Oasis privilegiado

05 Mar 2015
1574 veces

Un equipo de astrofísicos de la Universidad de Colorado Boulder, descubrió recientemente un escudo invisible del planeta situado a unos 11.587 kilómetros sobre la Tierra, capaz de bloquear a los llamados ‘electrones asesinos’ durante las tormentas solares.

Caño Cristales es un río en la sierra de la Macarena en el Meta, denominado “el río de los cinco colores”, o “el arco iris que se derritió” o, también, “el río más hermoso del mundo”, ya que en su fondo se reproducen algas de agua dulce de diversos colores que producen la sensación de estar frente a un río de cinco colores: rojo, amarillo, verde, azul y negro, principalmente.

“La creación de Dios es más que perfecta”. “Para Dios no hay nada imposible”. Estas frases, repetidas por muchos, comienzan a cobrar sentido cuando el ser humano presencia fenómenos como este: la capa de ozono muestra los primeros signos de regeneración. 

Ya es septiembre y desde julio no hay agua ni alimento. Los niños mueren de hambre al igual que los animales. El fenómeno estaba anunciado y casi nadie se preparó. “¿Ahora quién puede ayudarnos?”, es la pregunta que se hacen muchos. El sol inclemente quema con furor algunas zonas de nuestra geografía colombiana, y otros, aguantan hasta casi 40° de temperatura. En algunas bocas ya no queda ni saliva, los estómagos crujen del hambre, el desespero por mantenerse vivo es inminente. Hechos&Crónicas le cuenta un breve panorama de esta sequía intensa que apenas comienza.

Isla basura, un nuevo continente

15 Ago 2014
3690 veces

Los peces en el Pacífico ingieren anualmente hasta 24.000 toneladas de desechos plásticos.

Hace 17 años el oceanógrafo Charles Moore descubrió en el Pacífico, un nuevo continente. Se trata de ‘Isla basura’, una hilera de desechos que según Greenpeace, en 20 años será tan grande como Europa.

Charles Moore navegaba por una ruta poco recomendada para marineros, cuando se encontró de frente con un remolino de desechos ubicado en el Pacífico Norte, que flotaba a la deriva entre California y Japón. El oceanógrafo informó al mundo sobre su descubrimiento, pero hoy poco se ha logrado, pues esta repugnante isla cada día se hace más grande debido a las 6 millones de toneladas de residuos que según Greenpeace cada año caen al mar. ‘Isla basura’ se ha multiplicado por 100  entre 1999 y 2010 y hoy mide 3,4 millones de kilómetros cuadrados, según el Instituto Scripps de Oceanografía.

Lo que ocurre con estos desperdicios es que se agrupan en un remolino provocado por corrientes que impide que se dispersen hacia las costas. Esto da paso a la propagación de especies invasoras que cambian el ecosistema y acaban con la fauna nativa. La revista Marine Ecology Progress asegura que los peces en el Pacífico ingieren hasta 24.000 toneladas de plástico al año.

Doug Woodring, líder del Proyecto Kaisei, dedicado a eliminar la isla de las basuras, aseguró que “el problema es que el ‘continente de plástico’ está en aguas internacionales. Nadie pasa por allí, no es parte de las principales rutas comerciales, no está bajo ninguna jurisdicción y el público no sabe de su existencia. Por ello no hay presión sobre ningún gobierno o institución para que trate de solucionarlo”.

¿De dónde vienen los desechos?

De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, 80% de esta basura proviene de fuentes terrestres, o sea de seres humanos del común que no cuidan su entorno. Lo desconcertante es que el 20% restante proviene de barcos, que deberían ser más amigables con el ambiente marino.

Tristemente, la crisis sanitaria no es exclusiva del Pacífico. Juan Manuel Díaz, director científico de la Fundación Marviva, informó que al norte de las costas de Haití, se encuentra otra ‘isla basura’ y asegura que deben existir más. Los residuos son difíciles de detectar pues al estar ubicados a pocos metros por debajo de la superfi cie, no son localizables vía satélite.

Patrick Dexione, cabeza de la más reciente expedición hacia ‘Isla basura’, coincide con Juan Manuel Díaz y con Doug Woodring al asegurar que limpiar el mar es un trabajo arduo y que lo más importante es generar conciencia para que el mundo aprenda a cuidar su entorno y deje de arrojar desperdicios al mar, a los ríos e incluso a las calles.

¿Qué dice la Biblia?

El daño que las basuras en el océano causan al planeta, y cómo esto influye en el ser humano, es una preocupación constante Génesis 1:26-28 dice que Dios creó al hombre y la mujer a su misma imagen y que les dio dominio sobre toda la tierra.

Probablemente una de las razones por las que Dios manda a cuidar de la tierra es por responsabilidad y mayordomía. Hemos de mostrar cuidado, compasión y responsabilidad en nuestra relación con la creación. Así, podemos apreciar la relación especial que Dios ha establecido con el hombre, creado a su misma imagen.

Los constantes cambios ambientales ocasionados por el hombre han desatado un incontrolable cambio climático, y han puesto a Colombia en el ojo del huracán.

Las fuertes olas de calor que desatan enormes sequías acaban con la vida de cientos de animales y cultivos. Las lluvias incesantes dejan fuertes inundaciones que damnifican poblaciones enteras, destruyendo casas, hospitales, iglesias y colegios.

El más reciente informe elaborado por el II Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC) es el más extenso y contundente hasta la fecha acerca de este proceso climatológico, al analizar sus efectos sobre el hombre y sobre la naturaleza en todas las regiones del planeta desde la actualidad hasta el año 2100.

El documento fue redactado en el sur de Tokio por más de 500 expertos internacionales y políticos de 70 países, de acuerdo con lo descubierto en los más recientes estudios científicos y analiza los 120 diferentes impactos en todos los continentes atribuidos al cambio climático.

Entre estos impactos están “las bajadas del rendimiento de los cultivos en diversas partes del mundo, eventos climáticos extremos como olas de calor, tifones, lluvias torrenciales, inundaciones, sequías y cambios en los patrones migratorios de diversas especies animales”, explicó el vicepresidente del panel de la ONU, Vicente Barros.

Este informe asegura que el mayor causante de los problemas ambientales en el mundo es la mano del hombre. En Colombia concretamente, la deforestación, la minería y la ganadería extensiva son el principal foco de este problema climático, que durante este año dejó 25 municipios de ocho departamentos del país en alerta roja por falta de agua, incluyendo a Paz de Ariporo (Casanare) donde han muerto miles de animales y la Sierra Nevada de Santa Marta donde se dio un incendio que arrasó con 3.000 hectáreas de bosque, y que se prevé sea más fuerte con la llegada del fenómeno del niño en agosto, además de la extrema ola invernal ocurrida entre 2010 y 2012 que dejó incalculables pérdidas humanas y materiales en el país, y que obligó al presidente Juan Manuel Santos a decretar el estado de emergencia.

Este resultado va en contra de lo que dice la Biblia en Génesis 2: 15, Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. Dios entregó al hombre la responsabilidad de cuidar la tierra, no de destruirla y ocasionar terribles daños como el que trae el cambio climático.

Para cada problema, una solución

Mientras el Gobierno Nacional, las diferentes ONG y la empresa privada discuten la manera en que se puede reducir cada vez más el daño ambiental, en Chimichagua, Cesar, la población espera con ansias la próxima temporada invernal.

No se trata de que sus pobladores hayan perdido la cordura, lo que ocurre es que, cansados de las constantes inundaciones de la ciénaga Zapatosa, que en temporada de lluvias (abril y mayo, septiembre y octubre), se desborda, entra al corregimiento de Sempegua y deja a la escuela completamente taponada, impidiendo que los niños reciban sus clases con normalidad y trayendo enfermedades y escasez al corregimiento, que se convierte en una isla a la que solo se puede acceder por medio de transporte fluvial.

Es por esto que un grupo de estudiantes de la Universidad Eafit, propuso, como tesis de grado dar una solución de adaptación al cambio climático. Hoy, este proyecto es una realidad en el municipio de Chimichagua y cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Unión Europea, la Gestión Integral del Riesgo Caribe y de diversas instituciones locales.

Se trata de una escuela flotante, que permitirá a más de 60 estudiantes de la escuela primaria del Carmen, recibir sus clases con normalidad cuando el municipio se inunde.

¿Cómo flota?

“El funcionamiento está basado en el principio de Arquímedes, según el cual los cuerpos flotan o se hunden, dependiendo de la densidad de los materiales”, explicaron Lina Cataño y Andrés Walker, diseñadores de la escuela. “Desde el nivel de piso el agua llega a 60 centímetros y la escuela empieza a flotar. Es como si tuviéramos un inflador de plástico que está sentado en tierra”, confirman. La estructura está apoyada en un sistema de sustentación (cuando se asienta en tierra) y uno de anclaje (cuando flota). La escuela de Sempegua tiene un puente de 70 metros de largo que la conecta con el terreno seco y que cuenta con una altura determinada para que la cuota de inundación no lo rebose. Lo curioso es que fue construido en madera plástica, a partir del reciclaje de vasos y palitos para el café. En los últimos 100 años se ha estudiado que el agua puede alcanzar un metro y medio de altura y las aulas tienen capacidad para estar a dos metros de altura.

El corregimiento de Sempegua se encuentra en la ciénaga de Zapatosa, lugar en el que confluyen los ríos Cesar y Magdalena, razón por la cual, la pesca, además de la agricultura y la ganadería es uno de sus principales sustentos. La manera de llegar allí, es a través de por carretera destapada a una hora de Chimichagua y cuatro desde Valledupar.

Esta es una respuesta favorable a las agresiones que se han causado al ambiente. Es una manera de adaptarse a lo irreversible, pero no nos puede hacer perder el rumbo de lo que sí se puede prevenir. No podemos olvidar que todos somos responsables de la tierra que Dios nos entregó y que Él nos pedirá cuentas de lo que hicimos con ella. “Las naciones se han enfurecido; pero ha llegado tu castigo, el momento de juzgar a los muertos, y de recompensar a tus siervos los profetas, a tus santos y a los que temen tu nombre, sean grandes o pequeños, y de destruir a los que destruyen la tierra.” Apocalipsis 11:18.

Katharine Hayhoe, una científica cristiana que trabaja en el campo del cambio climático, fue incluida en la lista de las 100 personalidades más influyentes que anualmente elabora la prestigiosa Revista Time.

La publicación norteamérica destaca que Katharine y su esposo, el pastor evangélico Andrew Farley, han escrito el libro definitivo para el creyente del amor al planeta tierra “Un clima para el cambio: Datos del calentamiento atmosférico basados en decisiones en la fe”.

Concepto que la científica explica en su página web “Junto con mi marido Andrew Farley, un profesor de lingüística aplicada y autor del best seller “Evangelio sin tapujos”, escribí “un clima para el cambio: Datos del Calentamiento Global de Decisiones basadas en la fe”, un libro que desenreda el complejo de la ciencia y aborda muchas ideas falsas arraigadas sobre el calentamiento global”.

Hayhoe es una científica atmosférica, profesora asociada del departamento de ciencias políticas y directora del centro de ciencias del clima de la Universidad Tecnológica de Texas en Estados Unidos. Así mismo es miembro de la organización Climate Voice y fundadora y CEO de Atmos Research, un centro de investigación que busca a través de la cooperación científica determinar como el cambio climático afecta la vida y la sociedad y buscar soluciones para los problemas relacionados en este.

Igualmente es asesora científica del Citizen’s Climate Lobby, del proyecto EcoAmerica MomentUs, de la Iniciativa de Energía y Empresa, la Red Evangélica Ambiental y de la International Women’s Earth and Climate Initiative.

“La evangelista ambiental”, como es identificada en la revista Time, ha escrito más de 100 artículos revisados ​​por otros científicos, resúmenes y otras publicaciones y muchos informes clave, incluyendo el Programa de Investigación del Cambio Global en EE.UU. el informe de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. y la tercera Evaluación Nacional del Clima en los Estados Unidos.

“Mi trabajo como evangelista del cambio climático se apareció en la serie documental “Years of Living Dangerously” y “The Secret Life of Scientists and Engineers”, y los artículos han aparecido en On Earth, Grist, LA Times, Climate Progress, entre otros. En 2012 tuve el honor de ser nombrada y estar en la lista de Christianity Today’s 50 Women to Watch”.

 

 

 

Adopte una mascota

14 Abr 2014
1920 veces

La insistencia de los hijos, el deseo de compañía o la ternura de un pequeño cachorro llevan a las personas o familias a recibir en su hogar a un nuevo integrante. Enamorarse de ellos es muy fácil pero, ¿qué se debe tener en cuenta antes de adoptar una mascota? Compartir el hogar con un amigo de cuatro patas leal, juguetón y divertido, es una decisión mucho más profunda que simplemente llevarlo a casa. Se trata de una serie de factores fundamentales que se deben evaluar antes de agregar un peludo integrante a la familia.

¿Por qué quiere un animal de compañía?

“Es increíble cuántas personas no se preguntan esto tan simple antes de acoger un animal de compañía. Adoptar un perro o gato simplemente porque es lo que la gente hace o porque los niños han estado lloriqueando por un cachorro generalmente termina en un gran error. No te olvides de que algunos de ellos pueden estar contigo 10, 15 o incluso 20 años”, asegura The Humane Society. Antes de hacerlo, es importante estar completamente seguro. Precisamente la entidad recomienda “piensa antes de adoptar. Compartir tu vida con un compañero animal puede traer compensaciones increíbles, pero sólo si estás dispuesto dedicarle el necesario tiempo, dinero, responsabilidad y amor por el resto de su vida”.

El amor no se compra

Adoptar una mascota implica conectar su corazón ante el sufrimiento de miles de perros y gatos sin hogar, al brindarles la sencilla oportunidad de recibir el amor que usted tiene para ellos, un hogar y mucha felicidad. Ante la duda entre comprar o adoptar, prefiera favorecer a quienes nada tienen. No se arrepentirá.

Necesitan amor

Tener una mascota implica cambiar ciertas rutinas. Ellos necesitan tiempo, cariño y muchos cuidados. Antes de adoptar, analice si usted puede brindarles todo esto y si puede sacarlos a pasear y recoger sus desechos diariamente. El médico veterinario de la Universidad de la Salle, Henry Benavidez, recomienda un gato para quienes no cuentan con mucho tiempo y un perro para quienes disponen mínimo de un par de horas diarias para sacarlos a pasear.

El bolsillo

Tener una mascota no es barato ya que debe contar con los gastos de vacunas, visitas al veterinario y a la peluquería, los elementos de aseo y la comida (que jamás debe ser sobrados de la suya) y que además dependen de la raza y clase de su mascota. La manutención anual de un perro pequeño está entre 500 mil y un millón de pesos y de uno grande hasta 2´500.000. En cuanto a los gatos, oscilaría entre los 400 y 800 mil pesos.

A la medida de su hogar

Para que su mascota tenga buena calidad de vida, debe estar en el espacio apropiado. Un perro pequeño de 10 kg puede vivir en un área de 40 a 60 m2 siempre y cuando salga a dar paseos de 2 a 3 veces por día. En cuanto a los perros grandes, se recomienda que vivan en casas, preferiblemente con patio, de un área de 100 m2. Los gatos necesitan entre 30 y 40 m2. Además, tenga en cuenta si las razas o clases son aptas para la edad de quienes piensan convivir con él y si hay alguna contraindicación médica, antes de adoptar.

¿Dónde adoptar?

Una vez tomada la decisión, después de haber evaluado cada uno de estos puntos, puede dirigirse a los centros especializados, donde se inicia un proceso de adopción. Este proceso generalmente incluye la entrega de ciertos papeles, una entrevista y una visita domiciliaria. En algunos lugares debe realizar una pequeña donación para contribuir al mantenimiento de los animalitos que se quedan. El beneficio fundamental es la compañía, pero además, la mascota es entregada completamente esterilizadas, desparasitadas, vacunadas y con placa de identificación.

Hechos&Crónicas recomienda cuatro fundaciones para iniciar el proceso de adopción:

•Fundación Katunos: www.katunos.org.co

•Adopta Bogotá: www.adoptabogota.com

• Fundación Canina Campoalegre: www.caninacampoalegre.org

•Fundación Patitas de la Calle: www.patitasdelacalle.org

 

 

La guerra por el oro azul

19 Mar 2014
2415 veces

Hechos&Crónicas da un vistazo a la problemática alrededor del líquido vital. Si nos ponemos a pensar, en un futuro cercano, las guerras no se librarán por el petróleo. Los países lucharán por el agua. Aunque no lo crea, el Planeta Tierra se está acercando rápidamente a una crisis mundial por este elemento conocido también como el oro azul. No piense que el agua va a durar toda la vida, esta se está acabando gota a gota, y muchos no se han dado cuenta.

Hasta qué punto, ¿una guerra?

A pesar de que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) asegura que “no existen indicios de que próximamente vayan a producirse «guerras del agua»”, varias entidades y especialistas dicen lo contrario.

De acuerdo con un informe del analista Russell Sticklor, del Instituto de Estudios Estratégicos Stimson Centre, publicado en el portal GulfNews, la próxima guerra global de Oriente Medio estallará por el agua. Una de estas guerras, opina Sticklor, ya ha comenzado parcialmente en Siria y, además, se está desarrollando con una crueldad sin precedentes.

Otro reporte elaborado por el ejército canadiense, titulado El Contexto de la futura seguridad 2008-2030, asegura que “la lucha entre los estados será por el control de recursos naturales tales como el agua y los alimentos y prevé la peor de las situaciones”. 

El estadounidense Lester Russel Brown, analista ambiental, fundador del Instituto Worldwatch, presidente del Earth Policy Institute y autor de más de 50 libros sobre temas ambientales afirma: “Ya empiezan a estallar conflictos por el agua en numerosas sociedades, por ejemplo en Etiopía, en la Bengala india, en Egipto, Sudán, China, río abajo y río arriba en el Yang-Tsé. Las tensiones son vivas incluso en el plano internacional. La meseta del Golán, que se disputan Siria e Israel es, en primer lugar, un depósito de agua en una región seca. El Éufrates es un tema de discordia entre Siria y Turquía, que está construyendo represas río arriba. Hasta los mexicanos comienzan molestarse cuando comprueban lo que queda del Colorado cuando cruza la frontera. La disminución del caudal de los cursos de agua no va a mejorar la situación”.

Cristian Frers, técnico superior en gestión ambiental, además, agrega:” El agua promete ser en el siglo XXI lo que fue el petróleo para el siglo XX, el bien precioso que determina la riqueza de las naciones. Sin embargo, 160 gobiernos reunidos en La Haya (Holanda) acordaron en el 2000 definir el agua como una necesidad humana y no como un derecho del hombre. No es pura semántica… Un derecho no se compra. En los últimos tiempos, las grandes corporaciones han pasado a controlar el agua en gran parte del Planeta y se especula que en los próximos años unas pocas empresas privadas poseerán el control monopólico de casi 75% de este recurso vital para la vida en el Planeta”.

El agua en la Biblia

Humberto Jiménez, profesor de estudios bíblicos de la Universidad de Antioquia, realizó una investigación sobre el agua en la Biblia y encontró estos interesantes datos:

La palabra agua aparece…

• 582 veces en el Antiguo Testamento.

• 80 veces en el Nuevo Testamento.

• La palabra mar es de las más frecuentes (395 veces) en hebreo y 92 en griego.

• Hay una terminología que se refiere a los fenómenos meteorológicos: lluvia (de otoño, de invierno, de primavera), rocío, escarcha, nieve, granizo, huracán; una terminología geográfica: océano, abismo, mar, fuente, (agua viva), río, torrente, (inundación, crecida); otra que se refiere al aprovisionamiento: pozo, canal, cisterna, aljibe; y también los términos que indican su uso: abrevar, beber, saciar la sed, sumergir (bautizar), lavar, purificar, derramar.

Por último, si nos ponemos a examinar un poco más la Biblia, encontramos que en el primer capítulo del Génesis y el último del Apocalipsis, se habla del agua.

La tierra era un caos total, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas. Génesis 1:2.

El Espíritu y la novia dicen: «¡Ven!»; y el que escuche diga: «¡Ven!» El que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida. Apocalipsis 22:17.

Recuerde que…

La escasez de agua, puede obstaculizar seriamente la vida diaria y el desarrollo en todo el mundo. Uno de los llamados que hace este año la ONU, es involucrar nuestros esfuerzos para conservar y proteger este recurso.

No la malgastemos. Tenga en cuenta que una persona puede sobrevivir un mes sin alimentarse, pero sólo siete días como máximo sin beber agua. ¿Está preparado para una escasez de agua? Creo que no.

Panorama del agua en Colombia

Según el Instituto de Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en los años 90 Colombia tenía alrededor de 737.000 cuerpos de agua entre ríos, lagunas y ciénagas. Ocupaba el 4º. lugar en el mundo con mayor cantidad de agua dulce por habitante. Actualmente, se ubica en el puesto 24 y cada persona dispone, en promedio, de 50.000 metros cúbicos al año; casi 137 al día.

De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), “las ciudades no tienen la infraestructura de acueductos, alcantarillados o manejo de aguas residuales. En este sentido, los retos aumentan cada vez más. Las proyecciones muestran que a 2030 la demanda de alimentos crecerá en 50%, y a 2050, en 70%”.

El agua en cifras…

¿Cuánta agua hay en el planeta? Así como el cuerpo humano se compone en un 70% por agua, la superficie del mundo también tiene el mismo porcentaje. Solo 2.5% es dulce y el 97.5% restante es salada. Aproximadamente el 70% del agua dulce está congelada en glaciares, en la humedad del suelo o yace en las profundidades de la tierra, inaccesibles para el hombre.

¿Sabe usted cuánta agua gastamos? Lavar la ropa: 60-100 litros. Limpiar la casa: 15-40 litros. Lavar la loza: 100 litros. Cocinar: 6-8 litros. Bañarse: 200 litros. Lavarse los dientes (cerrando el grifo): 1,5 litros. Afeitarse (cerrando el grifo): 3 litros. Lavar el carro con manguera: 500 litros. Descargar la cisterna: 10-15 litros. Riego de plantas domésticas: 15 litros. Beber: 1,5 litros.

¡Abundan cifras de escasez!

La Asamblea General de Naciones Unidas adoptó en 1993 el Día Mundial del Agua para celebrarse el 22 de marzo de cada año y así, los países actúen de forma efectiva para actuar frente a la escasez que ya están viviendo algunas naciones.

2.000 millones de personas en los años 2025 vivirán en países o en regiones donde la escasez de agua será absoluta. ¿Qué beberá la gente?

La meta 10 del Objetivo de Desarrollo del Milenio pretende “reducir a la mitad para el 2015 el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible a agua potable y a servicios básicos de saneamiento”.

80 países sufren debido a la falta de agua. En China, donde se concentra 1/5 de la población mundial y menos de 1/10 del agua del Planeta Tierra, se han secado 35% de los pozos.

4 de cada 10 personas en el mundo sufren por escasez de agua. 

 

Un estudio presentado por el Ideam prende las alarmas debido a que los glaciares del país se están derritiendo de forma incontrolable. Desde 1980 hasta 2010, el país ha perdido más de la mitad de sus zonas glaciares, y de 1850 hasta hoy se han extinguido 11 y únicamente sobreviven seis. Un panorama desolador en línea con la tendencia mundial de destruir el medio ambiente.

Con ocasión del Día Mundial del agua y del Año Internacional de la Cooperación en la esfera del Agua, nos hacemos dos reflexiones obligadas: ¿Se está agotando el agua en nuestro planeta? y ¿Qué consecuencias podría traer esto para el curso de nuestras vidas?. La decisión está entre: esperar ó actuar.

Entre Brasil, Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Venezuela, Surinam y la Guayana Francesa, se encuentra uno de los tesoros más preciados de la naturaleza, la Amazonía. Una vasta región de la parte central y septentrional de América del Sur que comprende la selva tropical de la cuenca del Amazonas.

Fuerte sequía azota a Colombia

16 Ene 2013
1958 veces

Durante meses recientes el país ha soportado agresivos contrastes climáticos: días de intenso calor y fuertes sequías o tardes de aguaceros torrenciales y frías madrugadas. Sin embargo, lo que se avecina para los próximos meses son temporadas secas mucho más fuertes que las que ha padecido el pueblo colombiano en semanas anteriores.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, el fuerte verano que se ha sentido en Colombia, y las grandes sequías, son sólo un pequeño abrebocas de las altas temperaturas que se aproximan, debido a que el fenómeno de El niño, responsable de estos cambios, únicamente alcanzó la fase de desarrollo entre agosto a noviembre de 2012, por lo que la fase de madurez y con ella las más fuertes temperaturas, llegarán entre diciembre de 2012 y febrero de 2013. Se espera que la fase de debilitamiento llegue durante el siguiente marzo.

El organismo explica que los aguaceros desaparecerán gradualmente, ya que se trató simplemente de las lluvias típicas de los meses de octubre y noviembre que sirvieron de paliativo para las altas temperaturas que regresan. "Es importantísimo aprovechar las lluvias, hacer uso eficiente del recurso hídrico, porque luego vendrá la temporada más seca del año, que comenzará en diciembre y se prolongará hasta mediados de marzo", según Ricardo Lozano, director del Ideam.

Frente a la desalentadora noticia del Ideam, el presidente Juan Manuel Santos se manifestó intentando concientizar a los colombianos de ahorrar agua: "Si vienen las lluvias, como deben venir en ciertas zonas del país entre septiembre, octubre y noviembre, hay que ahorrar agua, hay que guardar agua porque la sequía fuerte viene en enero, febrero y marzo".

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, aseguró que lo más grave está por venir y advirtió que "es necesario tomar todas las medidas humanamente posibles para afrontar el fuerte verano que se pronostica. Es cierto que actualmente hay situaciones delicadas con el verano, pero las más graves serán a partir de diciembre", anunció Restrepo y agregó que "si el verano se acentúa, va a haber un problema delicado en pasturas; entonces, por ejemplo, es prudente ir sembrando maíz para hacer un complemento forrajero para el ganado".

Así mismo, el Ideam precisó que hay ocho departamentos que ahora enfrentan una grave crisis por la sequía en Colombia, se trata de Huila, Tolima, Valle del Cauca, Cauca, Boyacá, Cundinamarca, Norte de Santander y Nariño. La situación, en vez de mejorar, tiende a empeorar, ya que el tiempo seco se mantendrá en estos departamentos, de manera que se reduce la cantidad de agua de algunas fuentes de captación de acueductos. Vale la pena recordar a Hageo 1: 9-13: Afirma el Señor Todopoderoso…Yo hice venir una sequía sobre los campos y las montañas, sobre el trigo y el vino nuevo, sobre el aceite fresco y el fruto de la tierra, sobre los animales y los hombres, y sobre toda la obra de sus manos”.

Lo anterior de Hageo, fue escrito en el año 520 a.C. pero parecería que fue redactado hace unos pocos días.

A partir de octubre, y por 60 días, fue declarada la urgencia manifiesta en el Huila para enfrentar la fuerte sequía que azota el departamento. Según el gobernador (e) y secretario de Agricultura del Huila, Alfonso Barragán, la crisis se declaró debido a los “453 incendios forestales que consumieron 4.159 hectáreas de tierra en 30 municipios; la muerte de 976 reses; la disminución de un 60 por ciento en la producción de leche y un 30 por ciento en la de carne, y el aplazamiento de la siembra de frutas y verduras por la falta de agua para el riego”.

El ministro Restrepo sostuvo que la situación en el Tolima tampoco es la mejor, ya que en la temporada de sequía se ha reportado la muerte de 1.610 reses; en algunos municipios se ordenaron racionamientos de agua y en otros más se están secando las fuentes hídricas.

En el norte del Valle la ola de calor ha hecho estragos retrasando los cultivos semestralizados y disminuyendo los ingresos de ciertas industrias, así como secando ríos y quebradas a una temperatura que supera los 36°C. El secretario de Desarrollo Agropecuario, Francisco Javier Ibáñez, afirmó que los sectores más afectados por el fenómeno del Niño son los ganaderos, caficultores y arroceros.

Pero ¿qué es el fenómeno de El Niño?

Es un cambio climático cíclico que consiste en cambiar los movimientos de las corrientes marinas para provocar una superposición de aguas cálidas sobre frías que caracterizan la corriente de Humboldt, aumentando de esta manera la temperatura.

Colombia había sufrido los estragos del fenómeno de El Niño durante los años 90, cuando debido a este cambio climático se secaron embalses y se obligó a generar racionamientos de energía diversas zonas del país.

“En esta oportunidad, la Dirección de Gestión del Riesgo se ha preparado para mitigar el riesgo de este fenómeno, con un plan de contingencia de cuatro fases que consiste en preparación, aislamiento, atención y recuperación”, según Carlos Iván Márquez, director de la entidad.

¿Por qué el cambio climático azota tan fuerte a los colombianos?

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la vulnerabilidad de los colombianos frente al cambio climático se debe a que “la mayor parte de la población se encuentra en las altas partes de las cordilleras donde se prevén problemas de escasez hídrica, inestabilidad de suelos; y en las costas, donde el aumento del nivel del mar y las inundaciones pueden afectar los asentamientos humanos y las actividades económicas clave”.

Así mismo explica que el país soporta una alta recurrencia de eventos extremos con una gran y creciente incidencia de emergencias asociadas al clima. “Colombia ha avanzado en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (OMD), pero estas metas son aún frágiles y marcadas por un escenario de conflicto social con grandes inequidades regionales y brechas sociales, y con un alto porcentaje de población vulnerable, que podría sufrir serios retrocesos en su desarrollo humano, a causa del cambio climático”.

Tristemente, la PNUD afirma que el cambio climático que soporta el país y que continúa en aumento, puede retrasar el desarrollo en Colombia, afectando la lucha contra la pobreza e impidiendo alcanzar los OMD, lo cual desencadenará nuevos conflictos sociales y ambientales debido a que se intensificará la vulnerabilidad de poblaciones y grupos marginales.

Se estima que el fenómeno de La Niña que azotó a Colombia con fuertes lluvias y graves inundaciones durante los años de 2010 y 2011 dejó pérdidas por $759.893 millones de pesos sólo en los sectores pecuario, avícola e infraestructura, sin contar las pérdidas en viviendas, transporte, acueductos y colegios, entre otros.

La sequía en la Biblia

La Biblia hace mención a fuertes sequías que provocaron grandes hambrunas en el pueblo de Israel, como consecuencia del comportamiento del hombre que lo obligaban a emigrar hacia otras regiones en busca de alimento y mejores oportunidades. Sequías y hambrunas como las que soportaron Abraham, Isaac y José, entre otros.

En la Biblia también se menciona en el libro de Deuteronomio que la sequía es una maldición anunciada por Dios como consecuencia por la desobediencia, pero también es una manera de preparar el terreno y el carácter, una forma en que Dios alista a sus hijos para que éstos vuelvan a Él su mirada, se arrepientan y caminen hacia Él (1 Reyes 8:37).

Es importante recordar que Dios dio órdenes a la humanidad de cuidar el planeta, por eso “tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara”, (Génesis 2:15). Dios no solamente entregó al hombre la tierra para que habitara en ella, sino también para que la cuidara, con el fin de que tuviera una vida feliz y abundante, pero también para evitar que el mismo deterioro trajera consigo cambios tan fuertes que pudieran acabar con la vida de todo ser vivo.

“Dios no solo entregó al hombre la tierra para que habitara en ella, sino también para que la cuidara con el fin de que gozara una vida feliz y abundante.”

 “La sequía, según la Biblia, es una maldición por la desobediencia del hombre anunciada en Deuteronomio. A veces la sequía es espiritual y causa grandes estragos.”

 

 

Mientras usted lee este artículo se están produciendo cientos de fenómenos que contribuyen al cambio climático, el calentamiento global y la destrucción de la capa de ozono, afectando considerablemente la estabilidad general de la tierra con los consecuentes reflejos en el deshielo de los glaciares, la sequía en muchos países, el desencadenamiento de terremotos y el acelerado aumento en el nivel de los mares.

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia