Martes, 23 Mayo 2017 20:22

Evidencias científicas de la creación

Iniciamos un fascinante recorrido por la creación. El poder de Dios y su sobrenaturalidad son reales, nada se creó porque sí, todo tiene una razón y está comprobada en la Biblia.

Científicos como Pascal, Newton, Kepler y Galileo, fueron hombres que creían y leían las Escrituras. El mismo Einstein admitió la existencia de un Creador y dijo: “Dios no puede jugar a los dados con el universo”.

Evidencia de la creación

“La misma creación a nuestro alrededor nos da testimonio de la imposibilidad de que todo surgiera como consecuencia de diversos -accidentesnaturales”: Armando Alducin. Ciertamente, la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los seres humanos, que con su maldad obstruyen la verdad. Me explico: lo que se puede conocer acerca de Dios es evidente para ellos, pues él mismo se lo ha revelado. Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa. Romanos 1:18-20.

1- Planeta Tierra

La búsqueda de alguna forma de vida en otros planetas ha llevado a muchos científicos astrofísicos a maravillarse de las increíbles condiciones que rodean a nuestro planeta para que la vida sea posible. Si tan solo consideramos los primeros “dos días” (Génesis 1:3b) de la creación (la creación de nuestra atmósfera y el establecimiento del ciclo hidrológico) y los factores para que hayan podido ser ciertos (dentro de la Ley de las probabilidades) es de ¡uno en cien trillones de trillones! Agregando los otros factores necesarios para la vida descritos a continuación en el libro del Génesis en un orden perfecto, ¿quién podría dudar que la Biblia es un libro sobrenatural?

La vida en nuestro planeta no podría existir...

- Si la Luna fuera más pequeña o más grande.

- Si la Tierra estuviera alejada del Sol entre un 2-5%.

- Si existiera otra Luna.

- Sin la perfecta velocidad de la rotación de la Tierra.

- Si la corteza terrestre fuera más delgada o más gruesa.

- Si tan solo hubiera un 1% de cambio en la luz solar.

- Si la combinación de los gases de nuestro aire no fuera perfecta (oxígeno 21%, nitrógeno 78% y argón, neón, helio, kriptón y xenón).

- Si la Tierra fuera más pequeña o más grande.

- Si la capa de ozono que nos rodea fuera más gruesa o más delgada.

2- El orden de la creación

Los eventos registrados en la Biblia acerca del orden, son asombrosos a la luz de los actuales descubrimientos científicos.

“Que sea la luz”

Y dijo Dios: « ¡Que exista la luz!» Y la luz llegó a existir. Génesis 1:3.

La Tierra está rodeada de un “espectro electromagnético” que hace posible las comunicaciones dentro de nuestro planeta y la transportación de todas las frecuencias y ondas de sonido que existen. Esto, ¡no existe en ningún otro planeta de nuestro sistema solar! Hasta hace pocos años se descubrió que la luz es tan solo una forma de energía. La introducción de la luz es un prerrequisito para la introducción de la vida (fotosíntesis).

Desarrollo del ciclo hidrológico

Y dijo Dios: «¡Que exista el firmamento en medio de las aguas, y que las separe!» Génesis 1:6. Las condiciones perfectas para la temperatura, la presión y la distancia del Sol, permiten todas las formas de la fórmula perfecta del agua (H2O líquidos, vapores y hielo), todas indispensables para la vida.

Formación de la tierra y mar

Y dijo Dios: « ¡Que las aguas debajo del cielo se reúnan en un solo lugar, y que aparezca lo seco!» Y así sucedió. A lo seco Dios lo llamó «tierra», y al conjunto de aguas lo llamó «mar». Y Dios consideró que esto era bueno. Génesis 1:9-10. La actividad sísmica y volcánica ocurre con una proporción exacta para permitir que el 30% de la superficie del planeta sea tierra. Los científicos han determinado que este es el radio ideal para promover las formas más complejas de vida.

Creación de la vegetación

Y dijo Dios: « ¡Que haya vegetación sobre la tierra; que ésta produzca hierbas que den semilla, y árboles que den su fruto con semilla, todos según su especie!» Y así sucedió. Génesis 1:11. La luz, el agua y el oxigeno, fueron el fundamento para la existencia de la vegetación, que fue la primer forma de vida.

Transparencia atmosférica

Y dijo Dios: « ¡Que haya luces en el firmamento que separen el día de la noche; que sirvan como señales de las estaciones, de los días y de los años… Génesis 1:14. Las plantas producen gradualmente 21% del oxígeno, esto y otros factores causaron una transparencia atmosférica para formar y permitir que “las lumbreras en los cielos” fueran hechas visibles en la superficie de la Tierra marcando también las estaciones del año, los días y las noches.

Creación de los cuerpos celestes

Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra. Génesis 1:1. La Tierra estuvo cubierta inicialmente por una capa gruesa de gas y polvo que no permitía que penetrara la luz. Esta es la situación normal de los planetas en su masa y temperatura. Las condiciones iniciales de la Tierra descritas en la Biblia (caos total, tinieblas, abismo Génesis 1:2) son aceptadas por la ciencia actual.

Creación de pequeños animales marinos y pájaros

Y dijo Dios: « ¡Que rebosen de seres vivientes las aguas, y que vuelen las aves sobre la tierra a lo largo del firmamento!» Génesis 1:20. Los científicos están de acuerdo que estas fueron las primeras formas animales de vida.

Creación de animales terrestres

Y dijo Dios: «¡Que produzca la tierra seres vivientes: animales domésticos, animales salvajes, y reptiles, según su especie!» Y sucedió así. Génesis 1:24. Las finales formas de vida creadas, antes que el ser humano, fueron los cuadrúpedos y roedores.

La creación del ser humano

…y dijo: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza… Génesis 1:26a. El ser humano fue formado físicamente del polvo de la Tierra. Actualmente se ha descubierto que los elementos químicos que la forman (cal, hierro, azufre, potasio, fluor, calcio, fósforo, cloro, yodo magnesio) y los gases que contiene (oxígeno, nitrógeno, carbono e hidrógeno)… ¡son los mismos que contiene el cuerpo humano!

No más creación

Desde el tiempo de la creación, Dios ya no ha creado nada nuevo, solo sostiene o mantiene su creación.

Fuente: “¿Creación o evolución?” y “Evidencias de la Biblia”, autor, Armando Alducin.

Foto: 123RF

Visto 766 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia