir ser buenos. Eso depende de ellos, no de nosotros.

De los padres depende que estemos preparados para darles herramientas, conocimiento y moralidad bíblica que no solo debe ser enseñada sino aplicada.

H&C: ¿Qué puede hacer la iglesia cristiana frente a estas problemáticas?

D.H.: La debilidad más grande de la iglesia debería ser su mayor fortaleza. Nunca he conocido una congregación con cursos sistemáticos de valores cristianos. No una clase, sino programas de un año de enseñanzas para niños, adolescentes, jóvenes y todos los que llegan a la iglesia. No enseñamos cosmovisión cristiana como sistema obligatorio que deben aprender todos los convertidos.

El mundo liberal hace un extraordinario trabajo para enseñar su moral anti bíblica y nosotros no lo hacemos. Iglesias y líderes se han acostumbrado a invertir en conciertos de música pero no en su entrenamiento.

Sobre David Hormachea…

H&C: Usted lleva 40 años de casado con Nancy y sé que pasaron por una crisis matrimonial, ¿qué consejo ofrece a los esposos para que tengan una vida conyugal sana?

D.H.: Que deben prepararse porque nadie puede hacer lo que no entiende, nadie puede amar bien conociendo mal a su cónyuge, nadie puede tener un matrimonio al estilo divino, siguiendo sus inocentes, o tal vez pecaminosas ideas humanas.

H&C.: ¿Cuántos libros publicará este año?

D.H.: Publicaremos dos o tres. El que ya viene se titula Principios para desarrollar su noviazgo: verdades basadas en los diez mandamientos. Estoy terminando uno de los cursos más importantes que escribiré en mi vida, se llama El extraordinario valor de los valores.

H&C.: ¿Cuántos oyentes tiene su programa radial Principios?

D.H.: Si solo me escuchan mil personas por estación, Dios me da el privilegio de influenciar a 1.200.000 personas cada día.

H&C.: ¿A qué quisiera dedicar sus últimos años?

D.H.: A formar discípulos, a crear y dictar cursos para matrimonios, jóvenes, noviazgo, valores, pero para eso necesito un inversionista que esté dispuesto a dejar un legado de valores éticos, de familia, política, paternidad, sexualidad, etc. Yo hago planes y el Señor es quien me autoriza lo que Él quiere. 

Publicado en Hechos

Katharine Hayhoe, una científica cristiana que trabaja en el campo del cambio climático, fue incluida en la lista de las 100 personalidades más influyentes que anualmente elabora la prestigiosa Revista Time.

La publicación norteamérica destaca que Katharine y su esposo, el pastor evangélico Andrew Farley, han escrito el libro definitivo para el creyente del amor al planeta tierra “Un clima para el cambio: Datos del calentamiento atmosférico basados en decisiones en la fe”.

Concepto que la científica explica en su página web “Junto con mi marido Andrew Farley, un profesor de lingüística aplicada y autor del best seller “Evangelio sin tapujos”, escribí “un clima para el cambio: Datos del Calentamiento Global de Decisiones basadas en la fe”, un libro que desenreda el complejo de la ciencia y aborda muchas ideas falsas arraigadas sobre el calentamiento global”.

Hayhoe es una científica atmosférica, profesora asociada del departamento de ciencias políticas y directora del centro de ciencias del clima de la Universidad Tecnológica de Texas en Estados Unidos. Así mismo es miembro de la organización Climate Voice y fundadora y CEO de Atmos Research, un centro de investigación que busca a través de la cooperación científica determinar como el cambio climático afecta la vida y la sociedad y buscar soluciones para los problemas relacionados en este.

Igualmente es asesora científica del Citizen’s Climate Lobby, del proyecto EcoAmerica MomentUs, de la Iniciativa de Energía y Empresa, la Red Evangélica Ambiental y de la International Women’s Earth and Climate Initiative.

“La evangelista ambiental”, como es identificada en la revista Time, ha escrito más de 100 artículos revisados ​​por otros científicos, resúmenes y otras publicaciones y muchos informes clave, incluyendo el Programa de Investigación del Cambio Global en EE.UU. el informe de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. y la tercera Evaluación Nacional del Clima en los Estados Unidos.

“Mi trabajo como evangelista del cambio climático se apareció en la serie documental “Years of Living Dangerously” y “The Secret Life of Scientists and Engineers”, y los artículos han aparecido en On Earth, Grist, LA Times, Climate Progress, entre otros. En 2012 tuve el honor de ser nombrada y estar en la lista de Christianity Today’s 50 Women to Watch”.

 

 

 

Publicado en Edén

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia